Siempre hay algunos quehaceres dentro de casa que vamos demorando en el tiempo, ya sea porque no encontramos la ocasión, porque nos da pereza o porque ni siquiera nos acordamos de ellos. En estos días de cuarentena, así como en otras fechas en las que por cualquier motivo tienes que permanecer en tu hogar, es un buen momento para atenderlos y ponerse manos a la obra.

Estas son media docena de tareas domésticas de las que nunca te acuerdas y que puedes aprovechar para hacer estos días. Te damos unos consejos por si te animas a ello.

Limpieza de colchones

Colchón
Fuente: Pixabay/Ebowalker

Limpiar el colchón en el que dormimos es tan necesario como saludable. Lo más recomendable es hacerlo, como mínimo, dos veces al año, coincidiendo con la llegada de la primavera y con el inicio del otoño o invierno. También es un buen momento para darle la vuelta. Ten en cuenta que la limpieza del colchón va encaminada a que este no tenga ni bacterias ni ácaros ni restos orgánicos.

Además de los productos de limpieza que puedes encontrar a la venta, tienes la opción de utilizar bicarbonato o vinagre. Espolvorea el bicarbonato sobre el colchón y luego pasa la aspiradora.

El colchón quedará limpio y sin malos olores. Y si necesitas eliminar manchas, puedes usar un paño empapado en vinagre para frotar la zona afectada y luego dejarlo secar.

Ordenación de ropa de cama

Sábanas
Fuente: Pixabay/stevepb

Tal vez seas de esas personas que tienes los armarios ordenados e impecables, incluidos los de la ropa de hogar. Pero si sois muchos en familia también es probable que tengas algo desorganizadas las bajeras, las sábanas y las fundas de los nórdicos o de las almohadas. Así que este también es un buen momento para combinar todas ellas y preparar los juegos para ahorrar tiempo y esfuerzo a la hora de mudar las camas.

Aprovecha también para tirar las sábanas más viejas y recuerda que puedes reciclarlas en el contenedor de la ropa usada, ya que suelen utilizarse para la fabricación de nuevos tejidos.

Limpieza de cortinas

Cortina
Fuente: Pixabay/dadogi

Otra de esas tareas que solemos posponer y que, en cambio, nos hace sentir muy bien cuando vemos nuestra casa decorada con ellas es lavar las cortinas. Lo mejor es que las metas en la lavadora, si el tejido de las mismas te lo permite. Así que consulta su etiqueta y confirma cuál es el programa de lavado más adecuado para cada una de las cortinas de tu casa.

En primavera o en verano, y si las telas de las cortinas no son muy pesadas, después de lavarlas con un suavizante de tu agrado, puedes colgarlas tan pronto como las quites de la lavadora. Conseguirás que no se arruguen y que aromaticen tu casa mientras se secan.

Limpieza de ventanas

Ventanas
Fuente: Pixabay/cocoparisienne

Si has puesto las cortinas limpias te horrorizará darte cuenta de lo sucias que están las ventanas. Para lavarlas puedes utilizar agua con jabón para los marcos y limpiacristales para los cristales. Lo mejor es que lo hagas un día nublado, ya que con el sol no conseguirás que te queden tan bien. Primero debes limpiar los marcos con una bayeta de microfiba y luego centrarte en los cristales. Una vez apliques el limpiacristales, recuerda dejarlo actuar unos minutos antes de retirarlo y empezar a hacerlo por la parte superior.

Si quieres preparar tu propio limpiacristales puedes mezclar en una botella vinagre blanco, la piel de un limón y la piel de una naranja. También puedes optar por una mezcla de agua templada, lavavajillas y un chorro de vinagre blanco.

Limpieza del bote sifónico

Cuarto de baño
Fuente: Pixabay/jarmoluk

Otra de esas cosas que no solemos tener en cuenta a la hora de llevar a cabo los quehaceres domésticos es la limpieza del bote sinfónico. Esta pieza conecta la ducha y el lavabo y permite el paso del agua. En su exterior tiene el aspecto de una tapa hermética metálica con un tornillo en su centro. Sigue los pasos en los numerosos videos disponibles en internet sobre cómo limpiar el bote sifónico si te parece complicado o no sabes cómo hacerlo.

Renovar las juntas de azulejos

Cuarto de baño
Fuente: Pixabay/JamesDeMers

Por último, entre los quehaceres domésticos, no olvides renovar las juntas de los azulejos. Para limpiar y rellenar las juntas encontrarás a tu disposición diversos productos, como preparados en polvo, en masilla o en líquido. Necesitarás una esponja, el rejunte o preparado, una espátula y un rascador.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here