¿Qué emisor térmico de bajo consumo elegir para mi hogar?

/
2 minutos

Las bajas temperaturas con las que nos ha recibido este invierno han hecho que varias familias consideren la compra de nuevos sistemas de calefacción para su hogar. Entre las diferentes opciones que nos ofrece el mercado, una de ellas logra destacar sobre las demás no solo por su capacidad de calefacción, sino también por lograr una eficiencia energética difícil de igualar por el resto de alternativas actuales: los emisores térmicos de bajo consumo.

¿Qué es un emisor térmico de bajo consumo?

Los emisores térmicos de bajo consumo son equipos de calefacción que suelen colocarse en paredes y emplean energía de la red eléctrica para calentar la estancia en la que se han emplazado. Estos dispositivos suelen usarse en casos de necesidad puntual de calefacción, ofreciendo una gran inercia térmica que les permite conservar el calor durante bastante más tiempo que otros sistemas de calefacción alternativos. Esto, de por sí, ya supone un ahorro en electricidad del 30%.

Para lograr esta eficiencia térmica, se hacen uso de diferentes tecnologías internas y de varios fluidos y materiales que dotan a estos emisores térmicos de propiedades únicas, haciéndolos así más adecuados para las aplicaciones que especificamos previamente.

Claves para elegir el emisor térmico perfecto para tu hogar

A continuación, vamos a listarte las claves a tener en cuenta a la hora de elegir el emisor térmico que mejor se ajuste a lo que necesitas:

– Potencia necesaria: la potencia es un factor fundamental a la hora de elegir el modelo de emisor térmico, puesto que determinará su capacidad para calentar la estancia en la que se encuentre. La fórmula de potencia mínima que debes usar a la hora de buscar el modelo ideal para ti es: Potencia = Volumen de la habitación x Factor de aislamiento x Diferencia de temperatura deseada.

– Programación y control: la programación del emisor térmico permite al usuario establecer horarios para encender o apagar el dispositivo, facilitando así el ahorro de energía eléctrica. También es recomendable hacerse con un emisor compatible con control remoto, lo que facilitará todavía más la gestión de sus funciones a distancia.

– Diseño y estética: para evitar que el emisor no contraste demasiado con la decoración utilizada en la habitaión, deberás asegurarte de que el modelo escogido es lo más discreto y minimalista posible. Cabe tener en cuenta que, hoy en día, podrás encontrar en el mercado emisores con opciones de personalización, tales como cubiertas intercambiables de colores variados.

El poder ahorrador de los emisores: Eficiencia energética y bajo consumo

Tal y como hemos explicado en apartados anteriores, el propio funcionamiento de los emisores térmicos incentiva el ahorro en energía eléctrica por parte del usuario, gracias a la inercia térmica que generan. Los emisores térmicos de bajo consumo de Create son perfectos para aquellas personas que necesiten ahorrar en su factura de la luz y no necesiten una diferencia térmica demasiado elevada en la estancia en la que piensan emplazar este aparato. Si, por ejemplo, piensas colocar el emisor en una habitación que cuenta con paredes capaces de retener eficazmente la temperatura del interior, puedes decantarte por uno de estos modelos de bajo consumo.

Teniendo este aspecto en cuenta, así como las claves que hemos listado en apartados anteriores, asegúrate de comprobar cuidadosamente las propiedades de cada uno de los modelos que encuentres en los catálogos de tiendas especializadas. Solo mediante una cuidadosa labor comparativa podrás encontrar el emisor térmico perfecto para tu hogar.

*Contenido elaborado en colaboración con una marca



Redacción Ahorro

Encuentra consejos de ahorro y alternativas para un consumo más responsable en el blog de Diario Público