Qué cubre tu póliza de hogar, diga lo que diga tu aseguradora

3 minutos

Las aseguradoras no siempre están por la labor de cubrir los gastos imprevistos. De hecho, se aseguran mucho de que lo que demandemos esté incluido en la póliza. Por nuestra parte, no solemos tener dudas sobre sus coberturas más notables. Sin embargo, hay pequeños desperfectos e incidentes que a menudo desconocemos que cubre. Y no siempre se nos avisa de ello.

Así que es hora de repasar las cosas que cubre tu póliza de hogar, diga lo que diga tu compañía de seguros. Conoce tus derechos.

Coberturas del seguro de hogar

hipoteca
Monedas y casa/Foto: Pixabay

Según el tipo de póliza que hayamos contratado para nuestro hogar, el seguro cubrirá más o menos daños, accidentes o circunstancias especiales. Las coberturas más comunes incluyen el incendio, las explosiones, las caídas de rayos, la rotura de cristales de las ventanas y de las puertas, las inundaciones o pérdidas de agua y el robo dentro de la vivienda. Asimismo, se incluye la cobertura por responsabilidad civil y la defensa jurídica. Es decir, en caso de que sea necesario indemnizar a terceros, lo cubrirá el seguro.

Daños en aparatos eléctricos

Cocina
Cocina/Foto: Pixabay

No siempre tenemos en cuenta que, cuando se nos estropea un aparato eléctrico, también el seguro cubre su reparación o sustitución. Esto sucederá cuando haya habido una subida excesiva de corriente, se haya producido algún cortocircuito o deterioro de las instalaciones. De hecho, la mayoría de las asegurados establecen una cantidad de dinero para cubrir los gastos ocasionados por pérdida o deterioro de alimentos. Esto puede producirse precisamente porque se estropea un arcón congelador o la nevera y se estropean todos los alimentos de su interior.

Asimismo, si se te rompe la placa de la vitrocerámica por accidente, al caerte algo sobre ella, tu seguro también se hará cargo de su sustitución. E incluso hay algunos seguros que incluyen la asistencia informática.

Gastos por inhabitabilidad

En las pólizas completas suele estar incluido un concepto sobre gastos por inhabitalidad. La cobertura por inhabitalidad, también denominada desalojamiento forzoso, implica que si la vivienda no es habitable por alguna causa (inundación, incendio, plaga, etc.), la aseguradora se ocupa de los gastos que ello genere. Incluso podría darse el caso de que pagara un alquiler mientras tanto no se solucione el problema.

Tareas de mantenimiento

Instalador
Hombre realizando instalación eléctrica/Foto: Unsplash

Muchos de los seguros de hogar incluyen las tareas de mantenimiento y bricolaje en casa en tu póliza. De tal modo, si necesitas contratar a un manitas para arreglar un enchufe, montar unos muebles, colocar unas cortinas o colgar unos cuadros, también puedes echar mano de tu seguro. Sin embargo, has de tener en cuenta que este servicio está limitado para determinado número de veces.

Además, si la vivienda sufre algún desperfecto que afecta a su aspecto original, el seguro también incluye un concepto denominado daños estéticos. Esto significa que se hará cargo de los gastos ocasionados para las reparaciones necesarias para que la casa vuelva a tener la estética y aspecto de un principio. Estos pueden ser daños por humo, por agua, etc.

Actos vandálicos

En la mayoría de los seguros básicos también se incluye la cobertura por actos vandálicos. De tal manera, la compañía se hará cargo de los gastos ocasionados por la reparación de daños malintencionados provocados por terceros. Si te rompen las ventanas o si hacen una pintada en la fachada son ejemplo de ello. En cualquier caso, tienes que tener en cuenta que esos terceros han de ser personas ajenas al asegurado. Por ese motivo se excluyen los daños producidos por amigos, familiares, pareja o convivientes.

Cambiar la cerradura

Llaves
Llaves y cerradura/Foto: Unsplash

Normalmente, la mayoría de las pólizas también incluyen la pérdida de llaves y el cambio de cerradura. Así que si tu cerradura está estropeada, se te ha cerrado la puerta mientras salías un momento al descansillo o si tu hijo adolescente ha perdido las llaves de casa, puedes llamar a tu seguro de hogar para que te envíen a un cerrajero.

Qué cubre mi seguro de hogar

En todo caso, si tienes dudas de qué cubre tu seguro te aconsejamos que revises, siempre que lo necesites, las cláusulas. Y si lo vas a contratar lee muy bien cuáles son las coberturas. No pases por alto la letra pequeña. Recuerda que uno de los motivos por los que más se usa el seguro de hogar es por la rotura de cristales y de la vitrocerámica. Revisa que incluya estos conceptos.

No siempre los seguros básicos incluyen lo mismo. Incluso pueden tener una serie de condiciones que hemos de asegurarnos que se cumplen para poder reclamar que cubran los gastos. Así que, cada vez que tengas que realizar una pequeña reparación en casa o te surja un gasto imprevisto, revisa las condiciones. Seguro que más de una vez verás cómo tu seguro se hace cargo de todo.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

1 Comment

  1. «… Además, si la vivienda sufre algún desperfecto que afecta a su aspecto original, el seguro también incluye un concepto denominado daños estéticos. Esto significa que se hará cargo de los gastos ocasionados para las reparaciones necesarias para que la casa vuelva a tener la estética y aspecto de un principio. Estos pueden ser daños por humo, por agua, etc. …»
    Esto no sé hasta qué punto es así, porque las grietas que van saliendo en las casas, que le «afean» el aspecto, a mi por lo menos, no ha habido ningún seguro que me lo haya cubierto, no se hacen cargo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.