Cada vez más escuchamos eso de pagar con el móvil nuestras compras y son muchos los que ya utilizan esta funcionalidad de sus smartphones. Pero ¿acarrea algún riesgo esa forma de pago? ¿Necesitamos tomar algunas medidas de precaución? ¿Resulta tan cómoda y ventajosa como parece?

Si alguna vez te has hecho una sola de esas preguntas o no tienes muyo claro eso de quitar el móvil en vez de la cartera cuando vas de compras, te contamos si es seguro pagar con el móvil y qué medidas de seguridad tiene este sistema para evitar problemas.

Pagar con el móvil

Fuente: Pixabay

Para poder pagar con el móvil, nuestro smartphone tiene que contar con tecnología NFC (Near Field Comunication), que facilita que se pueda conectar con un dispositivo de pago y efectuar operaciones, y una aplicación de pago compatible con nuestra entidad bancaria.

El comercio o negocio también tiene que aceptar el pago con móviles, aunque en la actualidad, un elevado porcentaje de establecimientos ya ofrece esta opción, pues se trata de pagos que se realizan por medio de la tecnología Contactless o tecnología sin contacto.

Esta forma de pago se produce cuando acercas la tarjeta al terminal de pago sin necesidad de introducirla ni de que toque el aparato, al igual que harás con el móvil, solo que en vez de la tarjeta bancaria, acercarás tu teléfono.

Tarjeta bancaria

Fuente: Pixabay

De antemano hay que tener en cuenta que, cuando pagas con el móvil, lo estás haciendo con la tarjeta bancaria que tengas vinculada a este sistema de pago, ya sea a través de Google Pay, Apple Pay o Samsung Pay. Pero los datos de la tarjeta (número, fecha de caducidad y CVV) no son conocidos por el comercio, como cuando abonas la compra con la tarjeta física o introduces los datos en una tienda online, sino que se genera un código de seguridad único denominado token.

Cada compra genera un nuevo token, así que otorga la seguridad de ser efímero y no tiene nada que ver con una contraseña. Además, hay que tener en cuenta que la información personal generada durante la operación no queda almacenada ni en el móvil ni en los servidores.

Aunque la forma física de pago difiera al hacerse con el móvil, debes ser consciente de que a efectos bancarios estás pagando con tu tarjeta, por lo que en caso de fraude tienes los mismos derechos, protección y cobertura que si estuvieras efectuando un pago con la tarjeta bancaria en el establecimiento.

Particularidades del pago con el móvil

Smartphone
Fuente: Pixabay

No obstante, la única seguridad de la tarjeta física es el código PIN que hemos de introducir, y para eso, no en todos los casos, ya que para las compras de menos de 20 euros, normalmente, no se nos pedirá. Pero el smartphone tiene más capas de seguridad cuando se opta por este método de pago.

Antes de efectuar la compra, es necesario desbloquear el teléfono mediante la huella dactilar, el código PIN o algún sistema similar de verificación. Además, hay sistemas de pago que refuerzan esta seguridad, ya que obligan a autorizar la operación de forma expresa, como a través de reconocimientos facial o dactilar, por ejemplo, y añadir el código PIN de la tarjeta en el «datáfono» o TPV (Terminal de Punto de Venta).

Con todo ello, el pago con el móvil es esencialmente seguro y se configura como una opción más que tenemos al realizar nuestras compras, resultando especialmente útil en aquellas ocasiones en que no portamos la tarjeta bancaria o nos hemos olvidado la cartera en casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here