Los insectos son inevitables en verano, una estación del año en la que, especialmente, proliferan los mosquitas, las moscas, las arañas y las hormigas. Sin embargo, si quieres que en tu casa estos pequeños animales no te hagan visitas sorpresa, puedes evitarlo de una forma muy natural: con plantas.

Y es que existen algunas especies de plantas que actúan como si fueran un repelente para los insectos más pequeños, como los mosquitos. Toma nota de algunas de las que son tus mejores aliados contra los insectos y tenlas en cuenta en la decoración de tu terraza o jardín y del interior de tu hogar.

Crisantemo

crisantemo
Fuente: Pixabay/FotoRieth

Una de las plantas más bonitas y decorativas para nuestra casa y jardín son los crisantemos. Se trata de una planta muy resistente que no requiere muchos cuidados, aunque sí debes podarla cada cierto tiempo.

Pero si por algo la destacamos en esta ocasión es porque resulta un excelente repelente natural contra las cucarachas. La forma más hermosa de espantar a estos insectos tan desagradables.

Además, también repele a otros como mosquitos, escarabajos y moscas, así que podríamos decir que los crisantemos son un insecticida natural para nuestro jardín o el interior de nuestro hogar.

Clavel Chino

clavel chino
Fuente: Pixabay/vendaval_2040

El clavel chino o flor de los muertos, originario de México, tan colorido y vistoso, es un repelente natural para los mosquitos y las moscas. Además, florecen en verano, con lo que podrás quitarles el máximo partido a efectos decorativos. Es el olor de las flores el que provoca que muchos insectos los eviten. Recuerda que es una planta fácil de cuidar siempre y cuando tenga una buena cantidad de sol y la riegues con moderación.

Geranio limón

Geranio limón
Fuente: pxfuel

Entre los geranios, esa planta que puedes cultivar en verano y que alegra cualquier balcón, el denominado geranio limón es también uno de los que más evitan a los mosquitos y otros pequeños insectos. Y, como sucede con el clavel chino, la razón es porque no soportan el intenso olor que desprenden. De hecho, el aceite esencial de geranio de limón suele mezclarse con aceite de almendras dulces para mezclarlo y aplicar sobre la piel, de manera que ahuyente a los mosquitos.

Menta

menta
Fuente: Pixabay/congerdesign

La menta es una de esas plantas aromáticas que sirve para todo: cocinar, preparar un cocktail, decorar y espantar a los insectos. Y es que su aroma no gusta nada a muchos de ellos, como los mosquitos. Pon las macetas en las estancias en las que no quieres que hagan acto de presencia, y ten en cuenta que esta planta debe tener un buen drenaje y cuidados para que no se te muera, así como una maceta con unos 20 centímetros de profundidad.

Lavanda

lavanda
Fuente: Pixabay/jackmac34

La lavanda es otra de esas plantas preciosas que tiene diversas propiedades, como las relajantes, además de que sus flores adornan cualquier estancia. Pero a pesar de que a nosotros nos encanta su perfume, los mosquitos, las moscas y los tábanos lo odian, así que es uno de los mejores repelentes naturales para ellos.

Puedes plantarla en el exterior, pero también en maceta en interior si vives en una casa con buena cantidad de luz natural. Recuerda que debe tener un buen drenaje y que no debes encharcarla al regarla si no quieres que se te muera.

Citronela

citronela
Fuente: Wikimedia/Mokkie CC BY-SA 4.0

Seguro que has oído hablar de los beneficios de la citronela para ahuyentar a los mosquitos, sobre todo, por las populares pulseras de citronela que se venden con este fin. Pues efectivamente esta planta es otra de las ideales para repeler no solo mosquitos, sino también todo tipo de moscas. Lo mejor es que la plantes en el exterior y no te preocupes mucho por ella siempre y cuando tenga agua suficiente, pues requiere muy pocos cuidados.

Albahaca

albahaca
Fuente: Pixabay

La albahaca es otra de esas plantas aromáticas que funcionan como excelente repelente de mosquitos y moscas blancas. La puedes tener perfectamente plantada en maceta y colocarla cerca de las puertas o en las ventanas. Además, sus hojas resultan imprescindibles en algunas recetas de cocina, salsas o cócteles, así que podrás aprovechar todos sus usos si la tienes en casa.

Romero

romero
Fuente: Pixabay/cocoparisienne

Por último no podemos dejar de mencionar una de las plantas aromáticas más sencillas de cultivar, que está preciosa con o sin flores: el romero. Aguanta sin problemas las altas temperaturas, necesita poca agua y no requiere ningún sustrato específico, así que no tendrás problemas en que te crezca.

El característico perfume del romero aleja a casi todos los insectos, así que espantará a los mosquitos, moscas y similares. Eso sí, cuando está en flor atrae a las abejas, cuya tarea polinizadora es tan importante para el medio ambiente. De tal modo, te aconsejamos que siempre tengas alguna planta de romero en el jardín.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here