Un año más, con la primavera, llega la época de la campaña de la Declaración de la Renta, la cual abarca varios meses. Algunos se animan a prepararla ellos mismos, mientras que otros acuden a las gestorías. En todo caso, se debe ser consciente de lo que se ha de declarar y lo que se puede desgravar.

Como sobre el tema de las desgravaciones no siempre está del todo informado el ciudadano y se le pueden pasar por alto a la hora de aportar esa información y documentación, repasamos algunas de las deducciones a tener en cuenta en la Declaración de la Renta. Que no se te olvide ninguna cuando vayas a presentarla.

Reducción por tramitación conjunta

tax
Fuente: Pixabay/stevepb

Aquellos que estéis casados deberéis tener en cuenta la posibilidad de realizar la Declaración de forma conjunta o por separado, ya que según las circunstancias puede resultar más rentable efectuarla de una u otra forma. De modo general, resulta necesario tener en cuenta que en el supuesto de dos trabajadores por cuenta ajena suele ser más beneficioso presentarla de forma individual. Haz los cálculos por separado o consulta a un gestor antes de decidirte por una u otra forma.

Donativos

No siempre se tienen en cuenta los donativos, pero desde el año 2016, a partir de 150 euros donados a entidades sin fines de lucro, como las ONGs, se devuelve el 75 % de la cantidad aportada. A partir de esos 150 euros, el porcentaje se cifra entre un 30 % y un 35 %. Además de las ONGs también entran en esta categoría las donaciones a asociaciones y fundaciones de utilidad pública, las federaciones deportivas, las universidades, las fundaciones de entidades religiosas, etc.

Deducción por compra o alquiler de vivienda habitual

hipoteca
Fuente: Pixabay

Si tu vivienda habitual fue adquirida con anterioridad al año 2013 y estás pagando la hipoteca, también puedes deducirla de tu Declaración de la Renta. No obstante, ten en cuenta que la máxima cantidad permitida se cifra en 9040. Por otro lado, los contribuyentes con un contrato de alquiler firmado antes del 1 de enero de 2015 pueden beneficiarse de las deducciones si se trata de su vivienda habitual, aunque siempre y cuando su base imponible sea inferior a 24 107,20 euros. La base máxima de deducción también será de 9040 euros.

Sin embargo, debes tener en cuenta que cada comunidad autónoma cuenta con su propio apartado de deducciones en materia fiscal, y algunas de ellas también ofrecen la posibilidad de incluir una deducción por alquiler de vivienda habitual con fecha posterior al 2015, por lo que deberás consultar la legislación del lugar en el que vives.

Reducciones por planes de pensiones y similares

Los planes de pensiones, según la cantidad aportada, también pueden conseguir una buena deducción en la Declaración, así que no olvides indicar si tienes contratado alguno. De igual modo sucede con los planes de previsión asegurados, las mutualidades de previsión social, las primas a seguros privados de dependencia y similares.

Sindicatos y partidos políticos

Si estás afiliado a un sindicato, recuerda que las cuotas pueden dar lugar a una deducción de entre el 20 % y el 30 %, con un límite de 600 euros anuales. Así sucede también con las afiliaciones a federaciones, partidos políticos, coaliciones y/o agrupaciones electorales.

Deducción por maternidad

Aquellas madres con niños menores de tres años pueden deducir hasta 1200 euros en su Declaración, los cuales pueden incrementarse 1000 euros más si se acreditan gastos de guardería o en centros de educación infantil. Para optar a ella es necesario que la madre realiza una actividad por cuenta propia o ajena y se encuentre dada de alta en el régimen que le corresponda de la Seguridad Social.

Deducciones por discapacidad

De igual modo, pueden deducirse 1200 euros por cada ascendiente o descendiente con discapacidad que se encuentren a cargo del contribuyente. Asimismo, está estipulada una deducción de 2400 euros para las familias numerosas.

En lo relativo a la discapacidad y la convivencia con ascendientes y descendientes dependientes, las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Asturias, Illes Balears, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, La Rioja y la Comunidad Valenciana han aprobado sus propias deducciones sobre la cuota autonómica del IRPF, las cuales puedes consultar en el sitio web de la Agencia Tributaria.

Deducciones por compra de libros y material escolar

libros de texto
Fuente: Pixabay/Hermann

En muchas comunidades autónomas también se pueden deducir los gastos relativos a la compra de libros de texto y material escolar. Así sucede en Asturias, Aragón, Illes Balears y Castilla-La Mancha. En la comunidad asturiana también se deduce el 15 % de gasto en los centros para niños de 0 a 3 años. En otras como Castilla-La Mancha y las Illes Balears, el 15 % por gastos de aprendizaje de idiomas en actividades extraescolares.

Estos son solo unos ejemplos, así que asegúrate cada año de pedir las facturas correspondientes a ese tipo de gastos para tenerlas disponibles llegado el momento de presentar la Declaración de la Renta. No olvides incluirlas si en tu comunidad autónoma están establecidas este tipo de deducciones.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here