Seis ideas para aprovechar el pan duro

Hoy entramos en la cocina para contarte seis maneras de aprovechar el pan duro. Con alguna de ellas se convertirá en un ingrediente más de tus platos y con otras será el protagonista de unas cuantas recetas para chuparse los dedos.

ensalada con picatostes
Fuente: Pixabay/slvmarketing

Si hace no demasiado tiempo te comentábamos nuestros consejos para desperdiciar menos comida, también te resultarán útiles para ello las ideas que te traemos hoy. Y es que, a menudo, en todas las casas, sobra algo de pan que, al final, endurece y terminamos tirando. Pero esto no tiene por qué ser así.

Toma nota de esta media docena de formas de aprovechar el pan duro. Con alguna de ellas se convertirá en un ingrediente más de tus platos y con otras será el protagonista de unas cuantas recetas para chuparse los dedos. Vente con nosotros a la cocina.

Pudin

pudin
Fuente: YouTube/Anna recetasfaciles

Para empezar, vamos a darte una idea más para aprovechar el pan duro para preparar un delicioso postre que sorprenderá a toda la familia. Y es que el pan duro es perfecto para realizar una receta de pudín muy sencilla, que puedes hacer con los más pequeños de la casa.

Solo necesitas un sobre en polvo para preparar flan. Sigue exactamente las instrucciones y añade al final de la mezcla el pan cortado en rebanadas muy finas. Luego vierte esta mezcla en el molde e introdúcelo en la nevera para que enfríe. También puedes prepararlo directamente en recipientes individuales y, si eres especialmente goloso, te encantará servido con una bola de helado.

Y si prefieres una receta de un pudin de pan fácil solo con ingredientes naturales, necesitarás huevos, leche, azúcar, canela, limón y manzana. Te sorprenderá el resultado de este pudin de manzana y pan.

Pan rallado

cocina con pan rallado
Fuente: Pixabay/congerdesign

Una de las formas más fáciles de aprovechar el pan duro y que te permitirá ahorrar es transformarlo en pan rallado. Puedes triturarlo directamente, aunque hay quien prefiere tostarlo un poco primero antes de hacerlo. Guárdalo luego en un recipiente hermético y a salvo de la humedad y lo tendrás siempre a punto para preparar croquetas y otros rebozados.

Picatostes

ensalada con picatostes
Fuente: Pixabay/slvmarketing

Otro forma de sacar partido al pan duro es preparar picatostes con él. Tienes que cortarlo en dados de pequeño tamaño e introducirlos en el horno. Una variación es pasarlos por la sartén con aceite de oliva para freírlos, aunque sean algo menos saludables. Los picatostes pueden servirte para añadir a las sopas y a las ensaladas, aportando una textura a estos platos que, sin duda, los enriquecerá.

Otra opción es preparar los picatostes dulces para el acompañamiento de tus postres. Para ellos deberás freír el pan en un aceite de gisaol o de oliva muy suave y luego pasarlo por azúcar y canela. También puedes prepararlos en rebanada y degustarlos como unas sabrosas tostadas con la leche.

Tostadas francesas

Tostadas francesas
Fuente: Pixabay/ctvgs

Preparar unas tostadas francesas para desayunar es una estupenda forma de usar el pan duro y regalarse un desayuno espectacular en tu propia casa. Para ello, debes cortar el pan en rebanadas y rebozarlo en huevo, leche y canela. Fríe después el pan en una sartén con una pizca de mantequilla y obtendrás unas sabrosas tostadas francesas.

Migas

Migas de pastor
Fuente: Wikimedia/Tamorlan CC BY 3.0

Las migas son otra receta tradicional de aprovechamiento en las que el protagonista es el pan duro. Se trataba de un plato típico que consumían los pastores en nuestro país, de ahí que también se denomine «migas de pastor».

Según la región española encontrarás unas recetas de migas u otras, de manera que es posible distinguir, por ejemplo, entre las migas extemeñas, las migas manchegas, las migas aragonesas, las migas andaluzas y las migas murcianas. Algunas incluyen en la preparación longanizas o chorizo y otras se hacen con pescado. También encontrarás variaciones más actuales sobre la receta tradicional con todo tipo de ingredientes. Para preparar las migas, recuerda que cuanto más duro esté el pan… mejor que mejor.

Torrijas

torrijas
Fuente: Pixabay/ValverdeRedactor

Utilizar el pan duro para preparar torrijas es un clásico en casi todas las casas, sobre todo, durante la Semana Santa. Lo ideal es utilizar para ello pan blanco y que esté muy duro. Puedes preparar las torrijas con leche, con miel o sin leche ni huevo, según sea lo más adecuado para tu dieta o lo que más te guste.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here