El humus o hummus es una de esas comidas que, si no has probado nunca, cuando lo hagas, no vas a dejar de preparar y saborear. Y es que esta receta de la gastronomía árabe es una de las más sabrosas que puedes degustar, siempre perfecta para resolver una cena o una comida apurada de manera sana y saludable.

Sin duda, resulta una forma estupenda de consumir legumbres y si a los más pequeños de la casa no les convencen otras elaboraciones y las rechazan, seguro que de esta forma las toman. Hoy te enseñamos cómo hacer hummus casero para que lo incluyas en tus menús cuando te apetezca.

Qué es el hummus

garbanzos
Fuente: Pixabay/PDPics

El hummus es una de las preparaciones típicas de la cocina árabe, la cual se consume desde hace siglos, aunque en los últimos años se haya puesto de moda e incluso puedas encontrar los tarros de hummus preparado en la sección de refrigerados del supermercado. No obstante, ten por seguro que estos productos que encontrarás a la venta no tienen nada que ver con el que puedes preparar en casa. La diferencia de sabor es notable.

En árabe, hummus significa garbanzos, así que ya puedes imaginar cuál es la legumbre estrella en su elaboración más tradicional. El consumo de este plato te aportará proteínas, vitaminas, minerales, hidratos de carbono, fibra y grasas saludables, por lo que vale la pena incluirlo en nuestra dieta.

Ingredientes para preparar hummus

hummus
Fuente: Pixabay/Ajale

Para preparar hummus para 4 personas necesitas 250 gramos de garbanzos cocidos, 2 cucharadas de tahini, 2 dientes de ajo, medio zumo de limón, aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal, 6 cucharadas de agua, pimentón y unas pocas semillas de sésamo.

El ingrediente más especial es el tahini o tahina que, hasta hace relativamente poco tiempo, podía ser una auténtica odisea encontrar en algunos lugares, aunque comienza a hallarse fácilmente en ciertos supermercados y grandes superficies, además de en tiendas especializadas. No obstante, comprarlo no es la única opción. Ten en cuenta que la pasta de tahini se prepara con semillas de sésamo tostado y aceite, por lo que puedes animarte a hacer tahini en casa tú mismo. Además, es uno de los ingredientes habituales en la cocina de Oriente Próximo, así que seguro que la usarás más de una vez cuando le cojas el gusto.

Receta de hummus

humus
Fuente: Pixabay/danad94d

Enjuaga bien los garbanzos cocidos, para el caso de que los hayas comprado en bote, y ponlos en un recipiente o en el vaso grande de la batidora o en el robot de cocina, ya que la preparación del hummus es tan fácil como usar uno de estos aparatos. Luego añade los dientes de ajo pelados, la sal, el limón, el tahini, el agua y un chorro de aceite de oliva. Deberás triturar todo muy bien con la batidora hasta obtener una masa uniforme. Puedes probar por si ves que está corto de sal y añadir un poco más.

Una vez esté lista la masa, aliña con el pimentón al gusto. A nosotros nos encanta con pimentón picante, pero aquellos que no podáis tomar picante o que no os guste, podéis sustituirlo por pimentón dulce sin problema. Luego echa por encima unas semillas de sésamo y también puedes añadir algún pistacho picado.

Realmente el truco para obtener un buen hummus en lo que a la preparación se refiere es contar con unos ingredientes de primera calidad y con una buena batidora o robot de cocina. Ten en cuenta que necesitarás un pequeño electrodoméstico con potencia suficiente para triturar las legumbres, o si no verás que no logra que la pasta adquiera esa textura de fino paté. Para el caso de que esto te suceda, puede que tengas que acabar removiendo a pulso. No te quedará una masa tan fina, pero sí estará igual de sabrosa.

Cómo servir el hummus

humus
Fuente: Pixabay/jcvelis

Lo más frecuente es acompañar el hummus de un buen pan de pita u otro tipo de pan de corteza recién tostado. También está muy bueno con picos o regañás, e incluso hay quien lo toma con nachos. Asimismo, es habitual usarlo para preparar canapés y bocadillos.

Si buscas una comida todavía más saludable, puedes tomarlo con verduras crudas como zanahorias y apio. Y si buscas algo todavía más potente para un plato principal, sírvelo con unas albóndigas o barritas de pescado blanco fritas o con unos finger de pollo.

En todo caso, ten en cuenta que la textura es similar a un paté, solo que elaborado con garbanzos, así que no es de extrañar que la mayoría demos cuenta de él con un pan de calidad.

Recuerda que el hummus se caracteriza por su gran poder saciante y que por ello quita el hambre muy rápidamente. De tal manera, es una receta saludable con mucha fibra y evitará que estés picando entre horas. Así que olvídate de pensar que el hummus engorda mucho, no te excedas en su consumo y disfruta de su sabor y de sus propiedades beneficiosas para la salud.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here