Uno de los desinfectantes naturales más útiles es el vinagre blanco, ya sea de vino o de manzana, aunque este último puede darnos algo más de juego, más allá de servir para usos culinarios, en lo que respecta a trucos de belleza. Y es que este líquido sirve para un sinfín de cosas más, tanto es así que muchos somos los que no sabríamos estar sin él en casa.

Por si no los conoces, hoy repasamos algunos de los mejores trucos con vinagre para que los tengas en cuenta en tu vida diaria. Tal vez te quiten de más de un apuro.

Vinagre para limpiar objetos

Vinagre
Fuente: Pixabay/Hans

La composición del vinagre provoca que tenga propiedades desinfectantes. Así, es útil como producto de limpieza. Resulta perfecto para limpiar los objetos metálicos, ya que puedes quitar el óxido y recuperar su brillo, y si lo diluyes en agua también sirve para limpiar la madera natural, como la de las puertas y los suelos.

Además, el vinagre caliente resulta muy útil para eliminar los restos de pegamento de superficies planas, como cristales y vidrios, así como para desinfectar estropajos y bayetas.

Vinagre para la ropa

Lavadora y secadora
Fuente: Pixabay/ErikaWittlieb

Si quieres comprobar los resultados del vinagre blanco en la ropa, pon la lavadora con tu detergente habitual y añade en vez de suavizante un chorro de vinagre. Puedes hacerlo al principio del lavado o en el último aclarado.

Te sorprenderá el resultado, ya que no solo actúa como desinfectante, sino que también tiene propiedades suavizantes. Además, contribuye a mantener los colores vivos. Y no, no te preocupes, a menos que te excedas con la cantidad, las prendas no huelen a vinagre cuando acaba el lavado.

Vinagre para cuidar las uñas

Manicura
Fuente: Pixabay/impression60

Tal vez no sepas que el vinagre de manzana permite cuidar las uñas, evitando las manchas amarillentas y los hongos. Para ello, solo has de sumergir los dedos durante unos 15 minutos en el líquido.

También puedes aplicar en tus uñas una mezcla de 3 cucharadas de vinagre de manzana y una cucharada de aceite de oliva y esperar a que seque. Además de tener propiedades desinfectantes e hidratantes, si te aplicas después el esmalte de uñas, conseguirás que sea más resistente y dure algún tiempo más en perfecto estado.

Vinagre como repelente

Hormigas
Fuente: Pixabay/chezbeate

El vinagre es un estupendo repelente natural de insectos como los mosquitos y las moscas. Y si has visto alguna hormiga por tu casa o por el patio, si echas vinagre también dejarán de aparecer, ya que su olor fuerte las repele.

Vinagre como desatascador de tuberías

fregadero
Fuente: Pixabay/sammyrodin

Otro de esos trucos que puedes anotar para tener en cuenta y que te sacará de más de un apuro es la utilización del vinagre blanco para desatascar las tuberías. Si ves que el fregadero de la cocina o del lavabo está atascado, en vez de utilizar productos agresivos puedes recurrir a este remedio más natural.

Solo tienes que echar una taza de bicarbonato de sodio en el desagüe y después verter una taza de vinagre. Se producirá después una reacción química, que provoca unas burbujas o espuma blanca, que servirá para limpiar las tuberías. Una vez se produzca, vierte agua hirviendo en el desagüe. Lo desatascarás y eliminarás los malos olores.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here