Cuáles son las causas del efecto invernadero

7 minutos

Mucho hemos oído hablar del efecto invernadero y mucho más habremos de oír si no ponemos remedio y tomamos medidas para lograr frenar el deterioro de nuestro planeta y el consecuente cambio climático que seguirá afectando a nuestras vidas a todos los niveles, debido a las consecuencias que provocará en los ecosistemas y en los grupos de población a nivel global.

Pero para que tengas claro cuáles son las causas del efecto invernadero, así como sus consecuencias, vamos a explicártelo de forma sencilla. Podrás comprender la importancia de lo que está afectando a la vida en la Tierra.

Gases de efecto invernadero

efecto invernadero
Fuente: Pixabay/stevepb

Antes de nada, debemos comprender que el 70 % de la radiación solar es absorbida por la superficie terrestre, de manera que se convierte en radiación infrarroja y vuelve de regreso, pero el resto queda retenido por los gases en la atmósfera, lo cual provoca el incremento de la temperatura de la Tierra. Este complejo proceso es conocido como efecto invernadero.

Tales gases de efecto invernadero retienen la energía que emana de la superficie terrestre cuando se calienta al recibir los rayos del sol. Gracias a ello la temperatura media de nuestro planeta es de unos 15 ºC, por lo que en un principio sus consecuencias son positivas. Ten en cuenta que, sin esos gases de efecto invernadero, la temperatura media rondaría los -18 ºC, con lo que la vida en nuestro planeta sería bastante más complicada.

Sin embargo, cuando esos gases de efecto invernadero aumentan de forma desmedida, también sube la temperatura. Al tiempo, se deteriora la capa de ozono y se forman agujeros por los que los rayos de sol pasan todavía con mayor intensidad. De tal modo, el efecto invernadero se agrava con la emisión de gases como el metano, el dióxido de carbono, el óxido nitroso, el vapor de agua, el ozono y clorofluorocarbonos. Todo ello constituye la principal causa del cambio climático.

Causas de efecto invernadero

Todo comenzó a gestarse a partir de la Revolución Industrial, cuando la actividad del hombre se fundamentó en el uso de los combustibles fósiles, y continuó a medida que pasaban las décadas con el resto de actividades humanas que acentuaban los niveles de contaminación. Como consecuencia, la temperatura se ha incrementado ya en 1 ºC en comparación con la de aquella era.

Así, de manera general, podemos determinar que las principales causas del efecto invernadero son el consumo de energía no renovable, la destrucción de los ecosistemas, el transporte y la combustión fósil, con las emisiones de CO2, provocada por el uso del petróleo, el carbón y el gas natural.

A efectos prácticos más concretos, el efecto invernadero está causado por el nivel de desechos y de basura en nuestro planeta, entre los que se incluyen los plásticos; la ausencia de un buen reciclaje; el abuso de la calefacción y el aire acondicionado; la utilización de espráis; la ganadería intensiva; el consumo excesivo de energía de origen no renovable; el abuso de la utilización de los medios de transporte contaminantes como los aviones y los vehículos diesel y de gasolina; y la deforestación.

Consecuencias del efecto invernadero

Polo
Fuente: Pixabay/Edu_Ruiz

Este conjunto de circunstancias incrementa y acelera el cambio climático, el cual amenaza no solo el medio ambiente y los ecosistemas, sino también nuestra forma de vida. El aumento de la temperatura media terrestre por encima de 1,5 ºC provocaría el calentamiento de los océanos, el deshielo de los casquetes polares con el consiguiente aumento del nivel del mar y la inundación de las poblaciones costeras, y la desaparición de algunas islas.

Pero no solo eso, El cambio climático también propicia la proliferación de fenómenos meteorológicos adversos, como huracanes, tornados y tifones, al igual que la desertificación de algunas zonas que dejarán de ser fértiles y afectarán a las cosechas y a las hambrunas, así como a la propagación de más enfermedades y pandemias.

Esta situación provocaría, sin duda, la migración de poblaciones enteras y de diversas especies en busca de nuevos territorios para sobrevivir.

No obstante, algunos de los efectos del cambio climático ya empezamos a sufrirlos. Prueba de ello son el incremento de las olas de calor y de frío extremo, con temperaturas que baten récords desde que se tienen registros, además de alteraciones de las estaciones del año y del ciclo de floración de las plantas, y la sucesión de incendios y huracanes, entre otros.

En nuestra mano está que ponerle freno a esta situación para que las circunstancias no empeoren. Todos podemos poner nuestro granito de arena en nuestro día a día para contribuir a que la situación empeore, así como a educar a los más pequeños de la casa para que adopten hábitos adecuados para ello. Consume de manera responsable, no malgastes energía y recicla todo lo que puedas. El planeta y el futuro de tus hijos y tus nietos te lo agradecerán.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.