Los jardines verticales son tendencia: ¿puedo plantar árboles en mi azotea?

3 minutos

Los jardines verticales constituyen una tendencia creciente en nuestras ciudades. Cada vez más forman parte de los entornos urbanos. Las fachadas lucen así esplendorosas. Se mejora la calidad del aire. Además, las plantas reducen la temperatura ambiente, favorecen la biodiversidad y tienen un efecto positivo en nuestro estado anímico.

Sin embargo, ¿hay algún requisito para poder instalar un jardín vertical donde vivimos? Y, por lo que respecta a las azoteas, ¿podemos instalarlos en ellas o plantar árboles de buen tamaño? Antes de hacerlo, debes tener en cuenta una serie de puntos. Vale la pena ser previsor y evitar problemas legales. Esto es lo que debes saber.

¿Qué son los jardines verticales?

Edificio con jardín vertical
Edificio con jardín vertical en la fachada/Foto: Unsplash

Los jardines verticales son aquellos en los que sus plantas y resto de vegetación se coloca por las paredes, muros o fachadas de los edificios. Es una forma sencilla de llenar de verde las grandes ciudades y aprovechar los beneficios que nos aporta la naturaleza.

Estos jardines pueden ser exteriores e interiores. En el interior de tu casa, no hay problema alguno si quieres instalar uno. Sin embargo, cuando hablamos de edificios con varios propietarios, de zonas comunes, zonas comunes de uso privado o de urbanizaciones con elementos comunes, la cosa cambia.

Jardines verticales y comunidad de propietarios

Edificios con árboles
Edificios con árboles y jardines/Foto: Unsplash

Para abordar este tema, hay dos aspectos clave: la estética y la estructura del edificio. Y es que la Ley de Propiedad Horizontal determina que cualquier modificación que afecte a aquellas requiere la aprobación de la comunidad de propietarios.

De tal modo, siempre y cuando la instalación de un jardín vertical afecte a la estética y/o estructura del edificio, debes tener la autorización de la Junta de Propietarios. Esta debe emitir un acuerdo unánime o autorizar que instales el jardín; al igual que sucede con los cambios relativos a los elementos comunes.

El artículo 396 del Código Civil considera elementos comunes del edificio el suelo, las cubiertas, los elementos estructurares, los revestimientos exteriores de terrazas, balcones y ventanas, las escaleras, el portal y los muros, entre otros.

Asimismo, si vives en un edificio histórico que está protegido por la ordenación urbanística de tu ayuntamiento, deberás consultar la regulación por si puedes instalar este tipo de jardines. Aunque tengas la autorización de la comunidad de propietarios, tendrás que consultar la normativa municipal y de tu comunidad autónoma. Recuerda que existen reglar específicas para mantener las fachadas y los elementos característicos de su época con la finalidad de conservar el patrimonio histórico de la localidad.

Propiedades privadas o elementos comunes

terraza
Terraza/Foto: Pixabay

¿Y qué pasa con los áticos, dúplex y últimos pisos de los edificios que cuentan con terrazas o azoteas? ¿Es posible instalar un jardín vertical? ¿Se pueden poner múltiples jardineras? ¿Tienes derecho a plantar árboles si lo deseas y crear un vergel en la parte superior del edificio?

En este punto es necesario distinguir qué es la azotea o terraza. ¿Es una propiedad privada, común o común de uso privativo? Pues si no hay duda de que los tejados no transitables y las cubiertas del edificio son comunes, tampoco la hay con las azoteas transitables a las que pueden acceder todos o parte de los vecinos. Sin embargo, el patio de un entresuelo o la terraza de un ático puede ser un elemento común de uso privativo. Esto es lo más habitual cuando hablamos de un ático con terraza.

De manera general, la jurisprudencia considera que si el título constitutivo del régimen de propiedad horizontal del edificio no determina nada al respecto, las terrazas siempre se consideran elementos comunes. Asimismo, si las escrituras lo especifican o la comunidad de propietarios lo decide, puede considerarse un elemento privativo. Así que, en este último caso, solo lo disfruta el propietario.

Plantas y árboles en azoteas y terrazas

Jardín en azotea
Jardín con árboles en azotea/Foto: Pixabay

Si quieres poner plantas en la azotea del edificio, considerada elemento común, necesitarás autorización de la comunidad de propietarios. Esta deberá ser aprobada en una junta. Si quisieras hacerlo en la terraza de tu ático o de tu dúplex, puedes poner grandes macetas y jardineras sin pedir autorización alguna. Pero si la instalación de plantas o árboles necesitan algún tipo de obra, como es el caso de los jardines verticales o anclajes para contenedores de tierra, es necesario pedir permiso a la comunidad.

En cualquier caso, si tienes alguna duda en cuanto tu situación particular, lo mejor es que consultes a un abogado antes de hacer nada. Con un asesoramiento profesional, las escrituras de tu vivienda y los estatutos de tu comunidad de propietarios, podrá resolver tus dudas y decirte exactamente qué pasos has de seguir para colocar árboles o un jardín vertical en tu terraza. Si realizas la consulta primero, ahorrarás tiempo y problemas después.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.