Llega el verano y el tiempo de ir a disfrutar de los días de playa, así que hoy te traemos una idea que seguramente te resulte útil, sobre todo, si te gustan las manualidades los proyectos #DIY que te permiten crear objetos completamente personalizados y a tu gusto.

Toma nota de estas ideas para hacerte tu propia bolsa-toalla este verano y tener un accesorio exclusivo con el que atraer todas las miradas. ¿Te apuntas? ¡Pues sigue leyendo!

Bolsa-toalla con bolsillo

bolsa toalla
Fuente: YouTube/ Anita Thadani Bharat

Una bolsa-toalla con bolsillo es una de las manualidades más prácticas para el verano, sobre todo, si sueles llevar más cosas a la playa y necesitas espacio. Para ello necesitas una toalla grande, una toalla de manos, un par de tiras de tela, cordón negro o una cuerda poco gruesa, las tijeras, las agujas, hilo y máquina de coser.

Lo mejor es que utilices una toalla grande ya usada o que, por lo menos, hayas lavado varias veces. De tal manera te asegurarás que no encogerá más y podrás reciclar una prenda sin necesidad de gastar dinero.

Deberás extender la toalla sobre una superficie plana para marcar dónde vas a coser una toalla de manos que funcionará como bolsillo. Con ello obtendrás un bolsillo interior donde podrás guardar un bikini, el bañador, un pequeño neceser o un libro. Este bolsillo puedes ponerlo en el interior o en el exterior, aunque lo mejor es que lo coloques por fuera para que no te tumbes luego justo sobre él.

Mide luego la toalla para colocar en el medio las dos tiras que harán de asas. Tendrás que coser todo a máquina. Te aconsejamos que prepares u dobladillo para meter el cordón o la cuerda, de modo que podrás atar la toalla por la mitad con un par de nudos y al desatarla usarlo extendida para tumbarte.

Bolso-toalla forrado

Otra de las formas que puedes hacer un bolso-toalla, si no quieres que por su parte exterior se vea el rizo característico de las toallas, es forrar ese lado con otra tela de tu gusto. Ya sea de cuadros, estampada, con motivos de superhéroes o musicales, las opciones son infinitas para el diseño que prefieras.

Tendrás que ser hábil con la máquina de coser, ya que no solo tendrás que forrar la toalla, sino también las tiras que utilices para hacer las asas para portarla. Puedes optar por colocar solo un pequeño aplique para no forrar la toalla del todo, o un pequeño bolsillo exterior.

Toalla-pareo

toalla pareo
Fuente: YouTube/livingflipflops

Otra fórmula para que la toalla no te ocupe espacio a la hora de ir a la playa es hacer tu propia toalla-pareo, que también te facilitará a la hora de decidir que ponerte para pasar el día junto al mar. Para hacerlo necesitarás un par de metros de tela pareo. Lo mejor es que elijas una tela de algodón.

Después tendrás que escoger una toalla de rizo, de en torno a metro y medio de largo. Asimismo, puedes comprar una tela de toalla en el color que desees. Recuerda que cuanto más ligero sea el rizo de la toalla, menos pesará y mejor te sentará al ponértelo. Te sorprenderá lo bien que queda. Anímate a coser tu pareo-toalla.

Adornos bolso-toalla

playa
Fuente: Pixabay/cascaras

Los bolsos-toalla también puedes decorarlos como desees, así como la toalla-pareo. No obstante, antes de decidirte por personalizarlo de una u otra forma, debes asegurarte de que no le de peso ni demasiado volumen. Lo ideal es que los motivos decorativos estén fabricados asimismo en telas lavables, de manera que no tengas ningún problema en volver de la playa y meter todo en la lavadora.

Una opción son las tiras de flecos, que puedes colocar en las asas o en la parte superior exterior, así como cenefas decorativas, que también puedes usar para forrar las correas. Otra buena idea es colgar un par de pompones. Elige unos que sean adecuados según el color. Puedes optar por cualquier material o adornos para los colgantes siempre que los enganches como si fueran llaveros, de manera que los puedas retirar antes de lavarlos.

También puedes inspirarte en las formas en las que se decoran los cestos de mimbre o bolsos de forma general. Si anudas un pañuelo o pañoleta vistosa en la base del asa, no solo estarás dando un toque decorativo a tu bolsa, sino que también podrás echar mano de ese pañuelo si te hace falta, ya sea como diadema o si te lo quieres colocar al cuello si vas a estar hasta última hora.

Por último, puedes hacer las asas de forma todavía más personalizada. Si sabes ganchillar y eres bueno con la aguja, prueba a hacerlas de crochet, o si no quieres complicarte la vida, compra correas de lona para colocar, en vez de andar forrando la propia tela de toalla.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here