En algún momento de nuestra vida es bastante probable que terminemos vendiendo o comprando un vehículo de segunda mano. Y como lo que importa es lo que queda estipulado por escrito y lo que podemos demostrar con papeles, resultará imprescindible que realicemos la transacción con un documento legal de compraventa de un vehículo.

Para facilitarte la tarea, ya seas comprador o vendedor, hoy te explicamos cómo tiene que ser el contrato de compraventa de un coche para tener la seguridad de que, si pasa cualquier cosa, no vayas a tener ningún problema.

Partes del contrato

coche
Fuente: Pixabay

Uno de los primeros detalles en los que hay que reparar a la hora de comprar y vender un coche es si la compraventa se realiza entre particulares o si alguna de las partes es una empresa. La diferencia es fundamental por el tipo de contrato que habrá que firmar en uno u otro caso. Entre particulares, será necesario un contrato civil, mientras que si el vendedor es una empresa, necesitaremos un contrato mercantil.

En cualquier caso, en el documento han de constar todos los datos identificativos de las partes intervinientes: nombre y apellidos, número de Documento Nacional de Identidad o identificación oficial correspondiente, dirección y teléfono, así como el lugar y la fecha de firma del contrato. El documento deberá ser firmado por duplicado en todas y cada una de sus páginas por vendedor y comprador, y será entregada una copia a cada uno de ellos. Además, el vendedor deberá quedarse con una fotocopia del DNI del comprador.

Objeto del contrato

car
Fuente: Pixabay

En otra de las cláusulas debe constar de forma detallada el objeto de la compraventa, es decir, los datos descriptivos del vehículo. En este apartado se incluirán el color, la marca, el motor, el modelo de coche o de moto y su estado actual, así como el número de matrícula, número de chasis y kilometraje. Para evitar futuros problemas y reclamaciones, se deben indicar los desperfectos o defectos graves del vehículo en el momento de la transacción.

Condiciones de la compraventa

Las condiciones de la compraventa, que tienen que figurar en el contrato, son el precio a pagar y la forma y método de pago, que han de detallarse de manera específica, al igual que el momento de la entrega. De igual modo, resulta fundamental señalar cómo se va a cambiar la titularidad del vehículo, cambio que es conveniente efectuar al mismo tiempo que el pago de la cuantía acordada. Indica asimismo quién se va a hacer cargo de las tasas por el cambio de titularidad del coche y del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

contrato
Fuente: Pixabay

En cualquier supuesto, debes asegurarte de que el coche está libre de cargas y de gravámenes, no vaya a ser que se trate, por ejemplo, de un vehículo con orden de embargo.

También es recomendable incluir una cláusula sobre la responsabilidad de las averías o fallos que pueda presentar el vehículo tras la compra. Es posible que el comprador declare que es conocedor del estado del coche y que exonere expresamente al vendedor de los defectos o averías futuras, o que el vendedor estipule que responderá frente al comprador de los vicios y defectos ocultos durante un plazo de seis meses.

En Internet puedes encontrar numerosos modelos de contratos de compraventa de vehículos, pero te recomendamos utilizar los formularios que ponen a disposición de los usuarios las asociaciones de consumidores o sitios web jurídicos. Ten en cuenta que toda plantilla del contrato de compraventa deberás adaptarla a tu caso en concreto. En el supuesto de que ello te parezca confuso o farragoso, no dudes en consultar con un profesional para poder llegar a cabo este trámite legal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here