Lejos quedan ya siglos como el XIX, cuando mantener la blancura de la piel era el símbolo de un elevado estatus social y un elitista estilo de vida, ya que los únicos que se tostaban al sol eran las clases bajas en sus largas jornadas laborales en el campo o en el exterior. Hoy en día, la mayoría ansía un bronceado favorecedor, tostado y saludable, y el simbolismo se ha dado la vuelta por completo.

Lo cierto es que la luz solar y el aire libre contribuyen a que nos relajemos y se alegre nuestro ánimo, además de favorecer la necesaria vitamina D. Las cremas se convierten así en nuestros aliados, aunque no siempre sepamos cuál es el mejor modo de usarlas. Ahora que el tiempo acompaña, te explicamos cómo usar de forma correcta el protector solar para que tu piel no sufra.

Cuándo usar protector solar

Tomar el sol
Fuente: Pixabay/SamuelStone

El mayor error que podemos cometer a la hora de no proteger nuestra piel del sol es no utilizar el protector solar siempre que sea necesario. Y es que son muchos los que piensan que solo hace falta embadurnarse de crema cuando se van a tumbar en el campo o en la playa a tomar el sol, pero lo cierto es que siempre que estamos al aire libre con la piel expuesta, esta recibe los rayos con mayor o menor intensidad. Así que ya sea que estás a la sombra o que vas ir por la calle en pleno verano, el protector es imprescindible para cuidar tu piel.

Presta especial atención a las zonas más expuestas durante todo el año: la cara, el cuello y el escote. Acostúmbrate a utilizar las cremas y maquillajes faciales con un factor de protección elevado.

Recuerda que, aparte de la salud, el sol es una de las primeras causas del envejecimiento cutáneo. Aunque ahora no lo creas, porque los resultados no son instantáneos, el tiempo te lo demostrará.

Qué protector solar utilizar

playa
Fuente: Pixabay/Irodori

Lo más importante a la hora de elegir el protector solar es su factor de protección. Olvídate de aquellos que marcan una protección baja, ya que no estarás cuidando adecuadamente tu piel. Lo más pequeños deben usar un factor de protección 50, mientras que los adultos lo han de seleccionar en función de su fototipo, pero nunca por debajo de 20. Consulta nuestros consejos para elegir la crema solar.

Cuándo echarse la crema solar

Crema
Fuente: Pixabay/AdoreBeautyNZ

La crema o aceite solar que utilices debes aplicarla una media hora antes de exponerte al sol. De esa forma, la piel la absorberá adecuadamente y estará lista para cuando sobre ella incidan los rayos. Posteriormente debes repetir la aplicación con frecuencia, sobre todo, tras el baño en el mar o en la piscina. Y no te excedas en la cantidad: no por echarte más vas a estar más protegido. Lo que verdaderamente importa es la asiduidad de su aplicación.

Cuándo desechar el protector solar

tomar el sol
Fuente: Pixabay/272447

Si tenías alguna duda, lo confirmamos: el protector solar caduca, tal y como sucede con el resto de productos cosméticos, de manera que pierde por completo sus propiedades. Así que olvídate de usar el bote de crema del año pasado. Ten este detalle en cuenta a la hora de comprarlo.

Si tienes todo el verano por delante, puedes optar por un envase familiar de gran tamaño, pero cuando lo tengas que comprar para una cantidad de tiempo muy limitada o a finales del verano, opta por tamaños medios o pequeños que te asegurarán no desperdiciar producto y aprovechar todas sus ventajas.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here