A la hora de vestir nuestra casa, las alfombras constituyen un elemento fundamental. No obstante, es necesario tener en cuenta algunas características y consejos para que resulten el complemento perfecto y lograr ese ambiente cálido y acogedor en el hogar.

Para ello, te facilitamos seis trucos para decorar con alfombras, que te permitirán elegir sin problema la alfombra perfecta para cada estancia de tu casa, entre los variados diseños, colores, materiales y formas disponibles.

Alfombras para decorar el recibidor

Recibidor
Fuente: Pixabay/JamesDeMers

Para el vestíbulo o el recibidor, son especialmente adecuadas las alfombras de pequeño tamaño elaboradas con materiales gruesos o resistentes, ya que hablamos de una zona muy transitada de la casa. Si en uno de sus lados colocas un objeto decorativo, como una maceta, un juego de maletas vintage o un perchero de pie, resaltará al máximo.

Ten en cuenta además, en el momento de elegir el formato, que en esta parte de la casa quedan muy bien las alfombras redondas o rectangulares, así como aquellas elaboradas con fibras vegetales como rafia, yute o sisal. Pero también tienes la opción de elegir modelos lavables en la lavadora, como son las alfombras Lorena Canals, perfectas para las zonas de paso, habitaciones infantiles, dormitorios y lugares tan frecuentados como el salón.

Elegir el color de las alfombras

Alfombras Lorena Canals
Fuente: www.regalarhogar.com

Además de la forma, ya sea circular, cuadrada o rectangular, debes fijarte especialmente en los colores de la alfombra. Y es que los tonos oscuros o fuertes siempre van a restar luz a la estancia, por lo que expertos como los de la web regalarhogar solo lo recomiendan en habitaciones amplias o en las que predominen los colores más claros.

Los tonos claros aportan luminosidad y agrandan ópticamente el tamaño del lugar donde se colocan. De tal manera, las alfombras de tonalidades claras resultan perfectas para cualquier espacio, especialmente, en aquellos de superficie escasa o que reciban poca luz natural.

Colocar la alfombra del salón

Salón
Fuente: Pixabay/BUMIPUTRA

Uno de los espacios en los que buscamos especialmente la calidez en nuestro hogar es el salón o la sala de estar. Para acertar con la alfombra, deberás coordinarla con el sofá y las cortinas. En función del tamaño, puedes colocar el sofá y el resto de muebles sobre la alfombra. Esto aporta elegancia y suntuosidad, aunque resulta más adecuado para habitaciones grandes. La otra opción es jugar con diferentes texturas en el suelo y crear distintos ambientes. De tal manera, si quieres resaltar  una mesa central y no arriesgarte a causar agobio espacial y facilitar la limpieza, sitúa la alfombra con ella en el centro y los muebles exentos.

Para el salón te recomendamos las alfombras de lana en tono crudo. Si quieres algo más vistoso, elige un estampado geométrico en tonos oscuros sobre el fondo claro. Obtendrás un efecto sofisticado a la par que bohemio.

Colocar la alfombra del comedor

comedor
Fuente: Pixabay/JamesDeMers

En el supuesto de que el salón y el comedor se encuentren en la misma habitación, lo mejor es colocar solo una alfombra en la zona de la sala, para separar espacios. Así, crearás dos ambientes completamente diferenciados, la habitación parecerá mucho más grande y ganarás luz y calidez.

Pero en el caso de que el comedor esté ubicado en una habitación individual, tienes la opción de situar una alfombra bajo la mesa. En esta estancia, este mueble es el rey, así que tendrás que seleccionarla en función de su forma, y deberás asegurarte de adquirir una de tamaño generoso, ya que todo el conjunto de mesa y sillas debe estar dentro de la alfombra. Para las mesas redondas, lo mejor es elegir una alfombra circular y para las mesas cuadradas o rectangulares, una de forma alargada.

Elegir la alfombra para el dormitorio

Fuente: Pixabay/tom4328

La alfombra del dormitorio debe aportar calidez y bienestar, por lo que tendrás que colocarla en función de las medidas de la cama y de las mesillas. Lo ideal para dar ese toque hogareño que invita a bajar de la cama y pisar una alfombra, es elegirlas en materias como la lana o el borreguito.

Puedes colocar una alfombra de gran tamaño desde el frente de las mesillas hasta uno o varios metros por delante de los pies de la cama. Esto es ideal si tu dormitorio es grande y tienes una cama de matrimonio. Otra opción es colocar un par de alfombras alargadas a cada lado o el tresillo completo.

Si en el dormitorio tienes un pequeño espacio como un office o un tocador, elige una alfombra pequeña para separar ambientes y ten en cuenta las distintas alfombras de la habitación para jugar con los tamaños y los espacios de suelo sin cubrir.

Elegir alfombras para habitaciones infantiles

Alfombra Lorena Canals
Fuente: www.regalarhogar.com

En las habitaciones infantiles resulta tan original como divertido colocar alfombras con forma de figuras, como estrellas, galletas o flores, estampadas con frases o decoradas con pompones. Y recuerda elegirlas lavables, como las de Lorena Canalls, para poder dar este toque que encanta a los más pequeños de la casa sin preocuparse por la limpieza posterior. Los diseños son tan bonitos y variados que te costará decidirte solo por una.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here