Junto con la factura de la luz, el precio de la gasolina y el diésel es uno de los desembolsos económicos que más nos preocupa, no digamos ya si el vehículo es un factor imprescindible para ejercer nuestra labor profesional.

Aunque no esté en nuestras manos intervenir en esas subidas y bajadas de precio, sí podemos poner en práctica algunos consejos para ahorrar gasolina y diésel, de forma que aprovechemos hasta la última gota del preciado líquido, sin desperdiciar nada en un consumo fantasma o silencioso que, a menudo, ignoramos.

1Controla el buen estado del vehículo

Fuente: Pixabay

Como siempre sucede cuando hablamos de ahorro de cualquier tipo de aparato, el buen estado del mismo resulta fundamental. El protagonista para que tu coche consuma menos diésel o gasolina es el motor, que ha de estar a punto y en perfectas condiciones. No queda otra que cumplir a rajatabla aspectos tales como los cambios de aceite y las revisiones de filtros. Una parada a tiempo en el taller te ahorrará dinero a largo plazo, además de contribuir a que tu vehículo consuma menos combustible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here