En estos tiempos en los que nos preocupamos especialmente en la desinfección y limpieza de todo nuestro entorno, no podemos olvidarnos de los útiles de limpieza de los que nos servimos en lugares como la cocina y el baño.

Por ese motivo, hoy te ofrecemos algunos consejos para desinfectar bien las bayetas y los estropajos, y que no sean los grandes olvidados de esa limpieza a fondo que realizas en tu casa.

Desinfección con lejía

estropajo
Fuente: Pixabay/fede13

En recientes informes de entidades como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) encontramos como dato que 9 de cada 10 bayetas y estropajos tienen bacterias, aun cuando nos creamos que ya están perfectamente limpios.

Son varios los métodos de desinfección que podemos utilizar para asegurarnos de que en ninguna de ellas queden esas bacterias. La forma más clásica para combatirlas es la lejía.

Después de usar una bayeta o un estropajo al fregar, debes lavarlo y eliminar todos los restos de comida que hayan quedado en ellos. A continuación, tienes que limpiarlos con lejía diluida al 10%. Déjalos 5 minutos en esta mezcla de lejía y agua para permitir que haga efecto. Luego, escúrrelos al máximo y déjalos secar.

Desinfección en el microondas

Microondas
Fuente: Pixabay/music4life

Aunque lo más tradicional es el uso de lejía, hay que tener en cuenta que los estropajos que tienen esponja no soportan bien este líquido, puesto que los deteriora. De tal modo, también te puede ser útil este otro método de desinfección: el microondas.

Una vez que laves el estropajo tras su uso y que ya no le queden restos de comida, todavía húmedos, debes ponerlo en un plato e introducirlo en el microondas durante 3 minutos. Ten cuidado al quitarlo, ya que te puedes quemar, pues la temperatura que alcanza es elevada. Gracias a eso, las bacterias y gérmenes no consiguen sobrevivir.

Desinfección con agua hirviendo

Desinfección en agua hirviendo
Fuente: Pixabay/music4life

Otra forma con la que aprovechar las altas temperaturas es el siguiente método de desinfección para estropajos y bayetas. Llena un cazo con agua, 3 cucharadas de sal y medio vaso de vinagre blanco, y ponlo al fuego. A continuación, introduce las bayetas y estropajos en él hasta que hierva el agua.

En ese momento, apaga el fuego y déjalos en agua caliente durante toda la noche o una buena cantidad de horas. Al día siguiente, escúrrelos y déjalos secar. Tendrás tus bayetas y estropajos perfectamente limpios y desinfectados.

Desinfección en el lavavajillas

Lavavajillas
Fuente: Pixabay/PhotoMIX-Company

Para aquellos que tengan en casa lavavajillas, pueden usar este electrodoméstico para desinfectar las bayetas y estropajos. Introdúcelos limpios y sin restos de comida y programa un lavado rápido a máxima temperatura. No obstante, hay que tener en cuenta que, según un estudio del año 2017 de la Universidad de Furtwangen en Alemania, publicado en Scientific Reports, este es el método menos recomendable, puesto que puede incrementar el número de ciertos gérmenes en ellos.

Sea cual sea el método de desinfección que elijas, recuerda cambiar, como mínimo, una vez al mes los estropajos, ya que cuanto más desgastados se encuentran, más bacterias suelen acumular. De igual modo, en lo que respecta a las bayetas, utiliza una específica para el baño y otra para la cocina. Un buen truco es adquirirlas en distintos colores para cada espacio y así será imposible que te confundas a la hora de coger la que necesites a la hora de limpiar.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here