Guía de primeros auxilios para solucionar los problemas de tu dispositivo electrónico

3 minutos

Es posible que más de una vez te hayas encontrado con algún pequeño problema en tu dispositivo electrónico: la tableta que no va bien, el smartphone que no carga, el portátil que se te queda colgado, la conexión WiFi que falla… ¿A quién no desesperan un poco ese tipo de situaciones que, por si fuera poco, siempre parecen suceder cuando uno tiene prisa?

Para solventarlo, hoy vamos a ofrecerte una guía de primeros auxilios con las pequeñas soluciones para los problemas más frecuentes de tus dispositivos. Puede que en más de una ocasión te saquen de un apuro sin necesidad de recurrir al servicio técnico.

Los problemas más frecuentes de tu dispositivo

Reiniciar el dispositivo

portátil
Portátil/Foto: Pixabay

Por más que esta sea la solución más sencilla, no podemos pasarla por alto. En la mayoría de las ocasiones, reiniciar el dispositivo solventa los problemas más habituales en un móvil o en un ordenador que no carga bien los archivos, cuya pantalla queda congelada o que no responde ante tus indicaciones. De hecho, esta es la solución que te ofrecerán primero la mayoría de los informáticos.

¿Has probado a reiniciarlo? es la pregunta más frecuente cuando les consultas ante cualquier problema de tu ordenador o dispositivo móvil. Y, la verdad, tienen razón. Muchas veces es algo tan simple como eso. Resulta la forma más sencilla para que el dispositivo regresa a la normalidad antes de haber incurrido en el error que provoca que no funcione bien. Así que tenlo en cuenta: reinicia.

Instalar actualizaciones

tableta
Tableta/Foto: Pixabay

Si reiniciar el dispositivo no funciona y sigue dándote problemas, puede ser que tengas el sistema o algún programa o aplicación desactualizados. Actualiza todos ellos. De hecho, procura actualizar con frecuencia tus dispositivos. Tenerlos siempre actualizados te evitará también muchos problemas.

Resulta especialmente importante en el teléfono móvil si tienes numerosas aplicaciones instaladas. No solo te ralentizarán su funcionamiento, sino que pueden provocar que falle si están sin actualizar. Revisa si tienes actualizaciones en cola y ponlo a punto.

Por otro lado, hay que tener en cuenta de que, aunque la mayoría de las actualizaciones se instalan automáticamente, puede pasar que no tengas programado el dispositivo para que lo haga así y debas actualizarlo manualmente. De igual modo, si ha habido algún problema de conexión mientras se estaba actualizando, puede que no lo haya hecho correctamente. De nuevo, revisa que tu dispositivo esté puesto al día.

Comprobar la conexión

smartphone
Smartphone con señal WiFi/Foto: Unsplash

Otro problema muy frecuente es la conexión lenta. Si estás en casa, conectado a tu router, ya sea por cable o por conexión WiFi, lo primero que podemos hacer es reiniciar el router. También puedes colocarlo con sus antenas bien orientadas para que funcione lo mejor posible. Y recuerda que ha de estar colocado en una ubicación céntrica sin nada que interfiera a la señal que proyecte, como otros aparatos eléctricos.

Comprobar los ajustes del dispositivo

móvil
Mujer con móvil/Foto: Pixabay

No obstante, si en tu casa o el lugar en el que te encuentres tiene una adecuada señal WiFi y todo el mundo puede conectarse menos tú con tu móvil, deberás ir a los ajustes de tu dispositivo. Esto también te resultará útil para el caso de que no te funcione el Bluetooth.

En la sección de tu smartphone o de tu otro dispositivo, que aparece identificada como Ajustes o como Configuración, podrás revisar uno por uno todos los posibles problemas de control y accesibilidad. Revisa la configuración del Bluetooth. Puede que lo hayas apagado sin darte cuenta. Asimismo, mira si está bien conectado a la WiFi o estás intentando entrar en otra para la que no tienes contraseña.

Seleccionar notificaciones

Teléfono con notificaciones de redes sociales
Teléfono con notificaciones de redes sociales/Foto: Pixabay

Si no eres muy hábil con tu smartphone y te agobia ver que se te llena de notificaciones, también has de poner manos a la obra. Ten en cuenta que pueden llegar a saturar el dispositivo si son muy numerosas y provocar que vaya lento o que no cargue bien.

De tal modo, lo mejor es que selecciones qué notificaciones quieres recibir para que no causen problemas. Tener siempre lleno el centro de notificaciones provocará que se te pasen por alto las importantes en medio de un montón de ellas que ni siquiera vas a revisar.

Invierte un momento en el apartado de Ajustes de notificaciones para seleccionar qué aplicaciones pueden enviarte notificaciones. Y ya de paso, elige también aquellas que deseas que lo hagan con sonido para no terminar de los nervios porque el dispositivo móvil no deja de sonar.

Forzar la aplicación

Manos con teléfono
Manos con teléfono móvil/Foto: Pixabay

Cuando tu dispositivo se queda bloqueado o va a tirones, puede estar fallando la memoria RAM. Sin embargo, lo más sencillo es forzar el cierre de la aplicación o cerrar la pestaña del navegador que te da problemas, si es que eres capaz de identificarla.

En todo caso, resulta útil cerrar las pestañas y las aplicaciones en el móvil tras haberlas usado, para que no esté consumiendo recursos innecesarios, tirando de la memoria del dispositivo. De esta forma irá más fluido. De igual modo, procura hacer limpieza de vez en cuando para evitar problemas. Elimina archivos que no te sirvan de nada y apps que no utilices y solo están ocupando un valioso espacio.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.