Los coches eléctricos están a la orden del día. La creciente oferta, la mejoría de su autonomía y su capacidad de respuesta a las normativas medioambientales de pronta implantación sitúan a este tipo de vehículos como una referencia del automovilismo actual. Ya no se ven como una herramienta de futuro, sino como un activo del presente que ha llegado para revolucionar el sector. Cada vez más gente que se decanta por motores sostenibles puede calcular el seguro de coche en dos minutos en el comparador de Línea Directa.

Las ventajas de los coches eléctricos son múltiples y van ligadas a diferentes aspectos. Entre ellos, su carácter puramente ecológico. No realiza transmisiones de CO2 y se cargan con energía limpia. En un mundo donde la cuestión medioambiental ha alcanzado un carácter de urgencia, la presencia un medio de transporte sostenible como éste tiene un gran valor. 

El vehículo eléctrico, además, responde a las crecientes exigencias que Gobiernos y Administraciones están impulsando en materia de sostenibilidad. Se están estableciendo diferentes medidas medioambientales que afectan a los coches convencionales en forma de restricciones al tráfico o penalizaciones económicas.

Los modelos eléctricos cumplen con creces esta normativa, de manera que disponen de la total libertad para moverse en las grandes ciudades, obteniendo, además, importantes reducciones en lo referente a impuestos, así como la posibilidad de aparcar gratis en ciertas ciudades. En 2020 se empieza a aplicar una normativa europea en materia de sostenibilidad y los usuarios de vehículos eléctricos dispondrán de todas las ventajas posibles. Estas ventajas en términos económicos también se encuentran en las ayudas públicas que algunas administraciones ofrecen a quienes den el paso para adquirir un modelo de estas características.

El apartado ecológico no es el único que caracteriza a los coches de carga eléctrica. Estos son modelos nuevos y dotados de las últimas tecnologías del sector. Sus niveles de conducción son realmente altos, con prestaciones de máxima calidad y un silencio inigualable que ofrece una gran comodidad al volante. Además, sus costes de mantenimiento son mucho menores que los de un modelo diesel o gasolina.

El usuario comprometido con el medio ambiente y que busca un modelo innovador y de alta calidad, encuentra en esta opción una elección idónea. Una de sus recientes mejoras va ligada a la autonómica del vehículo. Uno de las grandes asignaturas pendientes del sector empiezan a solventarse.

La opción de una carga rápida, no superior a quince minutos, es ahora posible y pone aún más el énfasis en la idea de que los coches eléctricos son ya una tendencia actual que pueden cumplir con las necesidades vitales del conductor. La instalación de puntos de carga eléctrica se ha visto aumentada durante los últimos años y, hoy en día, hay en España más de 4.500 lugares para cargar este tipo de motores.

Muchas empresas del sector están dando pasos de gigante para potenciar el uso de vehículos eléctricos entre sus clientes. Es el caso de la aseguradora Línea Directa, que ofrece a sus motoristas una flota de motos eléctricas como sustitutivo en caso de siniestro. Es un ejemplo de la creciente importancia que la industria está dando a un transporte ecológico y limpio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here