No siempre tenemos claro qué alimentos tenemos que pasar por agua antes de consumirlos o cocinarlos y, en ocasiones, puede que pequemos por exceso cuando no sea necesario. Así que siempre es conveniente informarse y adquirir unos buenos hábitos en nuestro día a día para evitar riesgos.

Estos son los alimentos que debes lavar antes de cocinarlos, por lo que no olvides extremar las medidas de higiene en su consumo para evitar la proliferación de bacterias y posibles intoxicaciones alimentarias.

Verduras y frutas frescas

Las verduras y las frutas frescas no dejan lugar a dudas: es necesario lavarlas siempre antes de comerlas o cocinarlas, ya sea con o sin piel.

Debes lavar incluso aquellas frutas cuyas cáscaras no son comestibles, como los plátanos y los limones, pues las bacterias o la suciedad pueden transferirse a su interior en el momento de cortarlas o pelarlas.

El lavado de frutas y verduras es tan importante porque hay que tener en cuenta que, además de provocar contaminación microbiana, también pueden causar intoxicaciones, pues en ellos es posible que se encuentren restos de plaguicidas, insectos como gusanos u orugas, o fertilizantes. E incluye también las hierbas aromáticas. Que no se te olvide nunca lavar todas ellas con agua debajo del grifo.

Arroz

arroz
Fuente: Pixabay

Lavar el arroz no es un hábito tan común como el de las frutas y verduras, pero resulta igual de necesario. Si lo pasamos por agua antes de cocinarlo o lo dejamos un rato en remojo, nos aseguraremos de eliminar las bacterias y la suciedad. Recuerda que el arroz blanco es uno de esos alimentos que nunca caducan.

Legumbres secas

Fuente: Pixabay

Al igual que el arroz, debes lavar o poner en remojo las legumbres secas antes de cocinarlas. Gracias a ello, eliminarás las impurezas y la suciedad, así como los fitotatos y los insectos que pueda haber en estos alimentos que no deben faltar en tu despensa. Ten especial cuidado cuando las hayas comprado a granel.

Por el contrario, no se deben lavar las legumbres en conserva, como los garbanzos o las alubias, sino que simplemente puedes ponerlos a escurrir antes de cocinarlos.

Quinoa

Fuente: Pixabay

Resulta imprescindible que laves la quinoa antes de consumirla, ya que contiene saponina, un componente tóxico, así que pásala bajo el agua del grifo con un colador y luego puedes cocinarla.

Pescado crudo

Fuente: Pixabay

El pescado crudo suele ser causa de debate sobre la necesidad de lavarlo o no antes de cocinarlo. Para que no dudes más, debes tener en claro que es necesario diferenciar entre dos situaciones: cuando tenemos que extraer la tripa y limpiarlo o cuando lo hemos comprado en la pescadería o en el supermercado listo para ser preparado. Si hay que limpiarlo, deberás usar agua y lavarlo, pero si viene preparado para que lo cocines, no debes pasarlo por agua.

Mariscos

Fuente: Pixabay

Es necesario lavar siempre los marisco bajo el agua del grifo y extraer las impurezas con un cuchillo, para luego sumergirlos en agua con abundante sal gorda para que eliminen las arenas. Además, recuerda tirar aquellos moluscos que vengan abiertos o los que traigan la concha rota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here