Dejar enchufes puestos y otros errores típicos al irte de vacaciones

Repasamos hoy algunos de los errores típicos al irte de vacaciones para que no vuelvan a sucederte. ¡Comenzamos!

llaves
Fuente: Pixabay/Schluesseldienst

Hay algunos errores que todos hemos cometido alguna vez al irnos de vacaciones y estar varios días lejos de casa. Tal vez pienses que a ti nunca se te ha olvidado nada, pero probablemente has tenido suerte y ningún olvido ocasionó ninguna desgracia, pero son despistes más frecuentes de lo que nos creemos.

Lo cierto es que cuantos menos riesgos corramos, mejor. Podremos marcharnos tranquilos y estar lejos del hogar sin necesidad de estar pensando: ¿apagué la lavadora? Así que repasamos hoy algunos de los errores típicos al irte de vacaciones para que no vuelvan a sucederte. ¡Comenzamos!

Dejar enchufados los aparatos eléctricos

router
Fuente: Pixabay/stux

Precisamente para no andar dándole vueltas a la cabeza sobre si has dejado algo encendido en casa, te aconsejamos que no olvides desenchufar los aparatos eléctricos. Además, ello te permitirá ahorrar energía y disminuir el consumo de electricidad mientras estás fuera.

Piensa que si tienes la mala fortuna de que haya una tormenta de verano o una oscilación por cualquier causa en la red eléctrica, cualquiera de tus electrodomésticos puede estropearse si lo dejas enchufado. Imagina comenzar la vuelta a la rutina teniendo que comprar un frigorífico, una lavadora o un televisor. Revisa muy bien los enchufes y desconecta el router.

No cerrar la llave del paso

llave del paso
Fuente: Wikimedia/Elemaki CC BY 3.0

Cerrar la llave del paso es otro de esos olvidos que suelen tenerse al irse de vacaciones y que también te pueden provocar un disgusto. Imagina una tubería que rompe, un grifo que gotea o cualquier otro problema del agua que no para de manar y que se va extendiendo por todas partes afectando a tus vecinos.

La única forma de estar tranquilo respecto a esto es dejar la llave del paso del agua cerrada por completo. Quedarás mucho más tranquilo.

Anunciar a todo el mundo que te vas

selfie
Fuente: Pixabay/ASSY

Año tras año, la policía no se cansa de repetir que este es el error más frecuente que comete la gente por las redes sociales: anunciar a los cuatro vientos que se va de vacaciones, decir cuántos días estará fuera y el destino. Y no solo es un riesgo innecesario en las redes, también lo es a tu alrededor. Nunca sabes quién está escuchando y los ladrones vigilan todos estos datos mucho más de lo que crees.

Si vives en Burgos y les dices que te vas al Caribe no solo no les pones las cosas fáciles para entrar en tu casa sino que también les estás dando una información concreta con la que tendrán la seguridad de que no puedes aparecer en cualquier momento abriendo la puerta, pues hay un gran océano de por medio.

El mismo consejo sirve a la hora de subir las fotos en las redes sociales en tiempo real. ¿De qué vale que no hayas contado que te has marchado si estás informando en todo momento que estás lejos, ubicación incluida? Sé cauteloso.

No dejar a nadie una copia de tus llaves

llaves
Fuente: Pixabay/Schluesseldienst

Seamos realistas. A pesar de todas las medidas que tomes cuando te vas de vacaciones, nunca se sabe lo que puede pasar: desde que al del piso de arriba se le vaya el agua hasta que haya un pequeño incendio en el piso de abajo. Así que lo mejor para estos casos extremos es que dejes una copia de las llaves de tu casa a alguien de tu más completa confianza.

Olvidar la documentación

pasaporte
Fuente: Pixabay/heybeautimagazine

Pero no solo cometemos errores relacionados con el hogar al irnos de vacaciones. Los olvidos de documentos imprescindibles, como el pasaporte, son otros de esos fallos que suelen suceder.

Nuestro consejo es que revises varias veces que has introducido en tu cartera o bolsa todos los documentos identificativos que necesitas. No vaya a ser que pienses que ya has cogido el pasaporte, no lo compruebes y luego te lleves un disgusto.

Dejar todo para el último momento

Este error podría aglutinar todos los anteriores, pues dejar todo para el último momento es la forma más segura de provocar que alguno de los anteriores olvidos sucedan casi con total seguridad.

El estrés, las prisas de última hora y la posibilidad de perder un avión o un tren contribuyen a que tu cerebro se disperse y no te concentres en lo que estás haciendo, pues tendrás la cabeza en otra cosa, saldrás por la puerta a toda velocidad y en la estación o en la puerta de embarque comenzarás a pensar si has apagado esto, metido en la bolsa aquello, cogido el cargador del móvil, etc.

Este último consejo no es nada difícil. Por lo que respecta a las maletas y a todo lo que necesites llevar, como el pasaporte, en su caso, el cargador de los dispositivos móviles o medicamentos, haz una lista y preparálas la jornada anterior. Así, el día de partir estarás mucho más relajado.

Arregla todo con tiempo y sé previsor a la hora de salir de casa. Te permitirá tener unos minutos para poder revisar con calma que has desconectado los electrodomésticos, programado alguna luz si te interesa o tirado la basura, para que no apeste cuando regreses de tu viaje.

Sin duda, comenzar con tranquilidad tus vacaciones sin preocupaciones ni estrés es la mejor forma de empezarlas.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here