Cuando estamos de vacaciones tendemos a gastar más dinero de lo habitual, no solo por estancias y desplazamientos varios, sino también porque solemos relajarnos de tal forma que hasta podemos llegar a olvidar controlar nuestros bolsillos. Una cervecita aquí, una cena allá, unos recuerdos en una tienda no precisamente barata… y cuando nos damos cuenta nos hemos saltado nuestro presupuesto con creces.

Para que no te suceda y puedas ser previsor, nosotros vamos a proponerte una decena de consejos para ahorrar en tus vacaciones de verano y que tus gastos no se incrementen de forma por completo imprevista por detalles innecesarios.

Establece un presupuesto

Ahorrar
Fuente: Pixabay/stevepb

Sí, sabemos que esto a veces resulta un poco difícil, pero establecer un presupuesto es fundamental en todas nuestras gestiones económicas para no gastar más de lo debido. Ya sea al ir de rebajas o comprar en Black Friday, planear unas vacaciones o realizar obras en casa, un presupuesto te ayudará a tener un límite marcado que te permitirá controlar el gasto más de lo que crees.

En el supuesto de que sea difícil establecerlo de forma exacta, redondea al alza una cifra e intenta ceñirte a ella. Te ayudará a decidir muchos de tus planes en detrimento de otros para sacar el máximo partido al dinero del que dispongas.

Selecciona el destino

mapa
Fuente: Pixabay/cocoparisienne

Establecer un presupuesto te ayudará a seleccionar mejor el destino. Aquellos lugares con menor demanda turística rasultan mucho más económicos y todos tienen maravillas por descubrir. Además, en ellos podrás permitirte más días de estancia que en los lugares más masificados por el mismo precio. Elige bien tu destino, compara los distintos alojamientos y opciones, y podrás aprovechar al máximo tus vacaciones.

No cargues con demasiado equipaje

aeropuerto
Fuente: Pixabay/JESHOOTS-com

El exceso de equipaje no solo resulta un estorbo a la hora de viajar y desplazarse con rapidez, sino también un mayor gasto. Si viajamos en transporte público, como el avión, hay que tener en cuenta los suplementos y recargos que podemos encontrarnos si llevamos más peso del debido. De igual modo, si vamos a movernos en nuestro propio coche, recuerda que cuanto más peso soporta el vehículo, más se incrementa el consumo de combustible, en torno a un 5 %. Así que prepara las maletas con lógica y sentido común, sé práctico y viaja ligero de equipaje.

Ahorra en los desplazamientos en coche

conducir
Fuente: Pixabay/PublicDomainPictures

Si vas a moverte en coche durante tus vacaciones, recuerda conducir de forma ecológica y responsable, ya que te ayudará a que su consumo sea menor, además de ir más seguros tú y tu familia. Evita pisar el acelerador al arrancar, usar marchas cortas o tener el motor encendido al estar parado.

Reposta en las gasolineras más baratas

gasolinera
Fuente: Pixabay/JirkaF

De igual modo, localiza las estaciones de servicio donde resulte más económico repostar. Llenar el depósito en unas o en otras puede rondar los 8 euros de diferencia, así que vale la pena localizar las más baratas. Y aprovecha en las gasolineras para revisar la presión de las ruedas. Conducir con una presión insuficiente también aumenta el consumo de combustible alrededor de un 4 %.

Ahorra en los vuelos

avión
Fuente: Pixabay/TobiasRehbein

Si vas a trasladarte en avión hasta tu destino, deberás buscar los vuelos más baratos si no quieres gastar demasiado. Los comparadores de vuelos en internet son muy útiles para esto. Y ten en cuenta que aquellos vuelos en horas más intempestivas siempre suelen ser más económicos, al igual que los que no coinciden con el principio o el final del fin de semana.

Selecciona un alojamiento bien comunicado

Londres
Fuente: Pixabay/noelsch

Una vez te encuentres en tu destino vacacional, evita los desplazamientos en coche en la medida de lo posible. Una buena forma para ello es alojarte en un apartamento o establecimiento hotelero bien situado y comunicado, con paradas de transporte público en sus cercanías.

Mueve las piernas

bicicleta
Fuente: Pixabay/arzavern

También es una estupenda opción moverse en bicicleta, si tu estado físico lo permite, y caminar siempre que puedas a los puntos de interés. Recuerda que ningún sitio se conoce mejor que gastando la suela de los zapatos.

Ahorra en las comidas

Excursión
Fuente: Pixabay/stux

Las opciones para ahorrar en las comidas durante las vacaciones son varias. Está bien darse un homenaje en un buen restaurante de vez en cuando, pero si lo haces así a diario tu presupuesto se disparará. Además, incluir otros planes en estos días hará que todo sea más diverso y entretenido. Puedes ir al supermercado más cercano y preparar bocadillos o comidas frías para ir de picnic o realizar una excursión en la que comer por el camino.

Come sano

Comida sana
Fuente: Pixabay/RitaE

Sea como fuere, consume productos de temporada, ya que el precio es considerablemente inferior que el resto. Y olvídate de precocinados y de excederte con cenas copiosas o bebidas alcohólicas. No solo lo agradecerá tu bolsillo, tu salud será la principal beneficiaria.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here