Aunque cuando hablamos de determinados cálculos relacionados con la Seguridad Social o la vida laboral tendemos a creer que todos son muy complicados y que vamos a hacernos un lío si intentamos hacerlos, en ocasiones, no lo son tanto como solemos pensar.

Hoy nos centramos en concreto en la vida laboral para que no tengas problemas sobre cómo calcular la indemnización por despido, y de paso despejamos tus dudas sobre los conceptos que has de tener en cuenta para ello en los casos más frecuentes. ¡Vamos a ello!

Variables de la indemnización por despido

trabajador
Fuente: Pixabay/SnapwireSnaps

Para calcular la indemnización por despido hay una serie de factores a tener en cuenta. Estos variarán el resultado en función de la relación contractual de cada trabajador, puesto que el cálculo se realiza sobre variables tales como el salario, la antigüedad y el tipo de despido. Este último punto es especialmente relevante, pues no se cobra lo mismo si la indemnización trae causa de un despido improcedente, procedente o de otras formas de poner fin a la relación contractual.

Como resultado, para calcular la indemnización por despido debes averiguar cuál es tu salario diario; el tipo y calificación del despido; y la antigüedad en la empresa.

Cómo calcular el salario diario

Seguramente ahora te estás preguntando cuál es tu salario diario, y puede que no tengas muy claro cómo calcularlo. Para ello, coge tu nómina y mira cuál es tu salario bruto, es decir, la base de cotización de la Seguridad Social, y divide la cifra entre 30. Obtendrás tu salario diario.

Otra forma más exacta es calcular el salario anual, sumando los salarios brutos de los últimos 12 meses más las pagas extraordinarias y dividir la suma resultante entre 360. Es muy importante esta cifra y no confundirse y utilizar la de 365 días del año natural, porque estaríamos haciendo mal los cálculos.

De igual modo, en el supuesto de que cuentes con un sueldo variable, deberás sumar todas las bases de cotización de ese mismo año y dividir la cifra resultante entre 360 para obtener el salario diario.

Indemnización por despido improcedente

Una vez sepas cuál es tu salario diario, debes comprobar si tu despido es procedente o improcedente, pues según cada caso la indemnización se calculará con una fórmula u otra. En el supuesto de los despidos improcedentes, y si tu contrato es de fecha anterior al 12 de febrero de 2012, tendrás derecho a una indemnización de 45 días por año trabajado. Si el contrato es de fecha posterior, la indemnización será de 33 días por cada año trabajado.

Deberás multiplicar la cifra diaria de salario por el número de años trabajados por 45 días, para contratos de antes del 12 de febrero de 2012, y por 33 días por año trabajado para los de fecha posterior. Si los años no son exactos, puedes multiplicar el salario diario por el número de meses trabajados por 3,75 (45 días por año trabajado entre 12 meses), en el primer caso, y por 2,75 (33 días por año trabajado entre 12 meses) en el segundo.

Indemnización por despido procedente

euro
Fuente: Pixabay/geralt

La indemnización por despido procedente por causas objetivas se calcula de otra forma, ya que deberás contar 20 días por año trabajado. Pero además hay un tope máximo a cobrar: el correspondiente a 12 mensualidades. De nuevo, deberás multiplicar el sueldo diario por el número de años y por los 20 días por año trabajados.

Este cálculo coincide con el que se utiliza por despido colectivo, como un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) o una extinción de la personalidad jurídica, cuando se disuelve la empresa, puesto que en estos supuestos el trabajador también ha de cobrar una indemnización de 20 días de salario por año de servicio con un tope de 12 mensualidades.

No olvides que si el despido procedente es de carácter disciplinario, el trabajador no tiene derecho a indemnización alguna. En este caso y en el de la renuncia voluntaria al puesto de trabajo, a lo que único que tiene derecho el trabajador es al finiquito, que ha de cobrarse en absolutamente todos los casos.

Calculadora online

Si sigues teniendo dudas para los cálculos, pero tienes claro cuál es tu salario bruto, puedes utilizar la herramienta online gratuita del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que facilita calcular el importe de las indemnizaciones. Solo necesitarás el dato del salario, la fecha de inicio de la relación laboral y la fecha de finalización, y no tendrás que echar ninguna cuenta. Con solo esos datos, la calculadora ofrece todos los resultados posibles, desglosados en función de cada tipo de despido.

Por último, si tienes dudas sobre la indemnización que te ofrecen o el finiquito y crees que no están calculados correctamente o no estás conforme con el tipo de despido por el que se ha puesto fin a la relación laboral, o incluso consideras que estás siendo objeto de acoso laboral, no dudes en consultar con un abogado antes de tomar ninguna decisión. Saldrás de dudas y quedarás más tranquilo. En estos casos, más vale prevenir.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here