Las casas prefabricadas se abren paso en España cada vez con más fuerza, como alternativa a los elevados precios de la vivienda tradicional de obra en el mercado inmobiliario. De hecho, estas casas prefabricadas suelen costar entre un veinte y un cuarenta por ciento menos que una casa “de obra” y el tiempo de construcción se acorta entre un cincuenta y un setenta y cinco por ciento, respecto a la construcción tradicional de los inmuebles, lo que a su vez reduce considerablemente los tiempos de espera.

Cómo encontrar las mejores casas prefabricadas

Casas Prefabricadas – Foto de Facilhouse

En pocas palabras: usted puede elegir entre comprarse una nueva casa como se ha hecho siempre, pagando una entrada y teniendo que esperar varios meses, incluso más de un año, hasta que acabe de ser construida para poder habitarla, o bien encargar una casa personalizada, a su gusto, casi por la mitad de precio y pudiendo entrar a vivir en ella en un tiempo récord.

Hay casas prefabricadas para todos los gustos y estilos y adaptadas a todas las necesidades, orografías y terrenos. La cuestión es, como decimos, cómo encontrar las mejores casas prefabricadas, de calidad exactamente igual a las mejores viviendas tradicionales. Y la respuesta es clara para quien conoce Facilhouse.

Casas por doce mil euros

Hay casas prefabricadas por tan sólo doce mil euros; casas prefabricadas de sesenta metros cuadrados emplazadas en la Manga del Mar Menor (Murcia) por menos de cincuenta mil quinientos euros, hechas con acero y hormigón, que albergan dos dormitorios y cuentan con un cuarto de baño, ideales para dos o tres veraneantes o para personas que quieran gozar de un paisaje y un entorno natural privilegiados a un precio que se podría calificar como “de ganga”…

Casas prefabricadas de madera, con dos dormitorios y más de cincuenta metros cuadrados, por menos de cuarenta y tres mil euros…

La oferta es cada vez mayor y las calidades de fabricación son óptimas, cumpliendo escrupulosamente todos los estándares de la construcción y la seguridad para la habitabilidad.

El problema, por tanto, no es dar con un modelo que te guste, puesto que la oferta de las casas prefabricadas se ha multiplicado en los últimos tiempos.

La clave está en dar con un fabricante de confianza que se ajuste a una óptima relación calidad / precio. Y claro, esto en un país como el nuestro, donde aún no hay una gran tradición de la vivienda prefabricada (al contrario de otros países, como Estados Unidos), puede resultar algo más complicado que encontrar un piso tradicional en un inmueble construido con los métodos tradicionales de siempre.

Una amplia gama de casas

En la página web de Facilhouse, el usuario puede escoger entre una amplia gama de casas prefabricadas.

Las hay de madera, con panel sándwich (es decir, una estructura hecha generalmente con tres capas, que constituyen un núcleo de baja densidad y una capa delgada de piel adherida a cada lado: una combinación de gran rigidez estructural, poco peso y bajo coste). Casas prefabricadas de hormigón (las hay de verdadero lujo, por menos de cincuenta mil euros) y hasta “mini casas” y casetas para el jardín, para hacer un cuarto anexo para invitados, e incluso “mini casas” para las mascotas, o para hacer un pequeño almacén doméstico, o un cuarto trastero, o para habilitar un cuarto de baño suplementario de la vivienda…

Versatilidad, usabilidad…

Facilhouse ofrece, además, un interesante blog, en el que se dan varias orientaciones a los usuarios interesados en comprar una casa prefabricada. Un blog que contiene información acerca de dónde se puede enclavar una de estas construcciones (¿en terreno clasificado como rústico, o tan sólo en suelo urbano?), qué incluye una casa prefabricada “llave en mano”, cuánto dura una vivienda de estas características, etc…

Estas casas destacan por su versatilidad y usabilidad, pues pueden ser aprovechadas para múltiples funciones. Pero la cuestión clave, y la que más suele preocupar a alguien que se plantea comprar una casa prefabricada, es lo que se tarda en construir una casa prefabricada.

Otra ventaja es la sostenibilidad y el ahorro energético que representan estas construcciones.

El tiempo de construcción de una casa prefabricada es una de sus mayores ventajas. Esto es debido a que “el grueso de la casa prefabricada se fabrica en taller, de forma industrializada”, se puede leer en el blog.

Elegir una empresa de casas prefabricadas

La experiencia ha demostrado que alguien que tiene decidido construirse una casa prefabricada (de hormigón, de acero, de madera, modular, etc…) pasa meses recabando información para elegir una.

Éste es el fin de la página de Facilhouse: ayudar en el proceso de elección. Facilhouse tiene un buscador y un comparador entre las diferentes empresas del mercado. El usuario puede encontrar en la web la que mejor se adapte a sus necesidades.

Documentación técnica. Debe de ser preparada para ser enviada al Ayuntamiento y obtener la licencia de obras. Incluye el levantamiento topográfico, el estudio geotécnico y el propio proyecto de ejecución. La licencia de obra en una casa prefabricada tarda lo mismo que en una vivienda tradicional.

*Contenido elaborado en colaboración con una marca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here