¿Cuáles son los principales pescados blancos?

Si quieres tener claro cuáles son los principales pescados blancos para incluir en tu dieta, hablamos de algunos de ellos que están sabrosos preparados de cualquier forma. ¡A la cocina!

7 minutos
merluza
Pixabay

Los pescados blancos se diferencian de los azules, sobre todo, por la cantidad de contenido en grasa. Mientras que los primeros tienen tan solo entre un 1 % y un 3 %, los segundos rondan entre los 8 % y los 15 % en su composición. Todas ellas son grasas saludables, pero al tener menor cantidad uno que otro, el pescado blanco es más fácil de digerir y aporta menos calorías.

Si quieres tener claro cuáles son los principales pescados blancos para incluir en tu dieta, hoy te vamos a decir algunos de ellos que, además, están sabrosos preparados de cualquier forma. Aunque si simplemente los haces a la plancha, te chuparás los dedos. ¡Vamos a la cocina!

Los pescados blancos más conocidos

Besugo

besugo
Pixabay

El besugo es un habitual en nuestra cocina y forma parte de la gastronomía española tradicional. También conocido como pancho o voraz, se trata de un pescado blanco que en invierno se convierte en pescado azul por el contenido en grasa que entonces alberga. Toda una peculiaridad.

Es posible consumir besugo durante todo el año, aunque en Navidad su precio se dispara porque es típico servirlo en las comidas y cenas de estas fechas. El besugo al horno o el besugo a la madrileña son un clásico durante la Nochebuena en las mesas de España. Pero no solo es famoso en nuestra tierra. En Japón, se considera al besugo el rey de los pescados, y suele incluirse en todas las celebraciones.

Lenguado

lenguado
Pixabay

Con un característico aspecto plano y una mancha oscura de pequeño tamaño en la aleta del pectoral, el lenguado es un pescado blanco de agua salada que habita a unos 100 metros de profundidad. Su sabor es suave y a los niños les encanta porque no tiene espinas y resulta fácil comerlo. Algo estupendo porque contiene lisina, un aminoácido imprescindible para el crecimiento infantil.

Lo más habitual es prepararlo a la plancha sin más complicación, pero si quieres darle un toque especial, te recomendamos que hagas lenguado a la meunière, enharinado y con una salsa a base de mantequilla y zumo de limón.


Lubina

lubina
Pixabay

La lubina es uno de los pescados blancos más apreciados. Rico en fósforo, hierro, potasio y proteínas, resulta perfecto para las dietas bajas en grasas. Está especialmente sabrosa preparada a la plancha o al horno, y durante la época navideña suele ser el otro pescado estrella en las mesas españolas, junto con el besugo.

Rape

rape
Pixabay

El rape es otro de esos pescados blancos tan nutritivo como delicioso que siempre es un acierto en nuestra mesa. Puedes prepararlo a la plancha y al horno, pero también está muy rico al vapor. Además cualquier guarnición le encaja perfectamente.

Son muchas las recetas tradicionales que puedes encontrar con el rape como protagonista, entre las que destacan la caldeirada de rape gallega y el rape a la catalana.

Rodaballo

El rodaballo es uno de los pescados blancos de agua salada más deliciosos de la gastronomía española. También se lo conoce como corujo, escamudo, rapante y rémol. Y además de su bajo aporte calórico, cuenta con un poder saciante, perfecto para aquellos que están a dieta. Asimismo, se recomienda su consumo a las personas con ácido úrico elevado, puesto que no contiene purinas.

No obstante, hay que tener en cuenta que el rodaballo es bastante espinoso. A la parrilla, asado, a la plancha o en caldeirada siempre es un acierto.


Merluza

merluza
Pixabay

La merluza es uno de los pescados blancos y de agua salada más habitual entre aquellos que consumimos. Son muchas las especies que encontrarás en las plazas de abastos y su precio puede diferir notablemente entre unas y otras. La carne más preciada, y de mayor coste, es la de la merluza europea, pero encontrarás otras como la merluza argentina, la chilena, la de Senegal, la americana, la patagónica, la neozelandesa y la del Cabo.

Cuando compres la merluza congelada, fíjate muy bien en el etiquetado para averiguar la procedencia y asegurarte de que sabes lo que estás pagando, para el caso de que estés buscando merluza europea.

Bacalao

bacalao
Pixabay

Otro de los pescados blancos más populares de la gastronomía española es el bacalao. De agua salada y con una edad que puede alcanzar los 20 años, es un pescado muy apreciado por su carne y por el aceite de su hígado.

La temporada del bacalao transcurre desde finales del otoño hasta la primavera, pero puedes comprarlo todo el año en otras variedades, como ahumado, salado, desecado o congelado. Las recetas más típicas son el bacalao al pilpil, bacalao al ajoarriero, bacalao a la vizcaína y bacalao a lo riojana.Y una forma sencilla de prepararlo que siempre gusta a los niños es en filetes empanados.

Corvina

No es tan popular como la merluza o el bacalao, pero la corvina es un pescado blanco de agua salada igual de destacado. Contiene elevadas dosis de fósforo, hierro, omega 3, proteínas y calcio. Conocido también como andeja o reig, puedes prepararlo en salsa, al ajillo, al horno y a la parrilla. Especialmente sabroso está si haces el ceviche tradicional peruano, un plato veraniego que refrescará cualquier menú.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.