Inicio Tecnología Conoce las formas de pago más frecuentes en el comercio electrónico

Conoce las formas de pago más frecuentes en el comercio electrónico

Repasamos las formas de pago más frecuentes en el comercio electrónico (e-commerce) para que siempre escojas la que más conviene a tus intereses

-

El número de compras efectuadas a través de Internet crece cada año de una forma imparable. Campañas promocionales como el Black Friday lo atestiguan, y las generaciones más jóvenes suelen realizar de esta forma la mayoría de las compras que hacen.

Así las cosas, todos compramos online, ya sea en tiendas, plataformas, agencias de viajes o servicios de cualquier tipo, en un par de ellas o en muchas. Por ello, repasamos las formas de pago más frecuentes en el comercio electrónico (e-commerce) para que siempre escojas la que más conviene a tus intereses.

Contrarreembolso

Mensajería
Fuente: Pixabay

Este es el sistema más clásico de compra a distancia. El contrarreembolso se ha utilizado siempre para la venta por catálogo y a distancia, así como para las ventas online. Cuando compramos así, simplemente facilitamos nuestros datos personales y la dirección de entrega del pedido, de manera que el pago lo efectuaremos en metálico cuando recibamos el paquete, ya sea en nuestro domicilio o en el punto de entrega acordado.

Esta forma de pago suele incrementar el precio del producto con los gastos de la transacción, que pueden variar según la empresa de correos o mensajería con la que trabaje la tienda electrónica. No obstante, es una manera muy segura de comprar para el consumidor, ya que no paga el artículo hasta que no está en su poder. Por el contrario, es uno de los métodos de pago en los que las empresas asumen un mayor riesgo, pues el cliente puede devolver el paquete o no recogerlo, y estos pedidos fallidos suponer pérdidas para la empresa.

TPV virtual

E-commerce
Fuente: Pixabay

Uno de los métodos más habituales en España en las compras por Internet es la TPV Virtual. Al igual que encontramos en las tiendas y establecimientos físicos cuando pagamos con nuestra tarjeta en el Terminal de Punto de Venta, conocido popularmente como datáfono, en los sitios online abonamos con su versión virtual nuestros pedidos. Cuando pagamos por medio de la TPV virtual se introducen los datos de la tarjeta de crédito o de débito en la pasarela de pagos de la web y se nos descuenta de nuestra cuenta bancaria.

Es una de las formas más ventajosas para los consumidores, ya que no tiene recargo alguno, además de contar con certificados SSL que incrementan la seguridad del sitio. No obstante, para los negocios supone un coste adicional, pues deberán pagar una comisión por la transacción a la entidad bancaria.

Transferencia bancaria

Comercio electrónico
Fuente: Pixabay

Cuando el comercio electrónico facilita una cuenta bancaria, admite el pago por transferencia, la cual habrá que realizar para que te envíen el pedido. La transferencia bancaria puedes hacerla tú mismo, en el caso de que cuentes con banca electrónica, solicitar que la efectúen en el banco o ir a ingresar el dinero en efectivo. Lo habitual en estos casos es remitir un justificante o recibo de la transferencia efectuada a la tienda para que tramiten tu encargo.

Para aquellos clientes reticentes a la hora de pagar por Internet, este método de pago resulta una opción fundamental a ofrecer por parte del e-commerce.

Paypal

Paypal
Fuente: Pixabay

PayPal surgió como método de pago de E-Bay, pero su éxito fue tal que terminó con una entidad propia y, en la actualidad, es una de las plataformas de pago más consolidadas y utilizadas para las compras online. En definitiva, PayPal funciona como un intermediario, por lo que es necesario que vincules a la cuenta que abras en ella tu tarjeta o cuenta bancaria. Para ello, debes inscribirte en paypal.com y agregar las tarjetas o cuentas que quieras incluir. Obtendrás así una contraseña que será las que deberás usar cuando pagues por medio de este método en la tienda online que desees y que lo admita. Así, el destinatario no conocerá ni los datos ni la información de tu banco o de tu tarjeta.

El consumidor no paga nada en gastos de gestión al efectuar sus compras con PayPal, pero al igual que sucede con la TPV Virtual, el comercio electrónico sí ha de abonar una comisión. De igual modo, el saldo que tengas en tu cuenta PayPal también puedes utilizarlo para tus compras.

Como consumidor debes seleccionar el método que te resulte más cómodo y seguro en base a tus preferencias y a la frecuencia de tus compras online. Por otro lado, si gestionas una tienda electrónica, ten en cuenta que no tienes por qué ofrecer absolutamente todas las formas de pago posibles, pero sí deberás dar la posibilidad a tus clientes de optar entre varias opciones. Lo ideal será que las elijas en función de la edad y los hábitos de compra de tu público objetivo.

Silvia Pato
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo más Visto

Biblioteca Nacional

Seis bibliotecas digitales en español con acceso gratuito

Cuando estamos mucho tiempo en casa, como puede ser ahora con la cuarentena por el COVID-19, tenemos más horas para leer o buscamos otras formas para nuestros pequeños momentos de ocio.