Veremos cómo ahorrar agua y luz en nuestro hogar, con los electrodomésticos de uso más frecuente y que se encuentran en la cocina principalmente, y el ahorro energético que supone el uso de electrodomésticos inteligentes que ya están en nuestras vidas. WIFI Y APPS son las herramientas necesarias para tenerlo todo bajo control y os damos otros consejos que, con pequeños hábitos y costumbres, nos ayudarán a reducir el consumo.

Le llaman gastos hormigas a los gastos pequeños que se generan en el día a día casi sin darnos cuenta. Al año nos pueden suponer un ahorro importante de dinero, si los controlamos, y el ahorro de energía en casa es uno de ellos. Nos centraremos en este capítulo, con recomendaciones antes de comprar, durante su uso y mantenimiento.

Instalaciones de la Vivienda

Bombillas
Bombillas

Las instalaciones son fundamentales para generar y para mantener sin que se escape, la energía generada.

  • Electrodomésticos. A la hora de adquirir los electrodomésticos, recomendamos elegir con la calificación energética A+++, y aquellos que se adapten al volumen y capacidad de nuestras necesidades. Decantarnos por la opción de los electrodomésticos inteligentes es la mejor opción. Existen webs en las que te facilitan las tareas para elegir, comparando sus precios y características, es el caso de comparar.net
  • Contratación compañías eléctricas: Recomendamos comparar lo que nos ofrecen las distintas compañías: las tarifas, potencias y horarios adaptados a nuestras costumbres.
  • Climatización: Recomendamos revisar o cambiar los aislamientos de la vivienda, cristales y revestimientos. La mala instalación o sellados de puertas, ventanas y persianas, es la causa de que se escape un porcentaje alto de la temperatura. Lo mejor es utilizar sistemas inteligentes de climatización, ya que desde un Smartphone se nos permitirá controlar los horarios, la temperatura, el encendido etc. Y pasamos de las tecnologías del ya hoy futuro, a lo que nos proporciona la naturaleza. Se recomienda en verano, aprovechar las horas de la mañana, cuando el sol no está muy fuerte, para refrescar y airear las estancias, y cerrar en las horas de más calor. En invierno, justo, al contrario, dejar que el sol caliente las estancias el mayor tiempo posible.
  • Iluminación: En la iluminación del hogar merece la pena invertir en bombillas Leds. La rentabilidad es rápida.
  • Suministro de Agua; Al igual que en la luz, es importante la revisión de tuberías en el hogar, para evitar pérdidas de agua. Recordamos que tenemos que hacer un uso responsable del agua.

   Consejos para ahorrar agua

  • Usar los aireadores en los grifos reduce hasta un 50 % el consumo.
  • Preferiblemente ducharnos en lugar de baño.
  • Cerrar el grifo mientras nos enjabonamos o nos lavamos los dientes.
  • No usar el inodoro de papelera y restringir el vaciado de la cisterna.
  • Usar lavavajillas en lugar de a mano, con un ahorro de 30 litros aprox.

Electrodomésticos:

Fuente: Pixabay
  • Robot aspirador. La conectividad es la clave de este aparato, ya que desde la distancia y a la hora que queramos, podemos conectarlo, controlar y monitorear sus funciones con el consecuente ahorro de dinero. Podemos elegir los horarios que más nos convienen y el tiempo de funcionamiento.
  • Termo eléctrico. Según los hábitos del consumo del agua caliente, mediante un programador o temporizador, caso de que no venga incorporado, adaptaremos la temperatura del agua y el tiempo.
  • Lavadora. Debemos adecuar la capacidad de la lavadora, nunca ponerla a media carga o con una carga inferior, evitar los prelavados en caso que no sean necesarios y evitar los programas con altas temperaturas.
  • Para conseguir ahorrar en la factura, hay que adecuar los programas en función de los tejidos de las prendas y la capacidad. Un truco: introduce una toalla seca junto con el resto de tu colada, absorberá más rápidamente la humedad.
  • Lavavajillas. Utilizar media carga y programas de temperatura, acordes a la suciedad de la vajilla. No lavar a mano.
  • Frigorífico. Mantener una limpieza adecuada y frecuente. Colocar los alimentos en las alturas y cajones correspondientes, ya que cada zona de la nevera mantiene una temperatura. No introducir alimentos calientes, ya que esto bajaría los grados alcanzados por el frigorífico y necesitara un aporte extra de consumo para volver a regularlo. Dejar antes que los alimentes se atemperen.Tener especial cuidado para que al abrir las puertas sea el mínimo tiempo posible tanto del congelador como de la nevera.
  • Microondas. Como todos los electrodomésticos la ubicación es importante para que el aparato esté ventilado.
  • Horno y Placa Vitrocerámica. Controlar los tiempos de cocción. Regular la temperatura y aprovechar el calor residual.
  • Secador o plancha de pelo. Retirar el exceso de humedad con una toalla, lo agradecerá tu pelo y tu factura de la luz.
  • Plancha. Utilizarla sólo cuando se tenga suficiente ropa que planchar.
  • Enchufes y regletas. El televisor, ordenador, impresora, cargadores de móviles, y resto de aparatos, debemos de apagar completamente si no se usan, evitando los estados “stand bye” que continúan consumiendo tensión eléctrica.

Con estos consejos, conseguiremos un ahorro importante en los consumos de suministros de luz y agua. Los sistemas inteligentes, la conectividad y la domótica en el hogar, son herramientas que nos facilitan esta tarea que además de útiles, nos rodean la vida de confort.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here