Algunos dicen que el reciclaje no sirve para nada y otros que hace falta tener mucho espacio en casa para poder clasificar los residuos. Seguro que has oídos estas y otras muchas afirmaciones en torno al hecho de reciclar y su necesidad para cuidar nuestro planeta y mejorar nuestra calidad de vida.

Para que la próxima vez puedas dar respuesta a ese tipo de aseveraciones, repasamos hoy cinco mitos y leyendas sobre el reciclaje, y que así no dudes en seguir cultivando unos buenos hábitos en tu día a día y educar en ellos a los más pequeños.

El camión de la basura

camión
Fuente: Pixabay

Una de las grandes excusas de los que se niegan a reciclar residuos es que, al final, todos los materiales se mezclan en el camión de la basura. Pero eso no es cierto.

Cada contenedor de vidrio es recogido por el camión correspondiente: un vehículo exclusivo para transportar este material a la planta de reciclaje. Aunque no siempre es así. En aquellos casos en los que veas camiones que recojen varios tipos de residuos, debes saber que están compartimentados en su interior para evitar que aquellos se mezclen.

Las plantas de reciclaje

planta de reciclaje
Fuente: Pixabay

Al igual que ese mito que dice que se mezcla todo en el camión de la basura, hay otro que asegura que sucede lo mismo con los residuos en las plantas de reciclaje. Y, por supuesto, también es un bulo.

Las plantas de reciclaje siguen un proceso de selección y clasificación de la basura, tanto por métodos automáticos como manuales, por lo que en ningún momento se mezclan los residuos que tú te has molestado en separar adecuadamente en tu casa o en el trabajo.

Reciclar no sirve de nada

periódicos
Fuente: Pixabay

«Reciclar no sirve de nada» es otro de esos mitos que utilizan algunos para justificar su dejadez a la hora de adoptar unas costumbres de reciclaje adecuadas. Y es que no solo ahorramos energía, agua y materia prima cuando reciclamos, además de reducir la contaminación, sino que también se genera una actividad que favorece la existencia de más de 42 600 puestos de trabajo en España.

Mala calidad de productos reciclados

vidrio
Fuente: Pixabay

Otra de esas leyendas urbanas sobre el reciclaje es aquella que asegura que los productos reciclados son de menor calidad. Pero lo cierto es que hay materiales como el aluminio, el vidrio y gran variedad de plásticos que cuando se reciclan dan estupendos resultados, de manera que los nuevos productos no pierden calidad alguna. Además, con el papel y el cartón que echamos a reciclar en los contenedores azules se producen hojas, libros, cajas de zapatos y periódicos con una calidad excelente.

Para reciclar se necesita mucho espacio

plástico
Fuente: Pixabay

Otro de esos mitos que suelen escucharse a menudo es que para reciclar es necesario disponer de mucho espacio en casa, pero tampoco es verdad. Tan solo deberás organizarte un poco. Puedes comprar cubos o contenedores de basura para el hogar para cada tipo de material, entre los que hallarás todo tipo de diseños y tamaños. Otra opción es utilizar bolsas de diferentes colores.

Si nunca has separado la basura que generas en tu casa, te sorprenderá comprobar que, cuando comiences a hacerlo, el que antes se llenará será, casi con total seguridad, el de los envases y los plásticos, y no el de restos orgánicos, como uno tiende a pensar en un principio.

Si colocas en un rincón una bolsa de papel usada, puedes aprovechar para introducir en ella aquello que irá al contenedor azul: el cartón de las cajas de galletas, folios, sobres de cartas, etc., y arrojarlo todo sin mayor complicación. De igual modo, si esa botella de vidrio o ese par de botellines los tiras sin más dilación al contenedor verde cuando bajes a la calle, ni siquiera tendrás necesidad de ir acumulando botellas en casa. El reciclaje es, sobre todo, una cuestión de organización y buenos hábitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here