Las plantas ornamentales más fáciles de cuidar

Te recomendamos algunas de las plantas ornamentales más fáciles de cuidar. Con el mínimo cuidado estarán preciosas en tu casa.

Lirio de la paz
Fuente: Pixabay/leesamckendrick

Las plantas no solo contribuyen a decorar nuestra casa y que esté más alegre y bonita, sino también a regular el calor de nuestro hogar para combatir las altas temperaturas y dar un toque natural que provoca que las estancias resulten más acogedoras.

Pero si siempre te has mostrado reticente a tenerlas porque crees que no tienes mano para las plantas, vamos a intentar remediarlo recomendándote algunas de las plantas ornamentales más fáciles de cuidar. Con el mínimo cuidado estarán preciosas en tu casa.

Lirio de la paz

Lirio de la paz
Fuente: Pixabay/leesamckendrick

Una de las plantas más bonitas para tener en el hogar es el lirio de la paz (Spathiphyllum Spp). Además de purificar especialmente el ambiente, puede florecer en cualquier estación del año, de manera que es posible disfrutar de su flor en cualquier momento, gracias a que se adapta sin dificultad a los cambios de temperatura y de luz. Solo tienes que recordar regarlo una vez por semana y mantener su tierra húmeda.

Costilla de Adán

Monstera deliciosa
Fuente: Pixabay/justynafaliszek

La costilla de Adán o Monstera deliciosa es una planta espectacular. Sus grandes hojas con ciertos agujeros y su impresionante porte cuando crece contribuyen a que resulte inconfundible, incluso aunque no entiendas nada de plantas. Queda muy bien en las esquinas de los grandes salones, así como en recibidores y vestíbulos si son amplios.

Le gustan los ambientes húmedos, pero bastará con que la riegues una vez a la semana y recuerdes pulverizar sus hojas. Aunque es una planta tanto de interior como de exterior, ten en cuenta que las temperaturas que más le gustan están entre los 10 ºC y los 24 ºC, así que resulta perfecta para lugares de clima templado.

Collar de corazones

collar de corazones
Fuente: Flickr/Maja Dumat CC BY 2.0

Las plantas suculentas son de las más fáciles de cuidar porque no tienes que estar pendiente de su riego ni de sus hojas marchitas. Una de las plantas ornamentales mejores de entre esta familia de plantas es la conocida como collar de corazones (Ceropegia woodii).

La única condición que debes cumplir para que no se te seque esta coqueta planta trepadora es colocarla en un sitio con mucha luz pero en el que no le den directamente los rayos del sol, y antes de echarle agua, deberás comprobar que la tierra está seca. En invierno solo tendrás que regarla un par de veces al mes.

Drácena

plantas ornamentales
Fuente: Pixabay/webentwicklerin

Con unas elegantes hojas y con gran resistencia, la drácena (Dracaena marginata) es otra de esas plantas ornamentales que apenas requiere cuidados. Originaria de Madagascar, esta planta tiene una cualidad que la hace destacar por encina de las otras: limpia el aire contaminado. Y es que la drácena filtra los gases contaminantes y el químico formadehído. Se adapta muy bien al interior de las casas y resulta un excelente purificador natural, así que no dudes en hacerte con una.

Cintas

cinta
Fuente: Wikimedia/Forest & Kim Starr CC BY 3.0

En rincones como en recibidores y pasillos puedes colocar las bonitas cintas, también conocidas como lazos de amor o malamadre. No necesitan mucha luz y hay que evitar que les de el sol directo o, en caso contrario, perderán su intento color. Solo tienes que comprobar que la tierra esté seca antes de regarla, o en caso contrario todavía no lo necesitará. Bastará que lo hagas una o dos veces a la semana.

Planta de la oración

planta de la oración
Fuente: Flickr/Fernando Vega CC BY-NC-SA 2.0

La planta de la oración (Maranta tricolor) debe su nombre a esa especial característica de que por las noches cierra las hojas un poco, como si se pusiera a meditar. Es una planta que, a pesar de necesitar mucha luz indirecta, también resulta fácil de cuidar, pues bastará con que la riegues una vez a la semana y pulverices sus hojas.

Lo más adecuado para que drene bien es que coloques debajo de la maceta, que ha de tener agujero, un plato con piedras o guijarros para que pueda eliminar la humedad sobrante o bien poner una maceta dentro de otra y colocar esas piedras en el fondo de la más grande.

Zamioculca

zamioculca
Fuente: Flickr/ titanium22

Aunque si todas las anteriores no te convencen, sin duda, la zamioculca es para ti. También se la conoce por los nombres de planta del armario y planta cuervo. Hay quien la denomina ZZ, en referencia a su nombre científico: Zamioculca zamicifolia.

Y es que esta planta ornamental es tan resistente que la única forma de que te seque es si te olvidas por completo de ella. Es capaz de sobrevivir a varios meses sin ser regada, aunque si recibe mucha luz necesitará riegos más frecuentes. Es una de las plantas tropicales más adecuadas y fáciles de cuidar en interior. No obstante, ten en cuenta a la hora de elegir dónde colocarla, que no le gustan las corrientes del aire ni el frío, y que debes esperar a que su tierra esté seca antes de echarle de nuevo agua.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here