Ideas para regar tus plantas cuando te vas de vacaciones

3 minutos

Si no tenemos la suerte de que un familiar o amigo se pase por nuestra casa a atender nuestras plantas cuando marchamos varios días o semanas de vacaciones, no queda otra que echar mano de los diversos sistemas disponibles para regarlas.

Con ellos, no nos llevaremos un disgusto al llegar a casa y comprobaremos que siguen tan verdes y bonitas como siempre. Toma nota de estas ideas para regar tus plantas cuando te vas de vacaciones y recuerda probar el sistema que elijas unos días antes para asegurarte de que funciona correctamente.

Ideas para regar las plantas de vacaciones

Riego con agua gelificada

Hidrogel
Bolas de hidrogel para regar las plantas/Foto: Pixabay

Otro método habitual para regar cuando nos vamos de vacaciones es usar agua gelificada, también conocida como biogel, hidrogel o agua sólida. Esta funciona de manera que va hidratando poco a poco el sustrato de las plantas al dejarla introducida en él.

Este producto lo encontrarás en las tiendas especializadas, viveros e hipermercados en distintos formatos. El más sencillo es aquel que se coloca directamente en la tierra. El agua gelificada es uno de los sistemas más prácticos y que más agua ahorra. Encontrarás paquetes a partir de 3€.

Sistema de goteo con botella

Uno de los sistemas más conocidos que puedes preparar tú mismo y con el que además puedes reciclar las botellas de plástico que tengas en casa es el riego por botella. Lo mejor es que elijas una de entre medio litro y dos litros de agua. Solo tendrás que llenarla de agua, cerrarla con el tapón y realizar en este una ranura por la que irá cayendo poco a poco el agua al colocarla boca abajo introducida en la tierra de la maceta. Ten en cuenta el tamaño de esta y de la planta antes de decidirte por una botella de una capacidad u otra.

Bombillas de riego

Para aquellas plantas que tenemos en casa que no necesitan gran cantidad de agua, una estupenda opción son las denominadas bolas o bombillas de riego. Normalmente están fabricadas en cristal templado y en la parte redondeada se acumula el agua que, mediante un tubo, va liberando poco a poco. Funcionan de forma similar a las botellas de plástico y resultan mucho más decorativas. De hecho, podrás incluso encontrarlas con distintas formas, como unicornios, pájaros, gatos y corazones, entre muchas otras, así como en diferentes cristales de colores.

Cada bombilla la encontrarás a partir de 3€, aunque sale más económico adquirir paquetes de cinco o seis unidades por poco más dinero. Calcula la cantidad que necesitas según el número de macetas en casa y compra un pack para ahorrar dinero.

Macetas con sistema autorriego

maceta con planta
Maceta con planta de flores violetas/Foto: Pixabay

Las macetas con sistema autorriego sueltan el agua que necesita la planta según lo requiera esta, motivo por el cual a menudo se las llama “macetas inteligentes” o hidrojardineras. Están diseñadas de manera que cuentan con un depósito aislado en el fondo que va dejando salir el agua, en base al principio de capilaridad. Lo único que tendrás que hacer es rellenar el depósito en función del tiempo que vayas a estar fuera o, si estás en casa, cuando corresponda.

Según el recipiente que elijas, podrás tener que rellenarlo entre dos semanas y mes y medio, y la propia maceta tiene un testigo que te avisará cuando toque. En todo caso, para que funcione correctamente, nunca dejes que se vacíe del todo y no lo llenes por completo o corres el riesgo de asfixiar las raíces.

En el mercado hay numerosas macetas autorriego, cuyo precio difiere en función del tamaño y el material. Las encontrarás a partir de unos 4€.

Riego con conos de arcilla

Otro sistema sencillo y económico son los conos dosificadores de arcilla que también puedes adquirir en hipermercados y establecimientos especializados. Estos deberás conectarlos a botellas de plástico llenas de agua y luego clavarlos en la tierra de la maceta. La cerámica, al ser microporosa, hará que el agua vaya suministrándose poco a poco a la planta. Calcula que una botella de un par de litros puede llegar para regarla un par de semanas.

El precio de los conos de arcilla varía en función de su tamaño y aspecto, puesto que los hay con la forma geométrica tradicional y otros que tienen una figura decorativa en su parte superior, la que queda a la vista en la maceta. Comprar varios juntos hace que el precio varíe considerablemente a si solo adquieres uno.

Programador de riego

balcón
Balcón con jardineras de flores/Foto: Pixabay

Por último, si tienes varias jardineras o césped o un pequeño huerto en la terraza o el jardín, la opción más recomendable es que utilices un programador de riego, que abre y cierra automáticamente las válvulas para regar. Si instalas la aplicación correspondiente en tu dispositivo móvil, puedes activar a distancia tú mismo el sistema para decidir cuándo regar. Solo deberás tener conectado el módem al programador.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.