Diferencias entre sostenibilidad y sustentabilidad

3 minutos

Cuando se habla de medio ambiente y de cambio climático, resulta frecuente que los términos de sostenibilidad y sustentabilidad pueblen las conversaciones. Sin embargo, no siempre tenemos muy claro qué significan o a qué se refieren específicamente, aunque seamos conscientes de su importancia.

Así que en esta ocasión vamos a clarificar ambos términos. Hoy te contamos por qué son importantes la sostenibilidad y la sustentabilidad, teniendo en cuenta el cuidado de nuestro planeta y nuestro bienestar y calidad de vida. Al fin y al cabo, el desarrollo sostenible debe formar parte de nuestras sociedades y nuestro día a día. ¡Empezamos!

Sostenibilidad

cuidado del planeta
Fuente: Pixabay/geralt

La sostenibilidad hace referencia al hecho de satisfacer las necesidades de la población actual sin comprometer aquellas otras que necesitarán en el futuro las próximas generaciones. De tal modo, la sostenibilidad está íntimamente ligada a esa idea de qué mundo vamos a dejarle a nuestros hijos a todos los efectos. ¿Podrás ellos vivir en él en las mismas condiciones de vida saludables, se habrán agotado las fuentes de energía y los productos energéticos? ¿Tendrán una peor calidad del aire, agua potable o grandes zonas desérticas que afectarán a los cultivos?

No obstante, el futuro cada vez está más cerca, por la velocidad en que nuestro planeta se ha deteriorado en las últimas décadas a causa de la intervención humana. Por todo ello, resulta especialmente relevante encontrar un equilibrio entre el cuidado del medio ambiente, el bienestar social y el crecimiento económico, para que este último, si favorece a unas élites privilegiadas, no engulla a los otros dos y que todos podamos habitar un mundo mejor.

Desarrollo sostenible

placas solares
Fuente: Pixabay/mrganso

Del concepto de sostenibilidad emana el de desarrollo sostenible. Este hace referencia a la necesidad de utilizar inteligentemente los recursos de hoy para no acabarlos por completo y poner en peligro el mañana. Así que resulta fundamental proteger nuestro medio ambiente, pero también el acceso de las personas a las mismas oportunidades. Ambos puntos son imprescindibles para asegurar el bienestar futuro de nuestras sociedades y la naturaleza.

La sostenibilidad ambiental suele ser la más conocida cuando hablamos de cambio climático o medio ambiente. Pero también hay otros tipos de sostenibilidad no menos importantes, como la económica y la social. Todas ellas van encaminadas a ese mismo desarrollo sostenible, el cual está estrechamente ligado a conceptos tales como la economía de proximidad, la economía circular, el reciclaje y el uso de energías renovables, además de un consumo responsable. y la huella ecológica que dejamos cada uno de nosotros, por más que pueda parecer un grano de arena. Desde la gran multinacional hasta el individuo menos conocido, cada uno de los comportamientos y decisiones a seguir marca la diferencia en este aspecto.

En la agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se aprobaron los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre los cuales se encuentran la eliminación de la pobreza y de las desigualdades, el establecimiento de una educación de calidad, ciudades y comunidades sostenibles, energía asequible y no contaminante, acción por el clima y evitar en todo caso la degradación ambiental.

Sustentabilidad

medio ambiente
Fuente: Pixabay/anncapictures

Pero si ha quedado claro que es el desarrollo sostenible, ¿de qué trata entonces la sustentabilidad? Pues la sustentabilidad hace referencia a la necesidad de establecer y poner en marcha todos los procesos posibles para preservar y proteger los recursos naturales del planeta. Esto ha de hacerse así teniendo en cuenta a las generaciones futuras. En este caso, al contrario que la sostenibilidad, no se tienen en consideración aspectos como las necesidades sociales, políticas y culturales de los humanos.

Desarrollo sustentable

Para conseguir un desarrollo sustentable, Herman Daly, economista estadounidense, Premio Nobel Alternativo o Premio Right Livelihood, estableció una serie de principios para lograrlo. Entre todos ellos destacan el hecho de no utilizar los recursos renovables al ritmo superior de una generación y la necesidad de que los contaminantes deben producirse a igual ritmo al que puedan reciclarse, neutralizarse o absorberse.

No obstante, si hablamos de medio ambiente, las acciones a desarrollar para cuidarlo, así como las energías a utilizar que no lo deterioren ni aceleren el cambio climático, serán las mismas tanto si hablamos de desarrollo sustentable como sostenible. Pero si nos centramos en cuestiones tales como la necesidad de potenciar una economía de proximidad que contribuya a minimizar la despoblación y propiciar los negocios de pequeños comerciantes, agricultores y ganaderos de la zona para incrementar el bienestar social y comunitario, estaremos hablando de sostenibilidad.

De cualquier modo, ambos términos están vinculados de forma directa, puesto que cuando una economía es sostenible, en casos como el anteriormente mencionado, contribuye al cuidado del medio ambiente al incentivar la compra y el consumo de productos de temporada y ahorrar en transportes, con la disminución de contaminación que ello conlleva.

Por último, también vale la pena tener en cuenta que, mientras el término sostenible lo escucharás más en Europa, en los países de América Latina es más habitual oír hablar de sustentabilidad, aunque a efectos prácticos puedan usarlos como sinónimos, aunque exactamente no lo sean.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.