¿Qué es el autoconsumo energético y cómo lograrlo?

Si te has preguntado qué es el autoconsumo energético y cómo lograrlo, hoy aclaramos tus dudas.

/
7 minutos
panel
Pixabay

La factura de la electricidad ha llegado a tal punto que es capaz de descalabrar todo el presupuesto familiar. Así que no es de extrañar que quien más y quien menos busque otras opciones para controlar su gasto e incrementar su ahorro.

Por eso puede que te hayas preguntado qué es el autoconsumo energético y cómo lograrlo por si te decides por esta modalidad de tener energía en tu casa. Hoy aclaramos tus dudas.

Qué es el autoconsumo energético

panel solar
Pixabay

El autoconsumo energético hace referencia al hecho de consumir la propia energía eléctrica que nosotros mismos producimos. También se habla de autoconsumo de energía cuando esta se produce en un edificio o en varias viviendas de una comunidad para el uso de los vecinos, es decir, para varios consumidores.

De tal modo, las energías renovables son las protagonistas de este método de consumo energético. Nos facilitan la posibilidad de producir y gestionar nuestra energía, al tiempo que ahorramos y cuidamos el medio ambiente. Una fórmula efectiva de combatir el cambio climático.

Por esos motivos, las dos formas más habituales de producción de energía para autoconsumo son los paneles fotovolcaicos, conocidos popularmente como placas solares, y los generadores minieólicos, para aprovechar el viento.

Coste de instalación

instalación
Pixabay

El coste de instalar los generadores minieólicos o los paneles solares, los más frecuentes en el caso de los particulares, son cada vez más accesibles. Además, los trámites burocráticos también se han simplificado. Hasta hace no demasiado tiempo, el papeleo para poder instalar en tu casa o en tu finca ese tipo de plantas energéticas eran una auténtica odisea. Eso ha cambiado en los últimos tiempos, con las nuevas regulaciones. Pero también es verdad que existen diferencias según la modalidad de autoconsumo que se elija instalar.


Si te preguntas cuánto puede valer una instalación de este tipo, para que tengas una orientación general, el coste de la instalación fotovoltaica para una vivienda unifamiliar oscila entre los 4.000 y 7.000 euros. Sin embargo, en las comunidades de vecinos puede salir más económico. Ten en cuenta que se comparte el coste de la instalación y se incrementa el número de paneles solares.

En todo caso, los precios dependen del tamaño, de la calidad del equipo y si tiene o no baterías. Por ese motivo, puedes encontrar ofertas por menos de 3000 euros con tres paneles. En estos casos, ten en cuenta tus necesidades. Tales casos podrían ser suficientes para el supuesto de una familia de dos personas, pero insuficiente si sois más en casa. Asimismo, vigila muy bien la garantía de la instalación: cuantos más años, mejor, y pregunta de cuánto tiempo será su rendimiento.

Modalidades de autoconsumo

panel
Pixabay

Pero antes de ponerte a pedir presupuestos, debes tener en cuenta las dos modalidades de autoconsumo existentes. Podrás elegir entre una modalidad de suministro sin excedentes, es decir, cuando se consume todo lo que se produce, y la modalidad de suministro con excedentes. En este último caso, la energía que te sobra puedes venderla e inyectarla a las redes de transporte y distribución. Ambas están reguladas en la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, y Real Decreto 244/2019, de 5 de abril.

No será necesario obtener permisos de acceso y conexión si la instalación de generación eléctrica está dirigida al autoconsumo sin excedentes. Además, la actual regulación facilita la instalación de una planta de generación de energía por varios interesados. Así que resulta sencillo apuntarse al autoconsumo como comunidad de propietarios si todos estáis de acuerdo.

Cómo lograr del autoconsumo de energía eléctrica

Para lograr el autoconsumo de energía eléctrica en tu vivienda o en todo el edificio en el que vives, si se ha aprobado en la comunidad de propietarios, lo mejor es recurrir a una empresa instaladora especializada.


La empresa instaladora se encargará de las licencias de obras que sea necesario solicitar, calcular el consumo estimado para tu familia o el grupo de consumidores que vayáis a utilizarla y diseñar convenientemente la instalación. También se ocupará de todo lo necesario según la modalidad de suministro que elijas, por si deseas derivar el excedente a la red de distribución general.

Solicita presupuesto primero por escrito para no llevarte sorpresas después. Mejor si comparas las condiciones y precios final de varios de ellos antes de decidirte por uno.

Ten en cuenta que, aun cuando se hayan simplificado los trámites, sí siguen siendo necesarios los permisos municipales de obras para la instalación, las autorizaciones ambientales, la inspección y, en su caso, el contrato de acceso a la red y de compensación de los excedentes, así como la inscripción en el Registro de Autoconsumo de Energía Eléctrica (RADNE).

Por todo ello, resulta más práctico acudir a las empresas instaladoras que podrán asesorarte en todo lo que necesites y no correr riesgos que luego pueden hacer que, a la larga, todo te salga más caro.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.