Inicio Ahorro Ocho consejos para ahorrar agua

Ocho consejos para ahorrar agua

El agua es un tesoro cada vez más escaso. Con estos consejos podrás ahorrar agua y ayudar al planeta y a tu economía.

-

El agua es imprescindible para la vida; uno de esos bienes tan preciados que algunos, por considerar natural y habitual, malgastan o contaminan. Pero somos muchos los que sabemos que es un tesoro que no debemos menospreciar.

Con la finalidad de aprovechar este bien común y, ya de paso, ahorrar en la factura que abonamos por su uso en nuestras casas, en esta ocasión repasamos algunos consejos para ahorrar agua.

Llena el lavavajillas

Lavavajillas
Fuente: Pixabay

Un modelo de lavavajillas de los que ahorran agua y energía utiliza mucha menos cantidad del preciado líquido que si fregaras los platos a mano, con el doble ahorro que ello te supondría. No obstante, sea cual sea el lavavajillas que utilices, el truco está en llenarlo del todo. Aprovechar el espacio y cargarlo antes de ponerlo en funcionamiento, ahorra una importante cantidad de agua, que también contribuirá a que disminuya tu factura de la luz.

Controla el agua al cocinar

Guisantes
Fuente: Pixabay

Cuando cocinamos, si no tenemos cuidado, podemos gastar gran cantidad de agua sin darnos cuenta. Si has de descongelar alimentos, olvídate de ponerlos bajo el grifo y recuerda introducirlos un tiempo antes de su utilización en la parte baja del interior de la nevera.

Revisa las fugas

Gotear
Fuente: Pixabay

Las fugas de agua pueden parecer livianas y, en cambio, suponer un gran desperdicio si sumamos el día a día sin su subsanación. En el caso de que un grifo gotee una vez por segundo, antes de que te des cuenta, se habrán desperdiciado litros y litros de agua. Es necesario pues revisar las juntas, las gomas, etc., así como vigilar que que no goteen el inodoro o electrodomésticos como la lavadora.

Cierra el grifo

Grifo
Fuente: Pixabay

Es un gesto muy sencillo que puede parecer superficial, pero que se nota sobremanera. Cerrar el grifo cuando nos lavamos los dientes o cuando enjabonamos la loza, en el supuesto de lavar los platos a mano, permite ahorrar cientos de litros de agua mensuales.

Además, si necesitas dejar correr el agua para que salga caliente antes de darte una ducha, una buena idea es recogerla en una cubeta o caldero, y reutilizarla para fregar el suelo, regar las plantas o vaciar en el inodoro.

Llena la lavadora

Lavadora
Fuente: Pixabay

De forma similar a lo que sucede con el lavavajillas, si quieres ahorrar agua al poner la lavadora, has de llenar el bombo y, en el supuesto de no hacerlo, ajustar el programa a la cantidad de ropa que vayas a lavar. Litros y litros y de agua para lavar un par de camisetas es un desperdicio tanto para el medio ambiente como para tu bolsillo.

Mejor la ducha

Ducha
Fuente: Pixabay

Llenar una bañera para darse un baño relajante es uno de los gestos con los que más cantidad de agua vas a desperdiciar, con el sobrecoste que ello supone. Si colocas en el grifo o alcachofa de la ducha un reductor de caudal, el ahorro será todavía mayor. Lo mejor para el medio ambiente y para tu bolsillo es la ducha, así que no abuses de esos baños relajantes. Piensa que en cada uno de ellos se van por el desagüe unos 250 litros de agua.

Cuida el jardín

Regar
Fuente: Pixabay

Para aquellos que tengan jardín y que su cuidado no se convierta en un despilfarro de agua, hay un par de consejos que pueden seguir y notarán más de lo que creen. El mejor momento para regar es a primera hora de la mañana o a última de la tarde, ya que la temperatura ambiente evitará que el agua se evapore. Además, es recomendable regar en días en los que apenas haga viento, para que el agua no se disperse y termine en todas partes menos donde debe. Y si diseñas el jardín de forma que necesite poco consumo de agua, mejor que mejor.

Lavar el coche

Lavar el coche
Fuente: Pixabay

En lo que respecta a lavar el coche, se gasta menos agua si lo haces con un cubo y una esponja o bayeta, que si utilizas una manguera que desperdicia litros sin que te des apenas cuenta. Mientras que lavar el vehículo con el agua de un cubo te hará gastar unos 50 litros, la manguera terminará arrojando unos 500 litros por coche, por lo que la diferencia resultará abismal.

Silvia Pato
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo más Visto

honey

Cómo saber si la miel es pura o adulterada

La miel es uno de esos productos con múltiples propiedades y que no caduca, perfecto para endulzar nuestras infusiones o bebidas e imprescindible para muchas recetas de cocina, además de usarlo para trucos caseros...