Reduce la factura de la luz: Tres consejos que debes saber

2 minutos

La inflación comienza a hacer mella en Europa y su impacto se percibe especialmente dentro de las economías domésticas. En España, el ejemplo clave lo encontramos en la luz, donde el kWh ha anotado máximos históricos, con un crecimiento de casi 160 euros en promedio en la factura de la luz en comparación al pasado año. Lidiar con esta subida se ha traducido en un verdadero escollo dentro de las economías familiares. 

Valorar alternativas y nuevas oportunidades de ahorro se convierte en una prioridad, pero, ¿cuáles son los recursos que tenemos al alcance de nuestra mano? A continuación, compartimos contigo tres consejos básicos que te ayudarán a minimizar el precio de la factura de la luz. ¡Toma nota!

Contratar dos potencias en caso de que cuentes con una tarificación con discriminación horaria

Compañía eléctrica
Compañía eléctrica

Aunque lo más recomendable es escoger una tarifa luz sin horarios, quizá no opines del mismo modo. ¿Has decidido optar por una tarificación con discriminación horaria? En ese caso, quizá lo más recomendable sería contratar una potencia adicional. Con la contratación de dos potencias, podremos llevar un mayor control sobre nuestro consumo, estableciendo una para las horas punta (una potencia inferior) y otra mayor para las horas valle.

Aunque probablemente ya cuentes con una rutina planificada para optimizar tu consumo, esta solución puede ayudarte a evitar que se produzcan descompensaciones y garantizar que se produzcan sobresaltos a final de mes. ¿Cuentas con una tarificación de este tipo? En dicho caso, aprovecha que la CNMC permite contratar hasta dos potencias eléctricas en una misma vivienda para llevar mayor seguimiento sobre tu consumo. 

Reajusta la potencia eléctrica contratada

factura de la luz
Unplash

Según revela la Comisión Nacional de Mercados y Competencias (CNMC) la mayoría de consumidores tiende a contratar una potencia superior a la que realmente necesitan. Uno de los inconvenientes que se derivan de este tipo de situaciones es que existe un mayor descontrol sobre los hábitos de consumo y, a largo plazo, puede derivar en un incremento evitable de los gastos de la factura.

Saber si hemos contratado una mayor potencia de la que realmente necesitamos es relativamente sencillo. Basta con conectar de forma simultánea todos los aparatos electrónicos que se encuentren dentro del hogar. En caso de que no se produzca una interrupción de la corriente eléctrica y de que no “salten los plomos” significará que contamos con mayor potencia de la que realmente necesitamos.

A la hora de buscar oportunidades de ahorro a largo plazo conviene reajustar la potencia contratada. Para ello, es conveniente analizar cuántos aparatos necesitaremos conectar de forma simultánea en nuestro día a día y realizar un cálculo para definir una potencia máxima adaptada. Gracias a un reajuste a nuestras necesidades reales, podrá reducirse el gasto a largo plazo, así como modular nuestros hábitos hacia el ahorro.

¿Qué hay del autoconsumo?

La transición verde ha ganado impulso durante el último año y las continuas subidas que ha experimentado la luz tienen mucho que ver con dicha aceleración. El autoconsumo se ha convertido en la alternativa perfecta para miles de hogares. La estabilidad que proporciona, las oportunidades de ahorro (de hasta un 50% de en las facturas) que implica o el impacto positivo que este tipo de instalaciones generan en el medio ambiente han hecho que cada vez más familias se sientan atraídas por los paneles fotovoltaicos.

*Contenido elaborado en colaboración con una marca



Redacción Ahorro

Encuentra consejos de ahorro y alternativas para un consumo más responsable en el blog de Diario Público

Deja una respuesta

Your email address will not be published.