Si hace algún tiempo os contábamos cómo era posible preparar en casa tu propio detergente para la lavadora, hoy vamos a explicarte cómo puedes hacer suavizante casero. Y es que te vamos a mostrar cuatro recetas caseras con las que puedes preparar algo tan útil como el suavizante para hacer la colada.

No te saldrá nada caro, ya que la base se elabora con ingredientes naturales que encontrarás en cualquier casa, aunque si utilizas algunos productos arómaticos el precio puede ser algo más elevado. Pero pongámonos manos a la obra para preparar suavizante para la ropa en casa.

Suavizante con vinagre y bicarbonato

bicarbonato
Fuente: Pixabay/Monfocus

Una de las primeras recetas para fabricar suavizante casero de forma artesanal es utilizar vinagre y bicarbonato. Para que la mezcla tenga un aroma estupendo que se impregne en tu ropa también necesitarás una docena de gotas de aceite esencial como máximo, aunque si lo prefieres puedes prepararlo sin añadirlas.

Mezcla 6 tazas de vinagre y 1 taza de bicarbonato en un bol. Añade este con cuidado, ya que verás como va subiendo la mezcla. Luego, añade las gotas de aceite esencial. Cuando la espuma se asiente tras revolverlo rellena la botella que desees y ya tendrás tu suavizante listo para usar.

Suavizante casero de lavanda

aceite de lavanda
Fuente: Pixabay/Devanath

Otra de las recetas para preparar suavizante casero es utilizar simplemente vinagre y aceite de lavanda. Como esta cantidad va a ser más que la anterior receta, tendrás que usar un recipiente grande para la mezcla y varias botellas para rellenar.

Necesitas 4 litros de vinagre y unas 20 gotas de aceite de lavanda. Remueve bien y vierte la mezcla en el interior de las botellas. Ten en cuenta que para cada carga de lavado deberás usar una taza como medida, que tendrás que añadir en el momento del aclarado. Para almacenarlo debes saber que solo dura un par de meses y que no lo debe dar la luz solar directa.

Suavizante con sal marina

Sal de mar
Fuente: Pixabay/Rupert Kittinger-Sereinig

Otra fórmula para fabricar suavizante en casa es usar como ingredientes un par de tazas de sal marina, media taza de bicarbonato y unas 25 gotas de aceite esencial. Vierte en un bol la sal marina y ves añadiendo despacio el bicarbonato mientras revuelves con una cuchara o pala de madera. Agrega gota a gota el aceite esencial sin dejar de revolver y déjalo reposar. Como resultado tendrás un suavizante casero en polvo, que puedes echar en el cajetín de la lavadora o diluirlo en agua antes de verterlo.

Suavizante con acondicionador

Por último vamos a daros una receta que cuenta con un ingrediente que no tiene por qué ser natural, pero que resulta muy útil para que puedas seleccionar el que desees. Nos referimos al acondicionador o mascarilla para el pelo, al que solo le has de añadir agua caliente y vinagre.

Las proporciones son 5 tazas de agua y 3 de vinagre blanco para una taza de acondicionador. Para cada lavado puedes utilizar unos 100 o 120 mililitros. Te sorprenderá el resultado. Además es una buena manera de reciclar el acondicionador del cabello si has comprado alguno que no usas porque no te da resultado en tu pelo.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here