Las frutas que más azúcar tienen

3 minutos

Cuando se habla de azúcar, tendemos a pensar en aquella que se encuentra en los productos procesados, en la bollería industrial y en los refrescos. Sin embargo, un alimento tan sabroso y delicioso como la fruta también contiene azúcar, aunque en este caso resulte saludable su consumo para nuestro organismo.

Conocemos cuáles son las frutas que más azúcar tienen y qué beneficios aportan a nuestra salud. Porque lo dulce no siempre es malo o tiene que preocuparnos a la hora de seguir una dieta equilibrada.

El azúcar de la fruta

frutas
Frutas/Foto: Unsplash

La fruta no solo contiene un tipo de azúcar, sino también nutrientes como vitaminas, minerales, agua, antioxidantes y una buena cantidad de fibra. La combinación de todo ello hace que sea uno de los alimentos más saludables que podemos consumir, imprescindible en nuestra dieta y fundamental durante las épocas de más calor, perfecto para hidratarse.

Y es que el azúcar de la fruta, que es fructuosa en su mayor medida, aunque también incluye algo de glucosa, es un endulzante natural que al ser consumido de esta forma es absorbido lentamente por nuestro organismo. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS), que considera los azúcares de la fruta como intrínsecos, no asocia al consumo de frutas efectos negativos.

Plátanos

bananas
Plátanos/Foto: Pixabay

Los plátanos, esa impresionante fuente de energía en forma de fruta, es uno de esos alimentos que contienen más de 10 gramos de azúcar por cada 100 gramos. Con 22,84 gramos de hidratos de carbono, de los cuales unos 12,23 gramos son azúcar, cuanto más verde esté el plátano, más almidón contendrá y, como consecuencia, mayor cantidad de carbohidratos complejos de absorción lenta aportará. Por el contrario, si está amarillo, su sabor será más dulce, puesto que tendrá mayor cantidad de azúcar, y carbohidratos simples. En cualquier caso, su consumo te proporcionará vitaminas como la C y la B6, hierro, magnesio y potasio.

Si te preguntas si las personas con diabetes pueden comer plátano, para responder a ello hemos de considerar su índice glucémico: 51 de media, entre 42 y 58. Las cifras inferiores a 55 IG se consideran bajo índice glucémico, así que consume plátanos con moderación y que preferiblemente no estén muy maduros.

Higos

Higos
Higos/Foto: Pixabay

Los higos también son una de esas frutas que más azúcar contienen, pero que cuentan con un bajo índice glucémico que contribuye a equilibrar la insulina. Cada 100 gramos de higo aporta unos 16 gramos de azúcar. Se trata además de un alimento con gran cantidad de antioxidantes y vitaminas, como la A, la B1, la B2, la K y la E. Asimismo, incluye minerales, potasio, hierro, calcio y fósforo, por lo que es otra fruta que vale la pena comprar en el supermercado.

Uvas

Uvas
Uvas/Foto: Pixabay

Si comes una taza de uvas estarás ingiriendo entre unos 16 y 23 gramos de azúcar. Además, si las tomas enteras con la piel, te beneficiarás de un buen aporte de fibra. En cualquier caso, resulta otra de las frutas más saludables, con un 17% de hidratos de carbono de rápida absorción, vitamina C, hierro y potasio, así como fósforo, calcio, magnesio y manganeso.

Se recomienda comer uvas para controlar los niveles de glucosa en la sangre y el colesterol. Además de ello, la Asociación Americana de Diabetes (ADA) también recomienda su consumo a los diabéticos siempre que sus carbohidratos se incluyan en la cantidad de diaria de raciones recomendada. El índice glucémico de las uvas oscila entre 45 y 53.

Granada

Granada
Granada/Foto: Pixabay

Aunque puede que no te parezca muy dulce por su sabor, la granada es otra de las frutas que más concentración de azúcar contiene. Son unos 14 gramos de azúcar por cada 100 gramos de granada los que se encuentran en este alimento, así como potasio, calcio, fósforo y vitaminas A, B y C. Además, tiene propiedades antioxidantes, así que vale la pena que también la tengas en cuenta.

Mango

mango
Mango/Foto: Pixabay

Otra de esas frutas ricas en azúcares, jugosas y sabrosas, es el mango. Una taza de mango aporta unos 23 gramos de azúcar, además de resultar muy hidratante. Ten en cuenta que hasta un 85% de su peso es agua. Entre sus mayores beneficios se encuentra la gran cantidad de vitamina C que contiene, más de la mitad de la cantidad diaria recomendada, así como mucha fibra. También tiene vitamina A y vitamina B6, por lo que también contribuye a aumentar la función inmunitaria de nuestro organismo.

En cualquier caso, recuerda que siempre es mejor comer la fruta cruda y entera, tras haber limpiado bien su piel. Así tomarás más fibra, aportará una menor cantidad de azúcar al organismo y aprovecharás sus propiedades saciantes. En segundo lugar, tienes la opción de tomarlas exprimidas en zumo, aunque si quieres seguir disfrutando de sus beneficios no debes colarlo y tomar la pulpa. Esta contiene los antioxidantes y muchas vitaminas y minerales.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.