Seguro que si, como nosotros, te preocupas en reciclar todo el papel y el cartón que generas en tu hogar, te has cuestionado más de una vez cómo coger todos esos folios usados tuyos y de los niños y fabricar papel por tu cuenta para reutilizar.

El papel artesanal que puedes preparar tú mismo te servirá para todo tipo de manualidades, además de para su uso habitual. Así que te animamos a que te pongas manos a la obra y te explicamos cómo hacer papel reciclado en casa, de una forma muy sencilla y de otra algo más compleja. Si tienes niños pequeños, puedes invitarles a que te ayuden. Seguro que les entusiasmará.

Materiales para fabricar papel reciclado casero

papel
Fuente: Pixabay/fill

Antes de ponernos manos a la obra, habremos de recopilar todos los materiales necesarios para fabricar el papel reciclado casero. El principal, por supuesto, es el papel usado. Te valdrá cualquiera salvo el que esté plastificado. Lo mejor para que te inicies en la fabricación es usar los típicos folios, papel de impresora y papel de agendas viejas, así como las hojas de cuadernos de notas y de libretas que hayas pintado o anotado y que vayas a tirar.

También necesitarás tijeras, un recipiente grande de plástico o metal, como puede ser un bol de gran tamaño, un cubo o una tina, una batidora con elevada potencia, un escurridor, una esponja, una malla y telas que no te importe desperdiciar, como una sábana vieja, trapos o toallas. Ten en cuenta que lo mejor es que utilices un tamizador con un marco o bastidor en el que colocar la mosquitera o malla, que puedes realizar tú mismo o comprar preparado.

Cómo preparar la pulpa de papel

Para obtener la pulpa de papel, deberás cortar el papel usado en trozos muy pequeños. No te preocupes porque no tienen que ser iguales, así que puedes hacerlo a mano o con la ayuda de las tijeras. Si tienes trituradora de papel, te facilitará la tarea.

Una vez que todo el papel esté cortado, introdúcelo en el recipiente de gran tamaño que hayas elegido o directamente puedes ir cortándolo y echándolo en él. Después deberás añadir el doble de agua caliente que de papel. Deja este en remojo durante un día. La idea es que absorba el agua. Luego, es cuando deberás mezclar todo bien hasta conseguir esa pasta característica. Lo mejor es utilizar para ello la batidora potente o una licuadora, aunque también hay una forma de hacerlo sin necesidad de ella. Te explicamos ambas.

Papel reciclado con batidora

papel reciclado
Fuente: Pixabay/weinstock

Bate la mezcla con una licuadora o una batidora hasta obtener una pasta que no debe quedarte ni muy aguada ni muy espesa. Puedes agregar más o menos papel o agua durante el proceso para ello. Una vez esté lista, hay que colocarla sobre el escurridor y aclararla con agua fría. Vuelve a escurrir luego para eliminar del todo el exceso de agua y extender la pasta de papel encima de la malla. Para ello puedes ayudarte de un rodillo. Ten en cuenta que este es el momento de decidir el tamaño que le vas a dar a tu papel. En el supuesto de vayas a usar un bastidor, la medida del papel será la de este.

Después de que hayas extendido la pasta, pasa una esponja sobre ella para secar el agua sobrante. A continuación, vuelca la hoja en la tela vieja, y pasa de nuevo la esponja sin retirar la malla. Quita entonces esta y tapa con más tela para conseguir que el papel se seque por ambas caras. Pon peso encima para que no se ondule. Si lo dejas reposar toda la noche, obtendrás tu papel reciclado casero, seco y listo para usar.

Papel reciclado casero sin bastidor ni batidora

La fórmula más fácil, ideal para principiantes y para niños, es fabricar tu primer papel reciclado sin necesidad de usar un bastidor ni una batidora. Los primeros pasos son los mismos: cortar el papel en trocitos, añadir el agua y dejar reposar todo un día.

Después, solo tienes que escurrir en un colador la pasta obtenida para eliminar el agua y revolver y frotar con las manos. Luego, debes extender esta pulpa sobre el fondo de una bandeja mientras lo vas aplanando o bien de forma manual o usando una cuchara. Esta bandeja tienes que ponerla al sol durante un par de días, para conseguir que seque. A continuación, podrás retirar el papel de la bandeja y te encontrarás con tu hoja de papel reciclado.

Papeles reciclados caseros decorativos

papel
Fuente: Pixabay/FreeCreativeStuff

Si quieres crear un papel reciclado casero especial para tus manualidades y proyectos de scrapbooking, queda precioso si añades como materia prima pétalos de flores o restos de hilos. Deberás hacerlo después de usar la licuadora o la batidora, es decir, una vez la pasta esté lista. El motivo es que si los agregas antes los destruirás por completo y no obtendrás el efecto deseado. De manera que debes mezclarlos de forma manual.

Ten en cuenta que solo podrás añadir unos pocos si no quieres que la pasta pierda consistencia. Si vas a utilizar mucha cantidad, tendrás que incluir otros ingredientes como almidón de máiz o pegamento. Obtendrás un hermoso papel reciclado decorativo con flores secas.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here