Cómo eliminar las hormigas del hogar

3 minutos

Las hormigas son inofensivas, aunque pueden transportar bacterias perjudiciales para nuestra salud. En verano, están especialmente activas, y son las hormigas exploradoras las que salen a la búsqueda de comida para volver al hormiguero, avisar a sus compañeras y regresar para cargar el sabroso botín. Por ese motivo es habitual que aparezcan en el jardín o que te sorprenda encontrártelas en casa en esta época del año.

Sin embargo, hay varias opciones para librarse de ellas. Así es como puedes eliminar las hormigas del hogar y las pautas que debes seguir para que no vuelvan a aparecer. Toma nota de todas ellas.

Cómo evitar la presencia de hormigas

Hormigas en sandía
Hormigas en sandía/Foto: Pixabay

Ante de tener que eliminar a las hormigas, lo mejor es evitar que aparezcan. Para mantener las hormigas lejos de casa recuerda barrer tu cocina a diario, y tener limpias las encimeras y la mesa. Los restos de comida, migas y azúcares atraen no solo a las hormigas sino también a todo tipo de insectos. En esto, la higiene es la clave de la prevención. De igual modo, asegúrate de que cualquier agujero del exterior por el que pueden colarse esté bien sellado. No les facilites la entrada.

Vinagre blanco

Si ya han aparecido las hormigas en tu casa, hay una serie de productos naturales con los que puedes eliminarlas. Lo primero que has de saber es que determinados olores las repelen, por lo que muchos de estos remedios se basan en ese hecho.

Uno de los métodos más efectivos es utilizar vinagre blanco en aquellos rincones y superficies por donde hayas visto hormigas o por donde no quieres que pasen. Este vinagre es capaz de matarlas, además de actuar como repelente. El olor les desagrada tanto que incluso puede percibirlo cuando se ha secado. Utilizar un pulverizador para rociar el vinagre por donde desees. No olvides las ventanas y la parte de abajo de las puertas.

Limón

Pulverizador de limón y vinagre
Pulverizador con limpiador de limón/Foto: Unsplash

El limón es otro repelente natural con el que combatir las hormigas, ya que además de enmascarar el olor a comida también eliminar cualquier rastro de feromonas. Puedes rociar el zumo de limón por donde no quieres que pasen las hormigas o por donde las hayas visto, al igual que el vinagre, pero también puedes cortar unas rodajas de limón y colocarlas por la cocina.

Lavanda y canela

Canela en polvo y canela en rama
Canela en polvo y canela en rama/Foto: Pixabay

La lavanda y la canela son otras opciones estupendas que deberás usar por separado. Su intenso olor tampoco gusta nada a las hormigas, además de que ayuda a que se desorienten. Coloca las ramitas de lavanda en sitios estratégicos de tu hogar y de tu jardín, un buen lugar para tenerla plantada.

La canela en polvo puedes espolvorearla por las zonas que desees, pero también puedes colocar unas ramas de canela en lugares por donde suelen entrar las hormigas en tu casa para que dejen de hacerlo.

Menta

menta
Menta en maceta/Foto: Pixabay

La menta no gusta nada a las hormigas, así que también puedes utilizarlas como repelente. Con ella tienes dos posibilidades. Puedes usar las hojas de menta fresca o incluso las bolsas de menta de las infusiones para colocar por puertas y ventanas, así como en las grietas y agujeros por donde no quieres que se cuelen las hormigas.

Otra posibilidad es usar un aceite esencial de menta que puedes rociar en sitios estratégicos o dejar caer unas gotas. En cualquiera de las formas que la uses, la menta es sumamente efectiva.

Granos de café

café
Granos de café/Foto: Pixabay

Las hormigas no son cafeteras. Huirán del olor a café si lo colocas en la entrada de la cocina, por puertas y ventanas o en los bordes de la terraza. Puedes utilizar café molido, pero ten en cuenta que la forma más eficaz a la hora de recurrir a este método es el café en grano.

Pimienta negra

Granos de pimienta negra
Granos de pimienta negra/Foto: Pixabay

La pimienta negra es otro repelente natural que resulta efectivo contras las hormigas y muchos otros insectos. Tiene propiedades irritantes y un olor intenso, una combinación perfecta para que disuada a estos intrusos de entrar en tu casa. Espolvorea la pimienta negra en los zócalos, por debajo de las puertas y el borde de las ventanas para que no se cuelen por esos espacios.

Remedios químicos

Además de esos repelentes naturales, también puedes recurrir a remedios químicos, aunque siempre es preferible que pruebes con los primeros antes de valorar otras opciones. Es posible recurrir a insecticidas en espray y granulados, así como a cebos en distintos formatos para atraer a las hormigas. Se desaconseja el uso de este tipo de productos si tienes en casa niños pequeños o animales de compañía, por el riesgo que podrían correr aquellos en el caso de tocarlo o ingerirlo.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.