¿Conviene contratar el seguro de vida con la hipoteca?

4 minutos
Bloque de pisos
Bloque de pisos

¿Te vas a comprar una casa y no sabes si contratar un seguro de vida que esté asociado a la hipoteca o buscar uno por tu cuenta? En el momento en que nos metemos en un piso, todo cambia y es que pasamos a ser propietarios de una vivienda en la que pondremos nuestro máximo cariño y esfuerzo.

A pesar de que algunas entidades bancarias pueden hacernos creer que, una vez que hemos comprado una casa es preciso que nos pongamos en sus manos, lo cierto es que tienes la opción de elegir si prefieres buscar una aseguradora personalmente. Esto, que según qué casos te compensará o no, es algo que hay que entrar a valorar.

Seguro de vida con la hipoteca, ¿cuándo compensa?

Bloque de pisos

Aunque suelen ser más caros (hasta un 48,3% en algunos casos) que aquellos que contratamos de manera independiente, son muchas las personas que siguen prefiriendo esta vinculación quizás, por el desconocimiento de cómo podría funcionar con el resto de las aseguradoras.

En primer lugar es importante saber que el banco, ante la nueva ley hipotecaria, tiene completamente prohibido obligar a firmar un seguro de vida al futuro propietario así como también debe de exponerle todas las ventajas y contras. Consultando cómo varía el tipo de interés en función de los productos vinculados que se contraten, el cliente verá más claro qué opción le interesa.

Así, para un seguro de vida con hipoteca tendremos que tener en cuenta dos factores fundamentales. Por un lado, hacer cuentas para calcular el ahorro que podría suponer con el resto de productos vinculados a la cuota mensual de la póliza mientras que por el otro, deberíamos valorar si realmente nos interesan las coberturas ofrecidas.

Seguro de vida con una aseguradora, ¿me es rentable?

Si lo que te ofrece el banco no te convence, puedes contratar un seguro de vida de manera independiente con múltiples ventajas. Con coberturas que protegen frente a una invalidez del propietario o, en caso de que falleciera, garantiza a la familia la vivienda y una relativa solvencia económica que sopese lo ocurrido.


Las aseguradoras tratan de que todo esté hecho para el perfil del cliente, sin ninguna fisura y con cualquier cosa que precise para que la compra de la casa sea una tranquilidad total para el propietario. Esto, que ha tenido mucho éxito, permite desvincular del banco lo que tiene que ver con nuestra vida.

Asesorado por buenos profesionales, los seguros que cogemos con independencia de lo que pagamos por la vivienda, suelen tener una mayor rentabilidad y dan mejor cobertura a los clientes que se deciden por ellos. Si bien esto es algo que solo el propietario debe entrar a valorar, se recomienda que miremos las distintas ofertas que hay disponibles.

En definitiva, contratar un seguro de vida vinculado a la hipoteca dependerá mucho de la situación que tengamos en el momento de la firma. Ambas opciones con sus ventajas, sin duda nos ofrecen cantidad de alternativas para que no tengamos que ceñirnos a un mismo perfil con el que beneficiarnos de lo que nos ofrece.

*Contenido elaborado en colaboración con una marca

Redacción Ahorro

Encuentra consejos de ahorro y alternativas para un consumo más responsable en el blog de Diario Público

Deja una respuesta

Your email address will not be published.