Las secadoras son unos de los electrodomésticos más prácticos en el hogar, aunque no siempre se encuentren en todas las casas. Y es que resulta curioso averiguar que mientras en España hay una secadora en el 16,5 % de los hogares, en países como Holanda y Dinamarca se usa en más de la mitad de las viviendas.

Para averiguar la causa por la que en nuestro país no terminamos de fiarnos de este aparato, AEG, firma del Grupo Electrolux, ha realizado varios estudios internacionales, como AEG Care Habits Research de junio de 2016, CECED Tumble dryer report de marzo de 2018 y Tumble dryer key paint points study de septiembre de 2018. En base a ellos, hoy descubrimos diez motivos por los que los españoles no usamos secadoras y las razones por las que deberíamos cambiar de opinión.

La secadora sirve solo para ropa de algodón

jersey
Fuente: Pixabay/Pexels

Otro de los errores comunes es pensar que la secadora solo sirve para secar la ropa de algodón, ya sean prendas de vestir o del hogar. Por eso, muchos defienden no adquirir una al no compensar su uso.

Se trata de una creencia errónea, ya que las nuevas tecnologías con las que se fabrica este electrodoméstico resultan perfectas para secar cualquier tipo de tejido sin que se dañe.

De hecho, el etiquetado de muchas prendas está obsoleto, porque se ha realizado en función de antiguos electrodomésticos y sin tener en cuenta las nuevas tecnologías. Por ejemplo, el programa Woolmark certifica que es posible secar la lana más delicada.

La secadora encoge la ropa

ropa
Fuente: Pixabay

Uno de los mitos más extendidos en los usuarios sobre las secadoras es creer que su uso encoge la ropa. Esto podía ser así en los modelos más antiguos de estos aparatos, pero aquellos que cuentan con la tecnología de bomba de calor mantienen las prendas intactas, ya que la temperatura es más baja y se adaptan por completo al tipo de tejido que tienen que secar.

La secadora desgasta la ropa

Tendedero
Fuente: Pixabay/zuckerschnecke

También son muchos los que creen que cuando se seca la ropa en este electrodoméstico se desgasta, por lo que consideran más adecuado secarla al aire. No obstante, de nuevo caen en un error.

El sol desgasta los colores de las prendas cuando las echamos a secar en el exterior y, además, al tenderlas, tienden a deformarse, lo que es notorio en las prendas de lana y las faldas, por ejemplo, donde también queda la marca de las pinzas.

La secadora consume mucho

Si hablamos de consumo y de que la factura de la luz es una de las preocupaciones en casi todos los hogares españoles, la creencia de que la secadora consume mucho es lo que echa para atrás a muchos usuarios a la hora de comprar una.

No obstante, todo depende del modelo que se elija, pues las secadoras de bajo consumo y de bomba de calor realizan un menor gasto energético al necesitar menos temperatura para trabajar. Calcula que una secadora de este tipo consume alrededor de 1,52 euros con 13 cargas.

Los programas son muy largos

Lavadora y secadora
Fuente: Pixabay/ErikaWittlieb

En relación directa a esta creencia sobre el consumo está la de considerar que los programas son muy largos. Pero, al igual que sucede con las lavadoras, es posible seleccionar diversos programas en las secadoras, desde ciclos cortos hasta ciclos más largos, siempre en función del tipo de prenda. Según cada tejido y los cuidados que este requiere será necesario elegir uno u otro.

Prendas a medio secar

ropa
Fuente: Pixabay/Cnippato78

Todavía hay quien cree que, tal y como pasaba con los primeros electrodomésticos de este tipo, en un mismo programa de secado, algunas prendas pueden salir secas y otras a medio secar. De nuevo, las tecnologías actuales no tienen nada que ver, ya que las máquinas giran en todos los sentidos y trabajan con sensores de detección de humedad para que esto no suceda.

No es posible mezclar prendas de distintos colores

Fuente: Pixabay

Otro error común es el de pensar que solo se pueden meter en la secadora las prendas de un mismo color, pero también se trata de una creencia errónea. No pasa nada por secar en un mismo ciclo la ropa de distintos colores, su resultado y su estado seguirán siendo perfectos.

La secadora arruga la ropa

Plancha
Fuente: Pixabay/congerdesign

También hay quien todavía cree que la ropa de la secadora sale muy arrugada. Otra vez hay que mencionar las nuevas tecnologías. Y es que aquellas secadoras que cuentan con recirculación de aire y con giros del tambor en varios sentidos permiten que las prendas no se enrollen.

Además, con el uso de programas especializados de vapor se destensan las fibras, lo que permite que salga menos arrugada y que ahorremos tiempo y dinero en el momento del planchado, si es que la prenda lo requiere.

La secadora ocupa mucho espacio

Por último, hay quienes aseguran que no adquieren una secadora por una cuestión de espacio, pues tienen la idea de que hace falta mucho para poder colocar una en su casa. Pero ese tampoco es un motivo válido.

Al fin y al cabo, en la actualidad, encontramos en el mercado secadoras que se ajustan a todas las necesidades y tamaños de la vivienda, como las secadoras en torre o las lavasecadoras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here