Cuando llega el calor, nuestras plantas y el resto del jardín requieren unos cuidados especiales para que no terminen padeciendo las altas temperaturas y algunos ejemplares acaben secos o enfermos. Para que puedas adoptar los mejores hábitos para evitarlo, te aconsejamos cómo cuidar el jardín en verano.

Consigue que tu jardín siga siendo ese rincón paradisiaco, verde y relajante, perfecto para sentarse en buena compañía con una limonada o, a solas, con un buen libro.

Hora de regar

Riego
Fuente: Pixabay

Una de las primeras costumbres que debes adoptar para cuidar tu jardín en verano es la frecuencia y la hora de regar. Y es que el riego debe realizarse a primera hora de la mañana o a última de la tarde o, en caso contrario, lo único que conseguirás será quemar las hojas y la hierba. Además, si riegas a primera hora o al atardecer, la tierra permanecerá húmeda más tiempo.

Ten en cuenta que es más recomendable regar en abundancia las plantas dejando pasar cierto tiempo entre un riego y el siguiente, sin aportarles más agua de la necesaria, para que las raíces se encharquen bien y se vuelvan resistentes en caso de sequía.

Cortar el césped

Cortar el césped
Fuente: Pixabay

En lo que respecta al césped, no cometas el error de cortarlo demasiado en verano. Debe estar algo más alto de lo que seguramente crees, porque así protegerá la raíz de los fuertes rayos de sol. En consecuencia, en vez de dejarlo muy corto, lo mejor es segar el césped con frecuencia. Pero tampoco debes abusar del riego, ya que la hierba se habitúa fácilmente a lo que la acostumbres.

Cuidar las flores

Dalias
Fuente: Pixabay

Si tienes la posibilidad de cambiar las flores para aprovechar las de la temporada de verano, no dudes en plantar petunias, claveles, verbenas o dalias. Recuerda que las debes ordenar por alturas, situando las más altas en las parte de atrás.

Es necesario quitar las flores secas a mano de la planta, para que puedan seguir germinando capullos. También puedes hacerlo con tijeras, siempre que cortes el tallo justo en la base de la flor.

Acolchar la superficie

Jardín
Fuente: Pixabay

La mayoría de las plantas necesitan que se proteja la superficie de la tierra o su base para mantener el nivel de humedad del suelo. Este acolchado puedes realizarlo con corteza de árbol, conchas o piedrecitas, o incluso combinar varios elementos de manera que contribuyan a decorar tu jardín. Ten en cuenta que estos acolchados resultan muy útiles para proteger de las temperaturas extremas.

Abonar el jardín

Jardín
Fuente: Pixabay

Deberás abonar el jardín según su necesidad, es decir, si tiene muchas plantas con flores y arbustos, una buena cantidad de abono será fundamental. El mejor momento del año para ello es la primavera y el verano, cuando las plantas aceleran su crecimiento. Te recomendamos seleccionar abonos orgánicos, los cuales puedes encontrar en hipermercados y establecimientos especializados. Para las macetas y las jardineras puedes aprovechar para adquirir fertilizantes líquidos, que puedes agregar al agua de riego.

Sea como sea el fertilizante que utilices, respeta las cantidades recomendadas por el fabricante en sus instrucciones, pues un exceso de abono en la planta puede provocar el efecto contrario al que esperas conseguir, ya que podrías quemarla.

Si además de todos estos cuidados, te animas a hacer alguno de estos proyectos DIY para tu jardín, ya solo te quedará disfrutar de tan privilegiado entorno durante el verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here