Es habitual que se incluya a las personas con deudas en las listas de morosos y, en ocasiones, puede que suceda sin que sean conscientes de ello. De hecho, hay quien lo desconoce hasta que no va a solicitar una nueva tarjeta bancaria o pretende cambiar de empresa de telecomunicaciones y se encuentre que le deniegan tales servicios.

Sea cual sea la circunstancia en la que te encuentres, hoy te contamos qué son las listas de morosos y cómo puedes salir de ellas. Toma nota por si tienes la mala fortuna de constar en uno de esos ficheros.

Registros de morosos

dinero
Fuente: Pixabay

Los registros de morosos son ficheros automatizados que agrupan los datos de personas físicas o jurídicas que tienen deudas pendientes con alguna empresa o acreedor. Estos listados se generan para que bancos, financieras y diversas entidades consulten la situación de solvencia en la que se encuentra un cliente o el solicitante de un crédito.

Con ello, comprueban la fiabilidad financiera de esa persona en concreto. Si el cliente está incluido en un fichero de morosos, pueden denegarle la solicitud del préstamo, del crédito o del servicio que pretendiera contratar.

El listado de morosos

Cualquier empresa o entidad acreedora puede ceder los datos de un cliente deudor para que sea incluido en una lista de morosos, siempre y cuando le hubiera informado en el momento del contrato de que, en caso de no pagar, podría ser dado de alta en un fichero de este tipo. De igual modo, la deuda ha de ser superior a 50 euros, y no puede encontrarse pendiente de arbitrajes ni de reclamaciones administrativas o judiciales.

ordenador
Fuente: Pixabay

Cuando la entidad gestora incluye en su registro de morosos los datos de esa persona física o jurídica debe comunicárselo en un plazo de 30 días. En la notificación se ha de incluir el motivo por el que se le ha añadido a la lista, el nombre y la dirección del acreedor que ha cedido sus datos y la cantidad económica que adeuda.

En España, el listado de morosos más relevante es el Fichero ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito), el cual utilizan la mayoría de las grandes compañías, como entidades financieras, empresas de telecomunicaciones, operadoras de servicios, editoriales y aseguradoras.

Salir del listado de morosos

cartera
Fuente: Pixabay

Para salir de un listado de morosos, tienes que pagar la deuda y, a continuación, solicitar la cancelación de tus datos al responsable del fichero para que te elimine de él. No olvides adjuntar tu DNI y el recibo o documento que acredite que has pagado lo que debías.

Si descubres que estás incluido en una lista de morosos mientras se encuentra en trámite una reclamación en vía administrativa, judicial o un procedimiento de arbitraje, porque no estás conforme con la deuda que se te imputa, deberás presentar una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos, ya que no se permite, en estos casos, ser incluido en el fichero.

Por otro lado, si te han incluido en un fichero de morosos y no tienes deudas sin atender, puede deberse a algún error informático o administrativo. En este caso, tienes que solicitar que te den de baja del fichero. Si tu solicitud no es atendida, debes denunciar lo sucedido ante la Agencia Española de Protección de Datos. Además, también has de tener en cuenta que tienes derecho a interponer una reclamación judicial por los daños que te haya causado esa inclusión incorrecta, para lo que es aconsejable que consultes con un abogado.

Por último, si quieres saber si tus datos están incluidos en el fichero de ASNEF, debes solicitar tal información a la entidad, adjuntando una fotografía del DNI. En el propio sitio web de la asociación se facilitan las direcciones a donde remitir tal solicitud, así como los modelos de escritos para la consulta de los ficheros, para la salida de los ficheros y para el ejercicio de los derechos de cancelación, rectificación y oposición en relación a los datos personales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here