Las mejores ideas para decorar tu habitación con poco dinero

Hoy te ofrecemos algunas de las mejores ideas para decorar tu habitación con poco dinero

dormitorio
Fuente: Pixabay/StuBaileyPhoto

¿Te apetece dar un nuevo aire a tu habitación pero no dispones de demasiado dinero o no te gusta lo que ves por los establecimientos? Incluso puede que quieras huir de esas imágenes de estancias en serie que podrían ser de cualquiera y personalizarla a tu gusto para que sea fiel reflejo de ti mismo.

Qué duda cabe que cuando nos rodeamos que las cosas que más nos gustan o nos relajan, nos sentimos mucho mejor, así que vale la pena decorar esos rincones de nuestro hogar para que nos sirvan de refugio y no pensando más en los demás que en nosotros mismos. Para que lo consigas, te ofrecemos algunas de las mejores ideas para decorar tu habitación con poco dinero.

Guirnaldas de luces

guirnalda de luz
Fuente: Pixabay/dudescience

A menudo, pensamos que determinados objetos solo pueden usarse en determinada época del año, más por tradición y costumbre que por otra cosa. Sucede así con las guirnaldas de luces. Este elemento decorativo tan sencillo y de gran variedad de precios y estilos puede marcar la diferencia en tu habitación.

No a todos nos gustan las guirnaldas colocadas en el mismo sitio ni en los mismos colores, así que puedes personalizar tu ambiente por completo. Desde una pequeña botella de cristal en la que introducir una guirnalda que decorará discretamente cualquier rincón hasta una guirnalda larga dispuesta por la estantería, alrededor de un cuadro o de extremo a extremo de la pared, las opciones son infinitas. Las encontrarás incluso para las cortinas. Pequeñas luces LED, corazones, estrellas, bolas de colores, pequeños animales para las habitaciones infantiles, con pinzas para colgar entre cada luz una fotografía…

Dos cosas a tener en cuenta para acertar: huye de los colores y motivos navideños, y elige los tonos para que coordinen o contrasten con la pared o la ropa de hogar. Las encontrarás desde 4 euros, así que el precio no es excusa.

Cambia de color la pared

No hay duda de que pintar de otro color la habitación es un cambio notable, pero no vamos a proponerte que te gastes tanto dinero para cubrir las cuatro paredes, sino que pintes solo una. Si te gusta el estilo moderno y tu habitación es espaciosa, elige un color intenso y alegre para una pared, ya sea la del cabecero de la cabeza o la que está frente a la ventana.

En el caso de los niños o si eres una persona creativa, incluso puedes elegir pintar la pared más despejada, en todo o en parte, con pintura de pizarra, que te permitirá dar rienda suelta a tu imaginación y usarla para tus recordatorios. La encontrarás en diversos colores, no tiene por qué ser negra. Y no olvides comprar tizas blancas y un borrador.

Láminas enmarcadas

dormitorio
Fuente: Pixabay/StuBaileyPhoto

Otra estupenda idea es decorar con láminas y cubrir un espacio de la pared en mayor o menor medida, según sea tu gusto. Elige postales de ilustradores, láminas con frases inspiradoras, una palabra o un nombre, o escribe tú mismo en el ordenador aquellas con las que más te identificas e imprímelas en papel grueso o anímate a practicar lettering o a crear tus propios dibujos.

En todo caso, las postales, láminas y marcos más pequeños los encontrarás desde un euro. Agrupa varios de pequeño tamaño o invierte en uno más grande. Las láminas salen más económicas que los cuadros o las fotografías y pueden decir mucho de ti. Elige tu motivo y frases favoritas y sonríe cada vez que tu vista recaiga sobre ella.

Tarros de vidrio rellenos

Si simplemente quieres algún elemento decorativo para colocar sobre un estante o sobre una mesa y no encuentras nada que te guste, hazlo tú mismo. Este es uno de esos proyectos DIY (Do It Yourself) más sencillos que existe. Solo necesitas tarros de vidrio de distinto tamaño para combinar. Dos o tres bastarán. Los tarros de vidrio de mermelada o los pequeños de mostaza resultan perfectos. Luego solo tienes que rellenarlos, aunque si lo prefieres también puedes usar botellas.

Aquí tienes varias opciones según la temática y estilo de la habitación. Si es desenfadada y juvenil, quedarán muy bien rellenos de canicas, pero si quieres algo más minimalista, puedes rellenarlas con piedras o guijarros. Y si te gusta la decoración algo más bohemia o romántica, quedarán preciosos rellenos de hojas y flores secas. Tanto los guijarros como las hojas puedes recogerlos tú mismo en la próxima excursión al campo que realices. Si no es posible o no te apetece, también encontrarás estos elementos a la venta por módico precio, en bolsas a partir de un par de euros.

Coloca un rincón verde

planta
Fuente: Pixabay/Space_Zandria

El rincón verde nunca falla. Por supuesto, hablamos de plantas. Si tienes una mesita puedes colocar en ella unas pocas suculentas, unas prímulas o unos cactus, que tienen precios muy asequibles. Aunque también puedes optar por una trepadora, para que cuelgue desde la mesa o una planta de mayor tamaño en su propia maceta y sobre el suelo en una esquina, como un filodendro.

Cualquiera de estas opciones dará un nuevo aire a tu habitación sin necesidad de gastar mucho dinero. Tal vez alguna de ellas sea justo lo que estabas buscando, así que te animamos a probarla.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here