Ideas de recetas tradicionales para Semana Santa

Si te apetece preparar algo especial, vamos a darte algunas ideas. Toma nota de estas recetas imprescindibles para Semana Santa y sorprende a los tuyos con alguna de las sabrosas recetas típicas de nuestro país.

buñuelos de bacalao
Fuente: Wikimedia/Tamorlan CC BY 3.0

Cuando llega la Semana Santa, la cocina tradicional se convierte a menudo en protagonista. Los platos típicos de esta época se relacionan con la prohibición de consumir carnes y sus derivados en relación a la tradición cristiana. Como resultado, además de los dulces, los pescados y las legumbres se convierten en ingredientes estrella de estas fechas.

Si te apetece meterte uno de estos días en la cocina para preparar algo especial, hoy vamos a darte algunas ideas. Toma nota de estas recetas imprescindibles para Semana Santa y sorprende a los tuyos con alguna de los sabrosos platos típicos de nuestro país.

Potaje de vigilia

Garbanzos
Fuente: Pixabay/jackmac34

Comenzamos con un clásico: el potaje de vigilia. Este plato de origen medieval y consumido en muchas partes de la península tiene como ingredientes los garbanzos, las espinacas, los huevos y el bacalao, aunque también hay quien lo prepara con alubias o incluso lentejas y añade como verduras acelgas, berzos o grelos. Se trata de una comida muy completa que suele consumirse como plato único.

Patatas viudas a la riojana

Las patatas viudas a la riojana son una de esas recetas típicas de Semana Santa tan sabrosas como económicas. Se preparan como las patatas a la riojana, pero no has de añadirles nada de carne ni de chorizo. Así que entre los ingredientes necesitas patatas, pimiento, cebolla, ajo, sal, aceite y una hoja de laurel.

Pela y trocea las patatas. Corta la cebolla, el pimiento verde y el ajo, y sofríelas en una cazuela o cazo hondo con aceite de oliva. Cuando la verdura está dorada, añade las patatas, rehógalas y cubre con agua. Añade sal y una hoja de laurel y deja cocer durante unos 40 minutos. Al servir, puedes espolvorear con un poco de pimentón dulce o picante al gusto.

Buñuelos de bacalao

buñuelos de bacalao
Fuente: Wikimedia/Tamorlan CC BY 3.0

Otra de las recetas típicas de nuestro país en Semana Santa son los buñuelos de bacalao, que puedes preparar friéndolos en la sartén o cocinándolos al horno, para que sean más ligeros. El bacalao, principal ingrediente de estos sabrosos buñuelos, es uno de los pescados estrella para poner en la mesa en estas fechas y es que, prepares como lo prepares, siempre está muy rico. Para cocinarlos solo necesitas mezclar el bacalao con la masa de los buñuelos, elaboradas con agua o leche, huevos y harina, y luego se fríen en aceite de oliva.

Torrijas

torrijas
Fuente: Pixabay/ValverdeRedactor

En muchas comunidades autónomas se preparan las torrijas durante el carnaval, pero también durante la Semana Santa. Lo cierto es que a los golosos les gustarán en cualquier momento del año. Además, es una receta perfecta de aprovechamiento, ya que puedes prepararla con pan duro. Corta el pan en rodajas y prepara la mezcla donde deberás bañarlas.

Puedes hacerlas con leche o con vino dulce, y añadirle una ramita de canela, media ramita de vainilla y cáscara de naranja y de limón. En el caso de hacerlos con leche, necesitarás poner también una buena cantidad de azúcar. Calienta estos ingredientes y, antes de que empiecen a hervir, tapa el recipiente y espera a que infusione un par de horas. Luego coloca las rebanadas de pan, de entre dos y tres centímetros, en una fuente de horno y vierte sobre ellas la mezcla de leche o de vino, después de colarlas, y espera unos minutos para que se empapen bien.

Luego, pásalas por huevo batido y fríelas en abundante aceite muy caliente. Al retirar, recuerda ponerlas sobre papel absorbente para eliminar el aceite sobrante. Tras esperar un rato a que enfríen, después ya puedes rociarlas con azúcar y canela en plato. ¡Y ya tienes unas sabrosas torrijas para chuparse los dedos!

Leche frita

leche frita
Fuente: Flickr/juantiagues CC BY-SA 2.0

Otro de los postres típico de la Semana Santa también resulta una receta de aprovechamiento, al igual que las torrijas. Nos referimos a la leche frita, que en el norte de España es todo un clásico entre los postres. Resulta muy fácil de preparar, aunque también es muy laboriosa, para la que solo necesitas leche, huevos y harina.

Si quieres que esté bien sabrosa, infusiona 300 mililitros de leche con 80 gramos de azúcar, cáscara de limón y canela. Lleva a ebullición y después apaga el fuego y tápala durante un cuarto de hora. En otros 100 mililitros de leche fría disuelve 35 gramos de maizena y añádela a la mezcla anterior. Luego pon el cazo otra vez en el fuego al mínimo y no dejes de remover.

Transcurridos 20 minutos, déjala enfriar cubierta con film de cocina en la nevera durante un mínimo de 4 horas. Después, corta la crema en porciones iguales, rebózalas en harina y huevo batido y fríelas en aceite caliente hasta que se doren. Déjalas escurrir en papel absorbente y espolvorea después con azúcar y canela en polvo. Y ya tendrás lista la leche frita perfecta para los más golosos.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here