Los registros de insolvencia patrimonial, conocidos popularmente como listas de morosos, son ficheros de datos que recogen los nombres de las personas físicas o jurídicas que deben una cantidad de dinero que no ha sido pagado. Al tratarse de ficheros de datos, las listas de morosos se rigen según la Ley Orgánica de Protección de Datos.

El acreedor, es decir, la persona a la que le debemos la cantidad por la que hemos sido inscritos en la lista de morosos, tiene la obligación de informarnos de que vamos a aparecer en la lista por motivo de esa deuda contraída. Ocurre que, a veces, esa notificación nunca llega por algún error en la cadena de comunicación. Puede ocurrir, por ejemplo, que nos hayamos mudado de vivienda y que la notificación se haya enviado al domicilio anterior, que es del que tenía constancia el acreedor.

Ahorro

Por ley, los datos de una deuda que aparezcan en una lista de morosidad pueden permanecer en dicha lista un tiempo máximo de 6 años. Pasado ese tiempo, esos datos deben desaparecer independientemente de si la deuda ha sido satisfecha o no.

Existen varias listas de morosidad, aunque la más popular es el ASNEF. Cualquier empresa financiera o de otra naturaleza inscritas en algunos de estos registros, puede consultar en cualquier momento si una persona en cuestión forma aparece en esas listas.

Aparecer en un registro de insolvencia patrimonial puede generar los siguientes problemas:

  • No poder solicitar un crédito
  • No poder cambiar, por ejemplo, de compañía telefónica.
  • Reputación personal perjudicada.

Los derechos ARCO

dinero
Fuente: Pixabay

Cualquier persona cuyo nombre aparezca en una lista de morosidad dispone por ley de 4 derechos, que reciben el nombre de derechos ARCO. Cada una de las letras se corresponde con uno de los 4 derechos existentes: acceso, rectificación, cancelación y oposición.

El derecho de acceso

Como ciudadanos tenemos el derecho de poder acceder a una lista de morosidad. Dependiendo de la lista que pretendamos consultar deberemos realizar unos trámites u otros. ¿Cómo saber si estoy en ASNEF?

En este caso concreto, será necesario realizar una solicitud a través de un formulario, descargable, en el que introducir los datos personales y presentar la fotocopia del documento nacional de identidad. La presentación de estos dos documentos se puede hacer de forma telemática o mediante correo postal ordinario. Solicitar la gestión no cuesta dinero, es gratuito.

Derecho de rectificación

Cualquier persona que aparezca en un registro de insolvencia patrimonial tiene el derecho a solicitar una modificación de los datos, siempre y cuando, los datos que figuren sean incorrectos y no se correspondan con la verdad. Y esto se puede hacer en ASNEF, en RAI o en CCI.

Derecho de cancelación

Toda persona incluida en una lista de morosos puede, en cualquier momento, cancelar su presencia, aunque bien es cierto que para hacerlo deberá subsanar la deuda contraída. Eso sí, una vez cancelada, los datos de esa persona deben ser borrados de la lista.

Derecho de oposición

El último de los derechos a los que se pueden acoger los integrantes de una lista de morosidad es a negar la deuda por la que sus datos están incluidos en dicho registro. Para ello, deberán presentar la documentación pertinente que acredite que esa deuda no existe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here