Las vacaciones son un tiempo para relajarnos, descansar y divertirnos lejos de las preocupaciones y de la rutina diaria. Pero no por ello debemos olvidar que en nuestro tiempo libre puede pasarnos cualquier imprevisto allá a donde vayamos. De hecho, viajar no está exento de riesgos, sobre todo, si vamos a determinados destinos, así que nunca está de más ser previsor.

Por ello, resulta aconsejable tener un buen seguro de viaje específico para cada ocasión. Sin duda, iremos más tranquilos y si tenemos la mala suerte de sufrir un accidente o enfermar, por ejemplo, estaríamos cubiertos y no nos lamentaríamos después de no haberlo hecho. Por si te has decidido y tienes claro que vas a suscribirte a alguno, te contamos todo lo que debes saber antes de contratar un seguro de viaje. Sigue leyendo.

Coberturas generales

viajar
Fuente: Pixabay/pasja1000

La mayoría de los seguros de viaje cuentan con las siguientes coberturas generales: asistencia médica 24 horas, repatriación al país de origen en caso de enfermedad o fallecimiento, cobertura por pérdida de maletas, cobertura por retrasos y cancelaciones de vuelos y una póliza de responsabilidad civil por los posibles indicentes o accidentes que puedas causar.

En todo caso, cuando contrates un seguro de viaje comprueba que, como mínimo incluye estos conceptos, pues resultan fundamentales para cubrir los principales imprevistos que pueden suceder cuando viajamos. No obstante, también debes tener en consideración que es posible añadir más conceptos o buscar coberturas más completas en determinados aspectos para determinados viajes, pues no será lo mismo irse a China o Tailandia que a Londres o a Lisboa, y en distintos destinos correrás riesgos de uno u otro tipo en función de su situación social, sanitaria y política.

Coberturas especiales

adventure
Fuente: Pixabay/Pexels

En relación con lo anterior, lo ideal es que suscribas el seguro de forma específica para el viaje que vayas a hacer. Así, además de contar con las coberturas generales, tendrás que prestar especial atención a aquellas que necesites que te protejan tanto por el sitio al que vas como por las actividades que vayas a realizar, algo que no siempre suele tenerse en cuenta.

Para el supuesto de viajar a países exóticos, así como aquellos países con poca o nula sanidad pública, lo mejor es contar con una cobertura especial o más amplia para casos de accidente o enfermedad. No vale la pena arriesgar a no contar con una buena asistencia sanitaria en viaje por ahorrarse el precio del seguro al salir de nuestro país. Y si vas a practicar deportes de riesgo, asegúrate de que te cubre accidentes y responsabilidad civil frente a terceros, porque la mayoría de los seguros excluyen este tipo de actividades de sus pólizas. Consulta en concreto cuál vas a realizar (parapente, surf, puenting, rafting, etc.) para saber con seguridad si está incluida en tu cobertura.

De igual modo, si vas a sitios en los que los atracos y robos están a la orden del día como Nueva York o Chile, lo mejor será que tu seguro también cubra estos riesgos.

Por otro lado, en tiempos de coronavirus, debes revisar que el contrato estipule específicamente que cubre aquellas anulaciones de viaje que se produzcan por motivos de pandemia. Además, hay seguros que, entre sus coberturas, han incluido algunas que incluyen el abono de los gastos ocasiones por la COVID-19, ya sea por enfermedad, estancias obligatorias, gastos de pruebas PCR o cuarentenas.

Momento para contratar el seguro de viaje

pasaporte
Fuente: Pixabay/Pamjpat

No dejes el contrato del seguro de viaje para el último momento. Lo más recomendable es suscribir el seguro en el momento en que se realiza la reserva del vuelo, del alojamiento o de alguna actividad reservada que justifique que efectivamente vamos a viajar y a estar en ese lugar en esas fechas. De tal manera, si hay cualquier imprevisto antes de irnos, ya estaríamos cubiertos.

De hecho, hay pólizas de seguro que cuentan con la denominada «cobertura de anulación». Esta posibilita recuperar los gastos y el dinero invertido en la planificación del viaje si en el último momento lo tenemos que suspender por una causa debidamente justificada. Sin embargo, tienes que informarte de cuánto tiempo es el período de carencia. Esto es: la cantidad de tiempo que ha de pasar desde el momento en que suscribes el contrato de seguro hasta que es efectivo al 100 %.

Gastos médicos

doctor
Fuente: Pixabay/tomwieden

Por último, por lo que respecta a los gastos médicos que cubre la póliza, has de fijarte cuál es la cobertura exacta, pues el límite puede estar establecido solo en 3000 euros, pero también puede estar estipulado en 100 000 euros. La diferencia es considerable entre algunas pólizas.

Y si ya tienes un seguro privado de salud, revisa exactamente qué es lo que te cubre, para tener la certeza de que no vas a duplicar coberturas. Ten en cuenta que muchos seguros de salud ofrecen coberturas sanitarias fuera de nuestras fronteras, como en los países de la Unión Europea.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here