Seguro que tienes agua oxigenada en casa. Y es que este es uno de esos imprescindibles y básicos en nuestros botiquines. Pero más allá de utilizarla para las heridas, combatir los gérmenes y demás cuidados sanitarios, el peróxido de hidrógeno tiene también otras posibilidades de utilización que seguramente ignoras.

Apunta estos cinco usos que desconocías del agua oxigenada. A lo mejor alguno de ellos te saca de más de un apuro para la limpieza de tu hogar o para los imprevistos de tu vida diaria. Seguro que alguna de estas utilidades te sorprenderá.

Agua oxigenada para blanquear la ropa

ropa blanca
Fuente: Pixabay/Skitterphoto

Si quieres mantener alguna prenda de ropa o mantelería con un blanco impoluto o si las telas presentan un desagradable color amarillento, prueba a utilizar el agua oxigenada en vez de recurrir a un producto como la lejía. Tendrás que añadir una taza de agua oxigenada a la ropa blanca cuando la introduzcas en la lavadora.

Agua oxigenada para la limpieza del inodoro

Entre los usos para la limpieza del hogar en casa, el agua oxigenada es perfecta para limpiar el inodoro. Vierte media taza de agua oxigenada por la superficie de la taza del inodoro de forma uniforme. Puedes ayudarte de un pulverizador para ello. Deja que actúe durante unos 20 minutos. Luego, ya puedes limpiar con una bayeta y tirar de la cadena de la cisterna. Quedará limpio y desinfectado.

Agua oxigenada para limpiar rieles de aluminio

ventanas
Fuente: Pixabay/Pexels

Las canaletas y rieles de los marcos de las ventanas de aluminio suelen ensuciarse mucho y a menudo resultan problemáticos de limpiar si han acumulado polvo o tierra. El agua oxigenada para limpiar los rieles parece mágica cuando la usamos para esto. Primero pasa la aspiradora con la boquilla pequeña por los rieles para eliminar el polvo más superficial. Luego, solo tienes que verte una poca cantidad en las zonas sucias y dejar actuar un par de minutos. A continuación, pasa una bayeta o un paño de microfibra y verás cómo la suciedad se elimina sin dificultad y sin necesidad de frotar.

Agua oxigenada para limpiar las manchas de ropa

El agua oxigenada es perfecta para limpiar las manchas en la ropa de sangre o de vino, sobre todo, en prendas blancas y de color claro. En otros tejidos prueba primero en un extremo que no se vea. Para ello, deberás verter un poco sobre la mancha y dejar actuar unos minutos. Después, introduce la prenda en agua fría para que siga ablandando y enjuágala después con suavidad. No frotes o solo conseguirás que la mancha se extienda. Aplica un poco de jabón neutro sobre ella y métela en la lavadora.

Agua oxigenada para limpiar la plancha

plancha
Fuente: Pixabay/Michal_o79

Si en alguna ocasión has quemado alguna prenda con la plancha y la superficie sigue con esa mancha tan difícil de quitar, también puedes echar mano del agua oxigenada. Reacciona cuanto antes, desenchufa la plancha y rocía la parte manchada con agua oxigenada. Después necesitas un papel grueso o periódico para frotar hasta que desaparezca por completo.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here