Las flores más coloridas del verano

Hacemos un repaso a algunas de las flores más coloridas durante la época estival por si quieres tenerlas en cuenta cuando vayas a plantar un nuevo esqueje o quieras regalar una planta veraniega

dalia
Fuente: Pixabay/Alexas_Fotos

Aunque cuando pensamos en campos verdes y floridos a nuestra mente suele acudir irremediablemente la primavera, lo cierto es que en verano también hay plantas que florecen y llenan nuestros espacios naturales de belleza, además de las que tengamos en nuestro jardín o terraza. Incluso si tienes plantas en maceta que florecen en verano también lo notarás.

Pero por si todavía te quedan dudas, vamos a hacer un repaso a algunas de las flores más coloridas durante la época estival por si quieres tenerlas en cuenta cuando vayas a plantar un nuevo esqueje o quieras regalar una planta veraniega. Sin duda, estos ejemplares hacen los ramos y centros de mesa más alegres y llenos de color de esta temporada del año.

Gazania

Gazania
Fuente: Pixabay/MrGajowy3

Una de las plantas más coloridas del verano es la gazania. Resulta muy dura y resistente, y es originaria de Sudáfrica, por lo que crece muy bien en climas templados y cálidos. Florece en primavera o verano, aunque tiene flores durante gran parte del año, y le encanta estar a pleno sol, por lo que requiere muy pocos cuidades. Por la noche, cierra sus pétalos de forma similar a como hacen las margaritas y se abre de nuevo a la mañana siguiente. Encontrarás hasta una veintena de especies del género gazania. Solo tienes que elegir la que más te guste.

Buganvilla

Buganvilla
Fuente: Pixabay/phanvanson1997

La alegre buganvilla es otras de las flores más bonitas durante el verano. Resiste estupendamente la calor y suele colocarse en jardines y terrazas. Se trata de una planta originaria de Brasil que también es trepadora y arbustiva, por lo que tanto la puedes poner en una maceta como contra un muro para que trepe por él o junto a la columna de una pérgola. En el entorno adecuado, crece muy rápido y cuando te des cuenta, tendrás un hermoso arbusto con toda una explosión de color en los meses más calurosos del año.

Uña de gato

uña de gato
Fuente: Pixabay/3747728

La uña de gato (Carpogrotus edulis) es originaria de Sudáfrica y se introdujo en nuestro país como planta ornamental por sus coloridas flores y sus carnosas hojas, para decorar los jardines. Se trata de una planta suculenta por lo que los cuidados que necesita son casi nulos.

La uña de gato ha llegado a convertirse en una planta invasora en algunas partes de nuestro país, extendiéndose por las áreas costeras, pues tolera suelos y condiciones de salinidad. Sin duda, sus flores son de las más coloridas del verano.

Gallardía

Gaillardia
Fuente: Pixabay/OlinEJ

La gallardía (Gaillarda) pertenece a la familia de los girasoles, así que probablemente te recuerde a ellos, aunque su flor es todavía más colorida que la de estos, con unos tonos muy característicos amarillos y rojo brillante. Florece desde la primavera hasta el otoño. Si quieres tenerlas en tu jardín, recuerda plantarlas en primavera o en otoño.

Verbenas

verbena
Fuente: Pixabay/JamesDeMers

Los campos llenos de verbenas de diversos colores son una de esas imágenes que nos sorprenden cuando andamos por la naturaleza. Y es que se trata de una flor silvestre tan bonita que es frecuente verla plantada en los jardines y en las macetas de balcones y terrazas. Florece entre la primavera y el verano. Si te animas a plantar verbena en tu jardín o en maceta, recuerda que las semillas se siembran en invierno.

Plumeria

plumeria
Fuente: Pixabay/JamesDeMers

La plumeria, también conocida como jazmín indio, procede de Centroamérica y México, puesto que es una flor que se ve más fácilmente en climas tropicales o subtropicales. En realidad, se trata de un árbol que florece con maravillosos ejemplares en formas de racimo en tonos rojos, blancos, rosas, púrpuras y amarillos.

Puedes cultivar la plumeria sin problema en el interior, siempre y cuando tenga una buena cantidad de luz natural al día, así que si la colocas al lado de un gran ventanal no tendrás problema de tenerla en casa.

Dalias

dalia
Fuente: Pixabay/Alexas_Fotos

Las dalias son todo un clásico de las flores del verano que con sus pétalos y sus diversos colores adornan nuestros jardines y nuestras casas. Además, la variedad de dalias es tan grande que compiten en diversas alturas y tamaños, aunque todas ellas son igual de bonitas. Se trata de una planta bulbosa también procedente de México, florece durante el verano y conserva sus flores hasta finales del otoño.

Azucena

azucena
Fuente: Pixabay/Cherrylafoto

La azucena es otra de las protagonistas del verano y no nos extraña que sea la flor preferida de muchas personas. Hay muchas variedades entre las que encontrarás muchos colores. Y también es trepadora, así que si la plantas en el jardín o en la terraza puedes hacer como con la buganvilla y similares, por si quieres que trepe por algún muro o pérgola.

Girasol

girasoles
Fuente: Pixabay/JillWellington

Sin duda, los girasoles son una explosión de alegría cuando hablamos de flores de colores vivos en verano, y un par de ellos animará cualquier rincón de tu casa. Soporta estupendamente bien el calor y la sequedad, así que en verano requiere pocos cuidados. A los niños les encanta comprobar cómo sigue al sol durante todo el día y por la noche se cierra hasta el día siguiente. Y si luego te animas a coger y secar sus pipas, esta es una de esas plantas que no puede faltar en tu jardín.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here