Tan sólo durante el primer trimestre de 2021, se contabilizó un incremento de ciberataques en un 20%. Se espera que la tendencia continúe al alza, incluso de una forma más abrupta. Por ejemplo, el pasado mes de marzo el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se convirtió en foco de ataques.

La situación revistió tal gravedad que paralizó la actividad de la administración por completo y puso en jaque la información contenida en sus bases de datos. Otras entidades públicas como centros de investigación u hospitales han corrido la misma suerte. Pero, ¿qué sabes de los ciberataques? ¿Por qué es tan importante la ciberseguridad?

El malware

VPN

Este tipo de ataques están formados por una gran variedad de softwares maliciosos. Pueden dañar equipos informáticos a partir de diferentes procedimientos. A pesar de que algunos de ellos son inofensivos, como el spam, otros tienen la capacidad de generar daños graves en prácticamente todo tipo de equipos informáticos. Algunos de los más habituales son:

El ransomware

Actúa sustrayendo información de forma ilícita y encriptándola para impedir su acceso a sus propietarios legítimos. Los atacantes extorsionan a las víctimas pidiendo un rescate a cambio de su desencriptación. Se ha convertido en una de las amenazas más peligrosas de los últimos años. Su expansión en todo tipo de plataformas ha puesto a la ciberseguridad como principal prioridad dentro de la Estrategia de Seguridad Nacional.

Los troyanos

Actúan como un vehículo de acceso para otros malwares más potentes como el ransomware o el rootkit.

El spyware

A partir de diferentes metodologías basadas en el espionaje  automatizado, el spyware extrae datos confidenciales de los equipos. Los keyloggers son un ejemplo. Analizan y procesan las pulsaciones del teclado de la víctima y de este modo los hackers logran extraer información confidencial relevante como contraseñas o nombres de acceso.

El adware

Se basa en el uso de tecnologías orientadas a la difusión de contenidos publicitarios. Pueden dar acceso a todo tipo de malwares más dañinos como el troyano o el ransomware. 

El phishing

Es una técnica basada en la suplantación de identidad. Estableciendo contacto directo con la víctima a través de e-mail u otro tipo de plataformas de mensajería, el atacante obtiene datos sensibles como contraseñas o información bancaria. 

¿Por qué es tan importante la ciberseguridad para las empresas?

Los ataques cibernéticos han sufrido una evolución sin precedentes durante los últimos años. No solo en lo que se refiere a su ratio de incidencia, que ha crecido exponencialmente. También en la diversificación de amenazas. Hoy los equipos que integran los sistemas informáticos de las empresas están más expuestos que nunca. Datos privados tan importantes como números de cuentas bancarias, datos personales del personal o el know how de las marcas se convierten en objetivos clave para los atacantes. 

La ciberseguridad surge en este contexto, y lo hace como un conjunto de mecanismos preventivos ante posibles incidencias o intentos de acceso ilícitos a los equipos informáticos de las empresas. La implementación de una buena estrategia de ciberseguridad se traduce en garantías de privacidad y contención, sobre todo en lo que se refiere al tratamiento y almacenamiento de datos de carácter personal. 

Existen dos vías principales de aplicación. Podemos hablar de ciberseguridad activa cuando se aplican medidas mediante acciones determinadas. Por ejemplo, la selección de contraseñas robustas o la inversión en formación sobre ciberseguridad dentro de las empresas.

Por otro lado, podemos hablar de ciberseguridad pasiva, que es la modalidad más habitual. Se basa en la instalación de recursos de protección como programas informáticos o VPN’s.

Los tres recursos preventivos más eficaces son las VPNs, los antivirus y los gestores de contraseñas. 

VPN: Qué es

Una VPN es una herramienta para realizar encriptaciones. Se utiliza para proteger las comunicaciones que se producen entre los diferentes dispositivos de una compañía. Su instalación posibilita la protección de toda aquella información que se emite y recibe a partir de los dispositivos que componen la red. Su nivel de seguridad es muy elevado. Incluso si un hacker consigue adentrarse ilícitamente la red Wi-Fi de una empresa, no será capaz de acceder a la información contenida en sus equipos.

Antivirus: Qué es

Es un básico. Proporciona unas garantías considerablemente robustas. Los programas antivirus identifican y neutralizan las amenazas y ataques que se dirigen contra los equipos. Eso sí, requieren de actualizaciones constantes porque cada día se crean cientos de nuevas amenazas.

Gestor de contraseñas: Qué es

Se trata de una herramienta que ayuda a encriptar y almacenar todo tipo de claves y contraseñas. Los gestores de contraseñas son muy efectivos ante las acciones de los hackers.

*Contenido elaborado en colaboración con una marca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here