Cada vez más proliferan por las ciudades las tiendas de compra a granel que contribuyen a cuidar el medio ambiente y que ahorremos en nuestras compras. Pero no solo eso, puesto que si no tienes ninguna cerca y vas al supermercado o al hipermercado, recuerda que también puedes comprar a granel en puestos como la charcutería, la carnicería, la pescadería y la frutería, por lo que te recomendamos ir siempre a aquellos que ofrezcan ese tipo de servicios, aunque no seas tú el que lleva la bolsa o el envase.

De cualquier modo, cuando hablamos de adquirir compras a granel, no podemos olvidar que se trata de comprar solo lo que necesitas y contaminando lo menos posible con los envoltorios. Las ventajas de la compra a granel son numerosas. Si no lo tienes claro, te contamos cuáles son.

Reducción de plásticos

compras a granel
Fuente: Pixabay/MelissaAnna

Esta es, sin duda, la principal y más llamativa de las ventajas de la compra a granel. Y es que todos podemos poner nuestro granito de arena para solventar el gran problema que constituyen los plásticos en nuestro planeta y contribuir a cuidar con nuestros hábitos el medio ambiente. Hemos de recordar que casi el 40 por ciento de los plásticos que se generan en el planeta proceden de los envases y empaquetados de productos, así que no está de más que lo evitemos todo lo que podamos.

Cuando compramos a granel no andamos acumulando bolsas que luego acaban en la basura ni envases de plásticos y bandejas de polispán con las que empaquetan las frutas y hortalizas frescas en algunos supermercados. La mayoría de esos envases son por completo innecesarios y en las tiendas que venden a granel no los necesitamos. Le sacarás el máximo partido a tu tote bag, tu cesto de mimbre, el carro de la compra, las bolsas de papel o cualquier otra que utilices muchas veces para reciclar.

Pero no solo reducimos la contaminación al utilizar menor cantidad de plástico y envases, sino también en referencia al transporte y a la fabricación de aquellos. Cuando hablamos de ecología y economía verde, la compra a granel ha de ser una de las primeras opciones en nuestra lista.

Ahorro en la economía familiar

Si crees que comprar a granel es más caro que esas ofertas de productos por kilos o litros, te equivocas. Si hablamos de productos frescos, cuando compramos mucha cantidad, corremos el riesgo de que se estropee antes de que nos los hayamos comido y en cuanto a otros como productos de limpieza, recuerda que, de una forma u otra, siempre terminas pagando los envases, estética, diseño y publicidad incluida, las cuales siempre incrementan sus costes. Así que en ambos casos, una buena opción es adquirir los artículos y alimentos que requiramos en su justa medida.

Ten en cuenta que con la compra a granel puedes adquirir exactamente la cantidad que necesitas, sin derrochar o gastar más dinero sin que haga falta. Esto se nota, sobre todo, cuando sois pocos en casa o vives solo. Acostúmbrate a comprar a granel y verás cómo ahorras más de lo que te imaginas. Con este tipo de compra, se terminó el despilfarro.

Comercio de proximidad

tienda de proximidad
Fuente: Pixabay/Samueles

Con la compra a granel en las tiendas especializadas o en aquellas que ofrecen algunos productos de esta forma, apoyamos la vida y progreso de los barrios y de sus gentes, gracias al comercio y economía de proximidad. Al fin y al cabo, esta es la mejor forma de adquirir productos de kilómetro 0, sobre todo, si hablamos de alimentos frescos en particular y productos de alimentación en general.

La mejora de la economía local a través de este tipo de compra redunda en beneficios de todos. Con ella, contribuirás a que exista una mayor variedad comercial en los barrios y que no que vayan muriendo en una sucesión de locales vacíos y sin gente.

Calidad de los productos

Las tiendas especializadas en los productos a granel cuentan con una mayor calidad de productos al adquirirlos en los agricultores y pequeños productores de su entorno. De igual modo, al adquirirlos con un cálculo más ajustado que los grandes centros comerciales y con más frecuencia, los encontrarás más frescos, puesto que no echarán mano de cámaras frigoríficas, congelaciones y descongelaciones, como sí puede suceder en las grandes superficies.

Por otro lado, al comprar a granel puedes ver lo que estás comprando y elegirlo, de manera que no te llevarás sorpresas cuando abras un envase y encuentres dentro algo machacado, pasado o en mal estado, o incluso cuando el tamaño de las bolsas de envasado engaña sobre la cantidad que almacena en su interior.

Así que si tienes oportunidad, no lo dudes y compra productos a granel cuando te sea posible elegir. Sin duda, tu bolsillo y el planeta lo agradecerán.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here